Fuerzas del Estado Islámico destruyen célebre templo en Palmira

Fuerzas del Estado Islámico destruyen célebre templo en Palmira

Los yihadistas volvieron a atacar un tesoro arqueológico mundial en Siria, declarado Patrimonio de la Humanidad

Templo de Baalshamin (foto de EFE)
Templo de Baalshamin (foto de EFE)

AGENCIAS.- Los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI) volvieron a atacar un tesoro arqueológico mundial al volar un célebre templo de la parte vieja de Palmira, en Siria, declarada Patrimonio de la Humanidad.

Hace menos de una semana, el grupo extremista decapitó al exresponsable de las Antigüedades de Palmira, Jaled Al Asad, de 82 años, hombre de fama mundial por sus conocimientos sobre este lugar único en el planeta.

EI, que ha destruido tesoros arqueológicos en Irak, en mayo conquistó Palmira, conocida como “la perla del desierto” y suscitó grandes temores de la Unesco y la comunidad internacional.

“Daesh (acrónimo en árabe de EI) colocó una gran cantidad de explosivos en el templo de Baalshamin para luego hacerlos estallar. El edificio quedó destruido en gran parte”, indicó ayer a la AFP Maamun Abdulkarim, director de las Antigüedades y Museos de Siria.

“La cella (parte cerrada del templo) fue destruida y las columnas a su alrededor se derrumbaron”, precisó el responsable.

El templo de Baalshamin —el más importante después de Bel, según el Museo del Louvre de París— comenzó a construirse el año 17 y fue embellecido por el emperador romano Adriano el año 130. Baalshamin, dios del cielo fenicio, se asocia a Aglibol (dios de la luna) y a su hermano menor Malkbel (dios del sol).

“Nuestras predicciones más negras lamentablemente se están realizando”, deploró Abdulkarim.

Los yihadistas “cometieron ejecuciones en el teatro antiguo, en julio destruyeron la famosa estatua del León de Atenea, que se encontraba a la entrada del museo de Palmira, que han convertido en tribunal y prisión. También asesinaron el martes al director de las Antigüedades de la ciudad, Jaled al Asad”, continuó.

El Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH) confirmó la destrucción de este monumento histórico por EI, que considera idólatras las obras preislámicas, sobre todo las estatuas.

Después de arrebatar a las fuerzas del régimen sirio el control de Palmira, el EI ejecutó a cerca de 200 personas en el interior y exterior de la ciudad.

Acerca del Autor

Agencias

Agencias

Agencias de Noticias

[fbcomments]