Firmante del ‘Proyecto Emilia’, sancionada a tres años y medio de prisión

Firmante del ‘Proyecto Emilia’, sancionada a tres años y medio de prisión

Kendra Rosabal alega haber sido inculpada por un delito de receptación que no cometió

Kendra Rosabal (Cortesía)

LA HABANA, Cuba.- La activista del Partido Unión por Cuba Libre (PUNCLI) y firmante del Proyecto Emilia, Kendra Rosabal Domínguez, fue sancionada este 8 de marzo por el Tribunal Municipal de San Cristóbal, provincia Artemisa, a tres años y medio de prisión.

Mirna Domínguez, madre de la activista, informó a CubaNet, que el presidente del tribunal la citó en la mañana del miércoles, para entregarle la sentencia impuesta a su hija por un posible delito de receptación, según establece el documento.

“Me entregaron un papel que especifica bien claro la sentencia que le impusieron a mi hija, pero el mismo no tiene ni firma ni cuño, lo cual es una violación (…), cuando reclamé me explicaron que esa era la indicación que tenían del alto mando del Gobierno y que no podían hacer otra cosa”, indicó Mirna.

El juicio contra Kendra habría sido celebrado el pasado 22 de febrero, quedando concluso para sentencia.

“Todo esto fue una maniobra de la Seguridad del Estado, porque la propia fiscal dijo en el juicio que no habían pruebas para acusarla de nada, y que era ella la que debía acusar de robo al sujeto que la agredió y la despojó de sus pertenencias”, explica Mirna.

El 22 de julio de 2016, la activista fue interceptada en un autobús, de manera violenta, por Alisbey Pérez Reyes, quien se hizo pasar por oficial del Departamento Técnico de Investigación (DTI) y le robó su teléfono y su monedero con la justificación de que era un operativo policial, según confirmaron testigos.

“Este individuo le robó sus cosas, y cuando le salieron al paso algunas personas, se desapareció. Luego apareció el carnet de identidad de Kendra en la estación de la policía dentro de una bolsa con carne de res, según dijo la policía (…) Con esta justificación la arrestaron y la enviaron a la prisión de mujeres del Guatao”, explicó Jorge Martínez Blanco, testigo del suceso.

Advierte la misma fuente, que en el documento emitido por el tribunal hubo manipulaciones, ya que desestimaron todas las declaraciones a favor de la víctima.

“Ellos, las autoridades, expusieron que mi declaración no era válida porque soy amigo de Kendra, algo que es mentira, pero además, la declaración de Kenisleydis Hernández Domínguez también fue desestimada por ser hermana de ella, y sin embargo, la declaración que vale es la del tal Alisbey, que es un exconvicto que colabora con la policía”, alegó Martínez Blanco.

[fbcomments]