Policía política mantiene acoso sobre periodista independiente cubano

Policía política mantiene acoso sobre periodista independiente cubano

Fue informado de que pudiera verse involucrado en la investigación de un crimen

Patrulla de policía (Twitter)

LA HABANA, Cuba.- El periodista independiente cubano Alejandro Hernández Cepero se enfrenta al acoso de las autoridades cubanas. En la última semana el comunicador fue informado de que pudiera verse involucrado en la investigación de un crimen.

Según dio a conocer el periodista, el pasado día seis fue citado vía telefónica a la estación policial de Guanabacoa, con motivo de aclarar la vinculación de su línea de teléfono en un delito de homicidio.

La llamada para la citación fue efectuada desde el celular 5 210 1346, número que en la base telefónica de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A. (ETECSA) pertenece a DSTCSA 2 Ave Independencia, Playa, Cuba 206 6495 5 280 3549.

Sin embargo, declaró Hernández que al devolver la llamada “me orientaron comunicarme con el número 77979287, el cual está registrado a nombre de la jefatura de la Policía Técnica de Investigación (PTI) en Corral Falso # 161 entre San Ambrosio y San Francisco, Guanabacoa”.

En el transcurso del 2017, dijo, es la segunda citación que recibe el comunicador. La anterior fue emitida por la Fiscalía General de la República, como consecuencia de las reclamaciones que este hiciera en contra de acciones tomadas por el Departamento de la Seguridad de Estado (DSE) para restringirle el acceso al servicio de agua potable.

Explicó que el acoso de las autoridades comenzó hace dos años, pero en septiembre pasado se recrudeció por causa de las actividades que realiza como periodista independiente y Pastor del Ministerio Apostólico y Profético de Restauración Bet-El Shalom, de doctrinas pro Israel.

Hernández, quien colabora con los portales CubaNet y Amanecer Habanero, expresó sentir preocupación “ante el desmedido aumento de la represión política” en su contra.

Alega que en 2015 estuvo incomunicado durante 66 horas en la 4ta Unidad de la Policía Nacional Revolucionaria, tras ser acusado con un modus operandi similar, de cometer un delito de amenaza con arma blanca.

El 2016 ha marcado un nuevo punto de inflexión en la represión política contra la prensa alternativa.

Un balance emitido por el Instituto Cubano por la Libertad de Expresión y Prensa (ICLEP), asegura que los periodistas independientes sufrieron al menos 225 detenciones arbitrarias, 144 amenazas y agresiones psicológicas; 53 fueron despojados de sus medios de trabajo, las agresiones físicas ascendieron a 24 mientras que encarcelados y expulsados de sus centros de trabajo, dos.

comments