Declaración del Partido Demócrata Cristiano de Cuba

Declaración del Partido Demócrata Cristiano de Cuba

Ante la próxima reunión de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), que se desarrollará en La Habana

Declaración del Partido Demócrata Cristiano de Cuba sobre la Cumbre del CELAC en La Habana

1. Ante la próxima reunión de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), que se desarrollará en La Habana, hacemos un llamado a las autoridades que asistirán para que soliciten al gobierno cubano el inicio de un verdadero proceso integral de reformas que abarque los ámbitos económico, político y social.

2. Tradicionalmente, nuestro partido se ha opuesto a las medidas que han buscado el aislamiento de Cuba a nivel internacional, posicionamiento que hemos defendido en diferentes foros políticos internacionales. Sin embargo, al mismo tiempo y con mayor convicción, creemos que no se debe aceptar que el gobierno cubano se desentienda y aísle a sus propios ciudadanos de las transformaciones políticas y económicas que han ocurrido y ocurren para bien en la mayor parte de los estados de la región.

3. La bienvenida a Cuba en los diferentes mecanismos y organizaciones internacionales no debería ser para aumentar la impotencia de quienes en un contexto de inmovilismo y atropello a los derechos humanos no pueden sino interpretar dichos gestos como importantes espaldarazos al modo de actuar del gobierno de la isla, causa de sus sufrimientos. Tampoco se debería propiciar, y en estos hay mucha responsabilidad por parte de las democracias, que un estado se burle de las exigencias democráticas que los miembros de una organización se han otorgado y suscrito.

4. Por ello es importante que durante la próxima Cumbre los estados recuerden a Raúl Castro, la incompatibilidad de los actos represivos que ocurren bajo su poder, con los principios y valores que defiende la Cláusula Democrática de la CELAC, que plantea el compromiso de los miembros con “la promoción, defensa y protección del Estado de Derecho, del orden democrático, de la soberanía de los pueblos, de los Derechos Humanos y las libertades fundamentales, incluyendo entre otros el derecho a la vida, la libertad y la seguridad de la persona, el no sometimiento a torturas ni penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes, el no ser arbitrariamente detenido, preso o desterrado, ni objeto de ejecuciones sumarias y arbitrarias, de desapariciones forzadas, y la libertad de opinión y expresión”

5. Finalmente, hacemos un llamado a los demócratas de América Latina, a los medios de comunicación y al Secretario General de la Organización de Estados Americanos, José Miguel Insulza, para que en las próximas semanas sigan de cerca la situación en Cuba y denuncien cualquier acto represivo contra quienes legítimamente ejercen su derecho a la libre asociación, opinión y expresión, particularmente aquellos que amparados en estos derechos naturales se reunirán en La Habana el próximo 28 de enero durante la celebración del II Foro Democrático en Relaciones Internacionales y Derechos Humanos.

Miami, 22 de enero de 2014

Contacto: Marcelino Miyares (Presidente PDC-Cuba),miyares@pdc-cuba.org, Teléfono (+1)305 6443395

 

[fbcomments]