Bahía Honda ya no cree en promesas

Bahía Honda ya no cree en promesas

Luego de ‘tantos años de mentiras’, se ha perdido la fe en el sistema

(Foto: Yosmany Mayeta)

LA HABANA, Cuba.- El “viejo Fabián”, como se le conoce en el pequeño municipio de Bahía Honda a este señor vendedor de granizados, recorre cada mañana las principales arterias de esa localidad artemiseña para refrescar a los habitantes, cuando las altas temperaturas interfieren en la rutina cotidiana.

“Siempre me muevo de un lugar para otro”, cuanta el anciano a CubaNet. “Los baches ya son parte de nuestra rutina, y mi carrito está acostumbrado a los movimientos bruscos”.

El municipio de Bahía Honda antiguamente pertenecía a Pinar del Río, pero desde la nueva división político-administrativa pasó a formar parte de la nueva y “experimental” provincia de Artemisa.

“Antes estábamos mejor”, recuerda Gladis, residente de la calle 27 de los tiempos en que pertenecían a la provincia más occidental de la isla. “Ahora nos tienen olvidados y somos los últimos para todo, en vez de ser un municipio en prueba”.

(Foto: Yosmany Mayeta)

Felipe Bueno, delegado de circunscripción (representante comunitario), cuenta a este diario que muchos han sido los planteamientos de los electores en torno al problema del mal estado de las vías en reuniones anteriores. “Este período de asambleas de rendición de cuentas (reuniones con los vecinos) sigue con estas mismas problemáticas: no se solucionan los baches y las lagunas son cada vez más grandes”, dijo.

También señaló que en innumerables ocasiones ha transmitido estas quejas en las reuniones de la Asamblea Municipal del Poder Popular y hacen caso omiso, justificándose con la falta de recursos en el municipio.

Uno de los puntos más afectados es la intersección de la Calle de La Mina y 23, donde confluye un notable tráfico local y quedan algunos de los negocios privados y estatales de mayor importancia en la zona.

Un comerciante de productos agrícolas y cárnicos que tiene su punto de venta en dicha esquina, refirió que “los huecos” en la vía afectan las ventas de los nuevos emprendedores. “Cuando el agua albañal decide subir, tenemos que quitarnos porque entra en ocasiones hasta los portales donde estamos ubicados y también cuando pasan los carros nos salpican, afectando así nuestra merca”.

Cuando llueve es todavía peor. “La calle se vuelve intransitable y tenemos que cerrar el negocio”.

(Foto: Yosmany Mayeta)

Otra vecina de la calle de la Mina apuntó que hace más de dos años comenzaron a reparar algunas carreteras principales, aunque las que quedan en el centro de la localidad no fueron beneficiadas con estas reparaciones y solo fueron “ocultados algunos baches con un poco de tierra”, quedando así otra vez al descubierto estos huecos en las vías transitables en pocas semanas.

Nelson Salazar vive en el Reparto Nuevo y cuenta a este diario las vicisitudes que ha pasado desde la fundación de la comunidad. “Ahora es que podemos contar con la calle principal que da acceso a la secundaria, pero aún estamos esperando las calles aledañas entre los edificios”. Dice que solo cuentan con aceras, pero cuando llueve asegura que tiene que salir calzando bolsas de plástico para no llenarse de fango.

Josefa, del Reparto Forestal, a la entrada del pueblo, comentó que no solo las calles del centro son las que presentan estos problemas.

(Foto: Yosmany Mayeta)

“Muchos vecinos nos hemos reunido para sacar escombros de nuestras construcciones y rellenar los huecos en las calles. Hace muchos años que nos tienen olvidados y no podemos seguir esperando por unas mejorías que no llegarán”, confesó.

Un representante del Consejo de la Administración Municipal en la ciudad apuntó que se pretende ejecutar nuevos proyectos para la reparación de edificaciones y el mejoramiento de las vías en Bahía Honda.

“Solo estamos esperando la decisión de las autoridades de Artemisa y su apoyo con equipamientos más grandes para acometer esta tarea. Son muchos años de olvido gubernamental y de pretextos injustificables”, dijo bajo condición de anonimato el funcionario.

Aunque ya se comienza a observar el ajetreo en algunas instituciones de la céntrica calle 23 de Bahía Honda, y las reparaciones de aceras en otras calles periféricas, los residentes de este municipio andan aún escépticos. “Son tantos años de mentiras que ahora solo nos queda ver para creer”.

(Foto: Yosmany Mayeta)
[fbcomments]