“Queremos que Francisco baje del papamóvil para que conozca la realidad en Holguín”

“Queremos que Francisco baje del papamóvil para que conozca la realidad en Holguín”

Es la primera vez que un papa visita la provincia oriental y ha generado una amplia expectativa

Holguineros esperan al papa (foto del autor)
Holguineros esperan al papa (foto del autor)

HOLGUÍN, Cuba.- El próximo 21 de septiembre el papa Francisco visitará la ciudad de Holguín donde desarrollará un amplio programa de actividades que incluye una misa en la Plaza Calixto García a las 10:30 de la mañana, y después impartirá la bendición papal a la ciudad desde La Loma de la Cruz, una elevación situada a 261 metros sobre el nivel del mar en cuya cima hay clavada una cruz de madera de cuatro metros de altura.

Es la primera vez que un papa visita Holguín y esto ha generado una amplia expectativa dentro y fuera de la comunidad católica en el territorio.

Recorrimos las calles para conocer qué piensan los holguineros sobre este histórico acontecimiento.

La reunificación de las familias que viven en la isla con las que están en los Estados Unidos es uno de los temas abordados a la hora de cifrar las esperanzas en la visita papal.

Esther Hernández, una católica de 63 años, espera que el papa Francisco contribuya a que se estrechen aún más las relaciones entre los dos gobiernos y esto facilite el reencuentro de las familias que por mucho tiempo han estado separadas.

“Hace más de diez años uno de mis hijos vive en la ciudad de Seattle en Estado Unidos y desde entonces él ha viajado una sola vez a Cuba con su familia”, lamenta Esther.

En la Catedral San Isidoro, minutos antes de la misa, también conversamos con Zoila Quiroga quien manifestó tener esperanza de que el Sumo Pontífice contribuya con sus rezos a que se ilumine la inteligencia de los gobernantes cubanos para que la situación económica del pueblo mejore.

“Este es un pueblo sufrido por todas las carencias que nos agobia. Aquí el costo de la vida es muy alto y gran parte de la culpa la tiene los que integran el gobierno que comete muchos errores y donde a menudo hay detenidos por corrupción “.

“Queremos que Francisco baje del papamóvil para que conozca la realidad en Holguín”, sentenció Quiroga.

Otros agradecen la visita papal por las obras de restauración que se acometen en la ciudad.

Quizás la más beneficiada en este sentido sea Loma de la Cruz, a la que se puede acceder a la cima en auto, por la carretera, o a pie, subiendo los 454 escalones.

“Para mejorar la subida a la cima de la loma, arreglaron y ampliaron la carretera, y por primera vez están pintando los escalones. También repararon las luminarias de la escalinata y le pusieron todos los bombillos, algo que demoró años en hacerse”, comenta Enrique Carralero, un deportista de 24 años.

También llama la atención que se acometen muchas obras de restauración, “pero solo en las calles y en las fachadas de las casas que incluyen el recorrido del Sumo Pontífice y esto se hace en detrimento de otros lugares donde hay casas en peligro de derrumbe y calles llenas de baches”, señaló Ignacio Quesada, vecino del centro de la ciudad.

Una de las beneficiadas es Georgina Blanco, jubilada y vecina de la calle Pepe Torres, cuya casa fue restaurada y pintada en su fachada.

“Me siento muy contenta por esta visita papal. Pintaron la fachada de mi casa y ha quedado muy bonita”, cometa Georgina.

Muy cerca a la plaza donde se oficiará la misa está la larga avenida de los Libertadores que en este momento se repara solo el tramo que recorrerá el sumo pontífice.

Mientras, otros habitantes de esta ciudad capital agradecen al Papa Francisco el hecho de poder comer pescado. Recientemente el pueblo pudo adquirir ese producto, después de más de 20 años de ausencia en las casillas donde se compra con la libreta de racionamiento.

René Diego, un consumidor, bromeó sobre este hecho al decir que “por fin se convirtieron los panes en peces” haciendo alusión al término bíblico.

Y acotó: “pienso que esta visita del papa Francisco no traerá ninguna mejoría para el pueblo cubano, solo servirá para legitimar al sistema comunista y a los hermanos Castro en el poder”.

Por su parte, Yaimara Carrasco, madre de una niña, invita al Sumo Pontífice visitar el hospital pediátrico, ubicado a un lado de uno de los tramos de la avenida de los Libertadores por donde pasará en su papamóvil. “Que venga aquí para que conozca las malas condiciones de estancia y de alimentación que le ofrece el hospital a los menores ingresados por dengue o cólera, enfermedades que todavía azotan a la ciudad.”, dijo Yaimara.

Algunos, como Consuelo Valdespín, se preguntan si dejarán que el papa Francisco vea a todos los indigentes que deambulan por la ciudad y sobre todo a la señora que habitualmente se sienta en los escalones de la entrada de la Catedral San Isidoro a pedir limosna.

[fbcomments]