Cubanet
Noticias de Cuba – Prensa Independiente desde 1994
Sábado, 18 de noviembre 2017

Niegan asistencia médica a opositor cubano en prisión

José Rolando Casares se encuentra internado en “Kilo 5”

 |   |  comment count

José Rolando Casares (Foto: María Matienzo)

LA HABANA, Cuba.- José Rolando Casares, activista por los derechos humanos y miembro ejecutivo de la Mesa de Diálogo de la Juventud Cubana encarcelado en “Kilo 5”, la prisión provincial de Pinar del Río, le está siendo negada la asistencia médica desde que fue encarcelado.

“Se le rompió la prótesis dental desde que entró y le resulta muy incómodo masticar lo poco que puede comer”, denuncia Yamilka Abascal, activista y esposa del preso político, “él puede comer muy pocas cosas porque tiene una prótesis en el intestino desde que era niño”.

La condición médica de Casares le impide digerir bien la comida que sirven en la prisión, pero tampoco le permiten pasar comida elaborada al cubículo en que lo tengan en ese momento. “Di tú si además tampoco la puede masticar”, concluye su esposa.

Pese a sus 40 años de edad, Casares tiene que usar prótesis dental porque a principios de los 2000, cuando apenas comenzaba su actividad política, “le sacaron los dientes a golpes”, cuenta Yamilka, a quien le contaron de la brutal golpiza amigos y el propio Casares.

El activista fue juzgado el pasado 15 de febrero por los supuestos delitos de “desacato” en su figura básica, dos delitos de “atentado” y “ultraje sexual”. Fue condenado a cinco años de trabajo correccional sin internamiento junto a su esposa, Yamilka Abascal quien fue condena a 2 años de prisión domiciliaria pese a que en ese momento tenía 8 meses de embarazo.

Aunque su condena era sin internamiento, Casares se negó a trabajar de manera forzada en la construcción o en la agricultura como proponía la Fiscalía, por lo que fue llevado a “Kilo 5” y ahora, según Abascal “no saben dónde ponerlo”.

José Rolando Casares y su esposa, Yamilka Abascal (Foto: María Matienzo)

“Lo mueven constantemente porque no quieren que hable con los demás presos. Si cogen a alguien diciéndole ‘político’ lo castigan”, cuenta Yamilka, añadiendo cómo uno de los reclusos que más permaneció junto a Casares comenzó a reclamar sus derechos y ahora lo tienen en celda de castigo.

Yamilka anda como “loca” con los niños, “haciendo presión” no solo por el tema de la comida y por la inestabilidad a la que lo están sometiendo, o porque “no querían que le diera una enguantada”, sino y sobre todo, “por su libertad”, resume la activista.

Acerca del Autor

María Matienzo Puerto
María Matienzo Puerto

Maria Matienzo Puerto: Una vez soñé que era una mariposa venida de África y descubrí que estaba viva desde hacía treinta años. A partir de entonces construí mi vida mientras dormía: nací en una ciudad mágica como La Habana, me dediqué al periodismo, escribí y edité libros para niños, me reuní en torno al arte con gente maravillosa, me enamoré de una mujer. Claro, hay puntos que coinciden con la realidad de la vigilia y es que prefiero el silencio de una lectura y la algarabía de una buena película.

Relacionado:

Envíe su Comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no reflejan la opinión de Cubanet Noticias. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario que viole alguno de los términos y condiciones del reglamento será inhabilitado para volver a comentar. Pedimos a los usuarios abstenerse de utilizar palabras obscenas u ofensas de tipo personal. Enviar un comentario implica la aceptacion del reglamento. Servicio proporcionado por DISQUS.


comments powered by Disqus

Coméntalo en Facebook: