Policía allana vivienda de dama de blanco en Guantánamo

Policía allana vivienda de dama de blanco en Guantánamo

Los oficiales maltrataron físicamente a menores de edad

GUANTÁNAMO, Cuba.- A las 4:00 a.m. de este miércoles, 29 de junio del 2016, fue allanada la vivienda de Celina Osoria Claro, representante del Movimiento de las Damas de Blanco en Guantánamo y vecina de la calle Los Maceo 1405 entre 3 y 4 Sur, por efectivos de las tropas especiales del Ministerio del Interior (MININT) y oficiales de la seguridad del estado, al frente de los que se encontraba el Mayor conocido por Bryan.

A la hora señalada, la puerta principal del inmueble fue forzada estruendosamente y alrededor de 35 militares penetraron en él. Según declaró Celina este jueves a Cubanet –casi sin poder hablar debido a que le apretaron fuertemente el cuello al inmovilizarla–, tanto ella como su esposo, Bartolo Campillo Romero, activista de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) y sus hijas Marichelis y Yelina Leyva Osoria, de 8 y 11 años de edad respectivamente, fueron maltratados por los militares. Osoria Claro fue lanzada violentamente al piso y cuando sus hijas, totalmente asustadas por el asalto, la abrazaron, fueron separadas violentamente.

Aproximadamente a las 5:30 a.m. Celina y su esposo fueron trasladados hacia la Unidad Provincial de Operaciones del MININT, quedando solas en la vivienda las hijas de Celina, una de las cuales fue interrogada por un oficial no estando presentes ninguno de sus padres. Esto constituye una violación del artículo 19 de la Convención de los Derechos del Niño, que prohíbe cualquier tipo de abuso físico y mental contra los menores de edad.

Celina fue detenida en bata de casa y descalza. Por los golpes recibidos, afirma haberse sentido mal físicamente, pero no había siquiera un equipo para tomarle la presión arterial. La mantuvieron en una celda hasta las 9:00 p.m., hora en que fue liberada. Su esposo Bartolo fue liberado a las 11:00 p.m.

También fueron detenidos y trasladados a Operaciones el señor Francisco Osoria Claro –hermano de Celina que acudió al lugar al ser avisado por un vecino– y la dama de blanco Sonia Estrella Santana, amenazada por uno de los oficiales con ser ingresada en el hospital psiquiátrico provincial. Ambos fueron liberados a las 11.30 a.m.

“Puedes quejarte donde te dé la gana”

Según describe el testimonio Celina, esta acción de registro en su domicilio viola lo establecido en los artículos 218, 219 y 220 de la Ley de Procedimiento Penal cubana. La legislación establece claramente que el registro debe practicarse entre las 5:00 a.m. y las 10:00 p.m., previa presentación de una orden firmada por un instructor policial o un fiscal, y debe además ejecutarse en la forma que resulte menos gravosa.

CubaNet verificó, en el domicilio, el estado en que quedaron la cerradura de la puerta principal y la pantalla del televisor de Celina, el cual, según su declaración, fue roto por los militares a propósito.

Según la declarante, le ocuparon 45 CUC, su carnet de identidad y el de su esposo, alrededor de 100 discos nuevos, una caja de discos con música infantil propiedad de sus hijas, tres cámaras fotográficas, dos memorias USB, tres teléfonos celulares, un equipo reproductor de DVD, una laptop, una bandera cubana, siete estolas con la bandera cubana y la imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre, un amplificador de música, un busto de yeso de José Martí, un escudo nacional, un cuadro con la foto de Laura Pollán –fundadora del Movimiento Damas de Blanco–, la propiedad de la casa, el testamento hecho por su papá a favor de sus hijas y el archivo del Movimiento.

En Operaciones le dijeron que el registro se efectuó buscando drogas y que nada de lo ocupado le sería devuelto, que podía ir a quejarse donde le diera la gana.

Antes de concederle la libertad le impusieron una multa de 500 pesos corrientes (CUP) y le hicieron un Acta de Advertencia por realizar propaganda enemiga.

Este hecho es similar a otros ocurridos en la provincia en meses recientes, donde varios opositores han sido despojados de bienes personales con total violación de lo establecido en la Ley de Procedimiento Penal cubana y en la Constitución de la República. La respuesta de la Fiscalía General en la provincia ha sido que no pueden hacer nada.

Este suceso ha ocurrido cuando se está amplificando por todos los medios oficialistas y discutiéndose públicamente el documento titulado “Conceptualización del Modelo Económico y Social Cubano de Desarrollo Socialista”, aprobado en el 7mo Congreso del Partido Comunista, que en su párrafo 68 afirma que uno de los principios que sustenta a dicho modelo es “el reconocimiento moral y jurídico de la igualdad de derechos y deberes de la ciudadanía y las garantías para hacerlos efectivos con equidad, inclusión y justicia social, expresados en la igualdad de oportunidades, y el enfrentamiento a toda forma de discriminación por color de la piel, género, identidad de género, orientación sexual, discapacidad, origen territorial y nacional, creencia religiosa, edad y cualquier otra distinción lesiva a la dignidad humana”. Casi lo mismo que afirma la Constitución castrista.

[fbcomments]