Activista LGBTI es detenido y su vivienda requisada por la policía

Activista LGBTI es detenido y su vivienda requisada por la policía

Se trata de la tercera ocasión en que es arrestado en menos de un mes

Nelson Gandulla (Cortesía)
Nelson Gandulla (Cortesía/Archivo)

CIENFUEGOS, Cuba.- Por tercera vez en el trascurso de un mes la Seguridad del Estado la emprende contra el activista LGBTI Nelson Gandulla Díaz. En esta ocasión fue llevado detenido junto con su pareja, Yordany Oliva Rosell, a una unidad policial tras lo cual su domicilio fue sometido a un registro del que resultó el decomiso de bienes personales.

Gandulla se encontraba el pasado este jueves sobre las 11:00 a.m. en las oficinas de Inmigración y Extranjería (IE), a donde había ido para indagar sobre una restricción de viaje que existe en su contra y que le impidió viajar a Colombia el pasado 9 de enero.

Dos d√≠as antes de su pretendida visita al pa√≠s suramericano, hab√≠a llegado a su casa una citaci√≥n firmada por el ‚Äúcapit√°n Ihosvani‚ÄĚ, para que se presentara el domingo 8 de enero, a las 10:00 a.m. en esas oficinas. Como se encontraba fuera de provincia no pudo asistir.

Tras notificar a la recepcionista de I.E el motivo de su presencia, ésta lo informó a un oficial, quien le pidió el pasaporte y les dijo que esperaran.

‚ÄúNos tuvieron una hora esperando. De buenas a primera lleg√≥ un carro patrulla, el n√ļmero 216, el capit√°n Ihosvani nos pidi√≥ los m√≥viles y nos dijo que ten√≠amos que acompa√Īar a los patrulleros hasta la Primera Unidad de la Polic√≠a‚ÄĚ, relata Gandulla.

Seg√ļn el activista, al pedir que le informasen las causas por la que era detenido, el capit√°n le respondi√≥ que en la unidad se enterar√≠a. ‚ÄúYa en la Unidad me explicaron que desde el pasado 9 de enero se hab√≠a emitido una orden de registro a mi domicilio, pues ten√≠an informaci√≥n que me estaba conectando ilegalmente al Internet desde la casa‚ÄĚ, dijo el entrevistado.

‚ÄúMe montaron en un carro donde viajaban un oficial, un instructor y un perito. Delante viajaba otro carro donde iban cuatro personas, entre ellos dos presos que momentos antes estaban trabajando en la construcci√≥n, reparando la Unidad, y que fueron los testigos que emplearon.‚ÄĚ

Recuerda Rosell que al llegar a la casa le esperaban ingenieros de las telecomunicaciones, y entre diez y quince efectivos de la Seguridad del Estado, que portaban c√°maras de video y fotos para dejar constancia de todo el proceso.

‚ÄúQuer√≠an decomisarme una impresora. Al final no lo hicieron. Lo que s√≠ se llevaron fue un receptor de DirecTV que decomisaron‚ÄĚ, expresa Gandulla, quien refiere que de all√≠ fue llevado nuevamente a la Unidad donde un instructor de la polic√≠a levant√≥ un acta de decomiso y le notifico que retendr√≠a hasta el lunes los celulares y una mini laptop que portaban los activistas en el momento de la detenci√≥n.

[fbcomments]