Cuentos de buses y güagüeros

Cuentos de buses y güagüeros

Un expedidor y dos choferes, uno militante del Partido Comunista, aseguran que en la Terminal El Calvario existen abusos e irregularidades de varios tipos

foto tomada de Internet
foto tomada de Internet

LA HABANA, Cuba. – Entre noviembre y diciembre últimos, 68 trabajadores fueron separados de la capitalina Terminal de Ómnibus El Calvario y puestos a la espera de una nueva ubicación. Aún laboran en ese lugar, entre choferes, mecánicos, personal de servicio y administrativos, cerca de 200 personas.

Tres de ellos, un expedidor y dos choferes, uno militante del Partido Comunista, aseguran que en esa terminal existen abusos e irregularidades de varios tipos. Los tres han solicitado que se omitan sus identidades porque temen sufrir represalias. Creen incluso que si sus nombres son divulgados los expulsen del empleo.

En poco años, aseguran, han pasado por esa entidad 14 administradores, pero catalogan al actual, Ariel Jacob, quien lleva solo un mes en el cargo, como el peor de todos.

“Tiene antecedentes penales por apropiación indebida de bienes del Estado, dos actas de advertencia de la policía por amenazas, trata mal a las personas y siempre porta un cuchillo oculto bajo la camisa y tiene como una escolta personal. Con él siempre andan 4 o 5 de sus amigos, gente que trajo cuando se hizo cargo de la terminal”, afirma uno de los chóferes.

Si las cosas son de esa forma, pregunto, ¿quién lo nombró administrador de esa terminal de ómnibus?

“Jorge Luis Marrero León, el Director Provincial de la Empresa Metrobús; lo mandó del paradero de Playa para acá”, responde el expedidor.

“Y eso no es nada, cuando él llegó (Jacob), había entre 38 y 40 carros trabajando, ahora hay 17 o 18”, asevera el mismo chófer.

“Y la mayoría representan un peligro para la población. Tienen problemas en los frenos, sin intermitentes, bombillos fundidos y sin emergencia”, agregó el otro conductor.

Y si el chofer se niega a sacar el ómnibus en esas condiciones, ¿qué sucede?

“Dice que eso es negación del servicio, y que por eso nos puede sacar del trabajo”, adicionó el propio chofer.

¿Qué hacen el sindicato y el Partido Comunista ante toda esa situación?

“Todos pagamos y el sindicato no hace nada, no nos representa. Y los militantes de partido, exceptuando este que está aquí, todos parece que le tienen miedo”, responde el expedidor.

¿Cuánto es el salario de un chofer de ómnibus? Con el poco espacio que queda para la narración es bueno no dejar ese detalle fuera.

chofer guagua“El salario básico es de 315 pesos mensuales y 400 de estímulo. Hasta hace unos dos años recibíamos también 15 dólares. Pero todo eso está relacionado con la recaudación. Entonces uno tiene que estar atendiendo el volante, las tres puertas y la alcancía, pero si un policía de tránsito ve que no estás atento al volante te pone 60 pesos de multa, porque el chofer tiene que estar siempre atento al volante no ocupándose de una alcancía. Pero además, antes siempre existían tres tipos de recaudación: una en verano, otra en invierno y una tercera para los días de lluvia, ahora no. Ahora es una sola, como si siempre estuviéramos en verano”, alega el chofer, militante del Partido Comunista.

En noviembre del pasado año, 24 ómnibus de ese terminal sufrieron daños, al parecer, intencional, en la zona conocida como “acordeón”, es decir en el sitio donde las dos partes de estos ómnibus armonizan. La Policía Política, de acuerdo con lo conocido, calificó el hecho de “sabotaje”. Indagar en qué punto se encuentra ese asunto, era una pregunta casi obligatoria.

“No han atrapado a nadie. De todas formas hay 7 trabajadores presos, tres en la cárcel de Valle Grande y 4 en el Combinado del Este. Pero eso ha sido por robo de combustible u otra cosa. Pero nada de ‘sabotaje’”, asevera uno de los choferes.

Una última pregunta. ¿Qué desean ustedes qué se haga?

“Que nos acaben de dar las ‘guaguas’ nuevas que hace dos años nos están prometiendo.” En la respuesta coincidieron los tres.

josefornaris@gmail.com

[fbcomments]