Crimen pasional: Mujer es asesinada a puñaladas en Arroyo Naranjo

Crimen pasional: Mujer es asesinada a puñaladas en Arroyo Naranjo

El atacante fue baleado por la policía

Vehículo del Departamento de Criminalística de la policía cubana (Cubadebate/Archivo)

LA HABANA, Cuba.- Un hombre que intentó asesinar a su exesposa terminó a puñaladas con la vida de la compañera de trabajo de su antigua pareja, a la cual también alcanzó a herir de gravedad. El violento hecho, de móvil pasional, tuvo lugar la noche de este domingo en la barriada de Managua en el municipio capitalino Arroyo Naranjo.

Vecinos del lugar, llamados a testificar por las autoridades, informaron que la fallecida se nombra Olga Naranjo Rojas, de 47 años, mientras la mujer que logró sobrevivir fue identificada como Gretel Guzmán Ponce, de 42. Ambas víctimas fueron atacadas dentro de su centro de trabajo, una cafetería particular ubicada en la intersección de Calzada de la Managua y la carretera Santiago de las Vegas-Cuatro Caminos.

Familiares de Guzmán precisaron que el autor del crimen fue Belexis Saborit Verdecia, de 40 años, quien se encontraba en libertad provisional a la espera de ser enjuiciado tras las denuncias que le hiciera Guzmán por “intimidación y lesiones”.

“Ya había intentado matarla porque quiso dejarlo, pero tras la denuncia le pusieron una fianza de 2 500 pesos y lo soltaron a esperar el juicio en la casa”, dijo Marisol Ponce, prima de la herida.

Un joven que formaba parte del grupo de tres trabajadores en la paladar, y que se identificó como Leandro, describió que eran cerca de las nueve y media de la noche cuando Saborit cruzó de improvisto las cercas de la propiedad e irrumpió cuchillo en mano por la puerta trasera del local.

Acorde a su relato, dos puñaladas hicieron blanco en Guzmán antes que consiguiera brincar el mostrador y escapar entre los clientes.

La suerte de Naranjo fue diferente, alegó, pues intentó huir por la salida donde se encontraba el asesino, que al parecer frustrado por no cumplir con el objetivo de matar a su excónyuge, la sujetó por los cabellos y le propinó múltiples puñaladas entre el cuello y el abdomen.

“Luego la vi, ya muerta en el policlínico, y no sé cuántas eran pero tenía más de diez (perforaciones). Esa imagen nunca me la voy a poder borrar de la cabeza”, indicó otro testigo que no autorizó a publicar su identidad.

Después de cometer el acto sangriento Saborit se dio a la fuga, atemorizando con amenazas a vecinos y transeúntes. Cerca de las once de la noche una patrulla policial pudo ubicarlo, escondido en las cercanías del policlínico y portando aún el arma blanca.

“Corrió hacia ellos para atacarlos, entonces le dispararon como cinco veces. Todos corrimos cuando sonaron los tiros, pero se vio que lo montaron en la patrulla y salieron rápido, no se sabe si fue porque le llegaron a dar o para esconderlo de la turba de hombres que querían lincharlo”, comentó la fuente anónima.

Según se pudo conocer, anteriormente otras dos exparejas de Saborit sufrieron violencia extrema por motivos pasionales.

Una de ellas, Yunet Escobar, relató que en 2014 este la encerró dentro de la casa donde vivían, roció de keroseno el sitio y le prendió fuego. Por suerte logró salir y el fuego no llegó a tomar fuerza. Sin embargo, no efectuó la denuncia y el acto quedó impune.

La otra víctima se nombra Amalia, pero no se lograron conseguir sus apellidos y testimonio porque retornó a su hogar de origen en la provincia Holguín.

Osniel Carmona Breijo

(Pinar del Río, 1982). Graduado en 2002 de la Escuela Formadora de Trabajadores Sociales de Cojímar, La Habana. Se inicia en el periodismo durante el año 2009. Desde entonces ha recibido diferentes capacitaciones, entre ellas los cursos sobre Estándares Internacionales del Periodismo, Periodismo de Investigación y de Multimedia. Es amante del cine y la literatura latina, y ferviente seguidor de los equipos Industriales, de béisbol, y Real Madrid de fútbol.

[fbcomments]