Cierran clínica estomatológica en Holguín por problemas de higiene

Cierran clínica estomatológica en Holguín por problemas de higiene

Aguas putrefactas corren dentro de la instalación por la tupición y el deterioro de las tuberías del sistema hidrosanitario

Clínica Estomatológica Mario Pozo (foto del autor)
Clínica Estomatológica Mario Pozo (foto del autor)

HOLGUÍN, Cuba.- La clínica estomatológica Mario Pozo de la ciudad de Holguín ha sido cerrada por funcionarios de higiene y epidemiología a causa de las aguas putrefactas que corren dentro de la instalación por la tupición y el deterioro de las tuberías del sistema hidrosanitario, informa Nancy Carballosa, asistente que labora en el lugar hace más de 40 años.

La clínica, situada en la calle Peralta entre Aricochea y Luz Caballero, es la primera creada para la estomatología en la ciudad y abrió sus puertas en 1958 bajo el nombre de La Caridad. En sus 57 años de servicio nunca se le han cambiado las tuberías soterradas.

“Ni en los años ochenta, cuando había recursos, se preocuparon tan siquiera de repararlas”, aseveró Nancy.

Esta deficiencia ha impedido que desde hace un año los baños sanitarios de la instalación no se puedan utilizar ocasionando molestias a los trabajadores y visitantes.

El problema se ha planteado en varias ocasiones a las autoridades sindicales y gubernamentales que hasta el momento no han dado respuesta.

“Si esto sigue así dentro de poco habrá que cerrar definitivamente la clínica a la espera de una reparación general.”, expresó Nancy.

Una brigada de salud pública ha sido la encargada de realizar el mantenimiento cada vez que se presenta una situación similar, sin embargo las averías persisten por la antigüedad de las redes hidrosanitaria lo que ocasiona que el servicio se preste con mucha inestabilidad.

Las afectaciones han perjudicado a pacientes como Yolanda y Yenny quienes manifestaron su malestar ante el imprevisto.

“Tenía el turno para hoy y no pude atenderme porque la clínica cerró sin previo aviso”, señala Yolanda.

Por su parte Yenny sufrió una experiencia similar el mes pasado ocasión en la que el servicio no se prestó porque las tuberías que conectan al compresor tenían salideros.

“Desde septiembre estoy intentando que me empasten una muela, y no he podido resolver porque el día que me citan siempre hay un problema”, comentó.

Las atribuladas mujeres ahora fueron citadas para inicios de diciembre pero durante la larga espera temen volver a sufrir los dolores o en el peor de los casos tengan que extraer las ya deterioradas muelas.

[fbcomments]