Corea del Norte celebra ataque a embajador de Estados Unidos

Corea del Norte celebra ataque a embajador de Estados Unidos

Corea del Norte consideró el jueves el ataque con cuchillo al embajador estadounidense en Seúl, Mark Lippert, como un “castigo justo”, por la decisión de Estados Unidos de seguir adelante con las maniobras militares conjuntas con Corea del Sur

embajador“Castigo justo para los belicistas estadounidenses”, es el titular del breve despacho lanzado por la agencia oficial de noticias de Corea del Norte El comunicado de la agencia KCNA, consideró el jueves el ataque con cuchillo al embajador estadounidense en Seúl, Mark Lippert, como un “castigo justo”, por la decisión de Estados Unidos de seguir adelante con las maniobras militares conjuntas con Corea del Sur.

La agencia aseguró que el ataque a Lippert por un activista nacionalista refleja la postura de la opinión pública surcoreana “que es crítica con Estados Unidos por causar una crisis bélica en la península coreana por sus ejercicios militares conjuntos” con Seúl.

Kim Ki Jong, de 55 años, fue detenido y puesto bajo custodia después de que atacó al embajador Mark Lippert con un cuchillo el jueves por la mañana, hora local. El asaltante contó a la policía que el móvil de su acción había sido su oposición a estos ejercicios y a menudo culpaba a Estados Unidos por las tensiones en la península coreana.

El gobierno de Corea del Norte rápidamente reaccionó, llamando al incidente como “un ataque con cuchillo de justicia”, el cual refleja el “sentimiento contra Estados Unidos” en Corea del Sur, según una declaración.

En 2010, Kim fue condenado a una pena de cárcel (suspendida) por lanzar un bloque de hormigón a un enviado de Japón a Corea del Sur.

Kim supuestamente albergaba simpatías por Corea del Norte.Había visitado Corea del Norte seis veces entre 2006 y 2007, había intentado levantar un memorial para el exlíder norcoreano Kim Jong il, en Seúl, y una vez se prendió fuego en frente de la oficina presidencial.

Kim fue miembro del Consejo de Corea para la Reconciliación y la Cooperación, que el jueves tenía una reunión con Lippert en la que ocurrió el ataque. El grupo aboga por la reunificación de las dos Coreas, así como la ayuda humanitaria a Corea del Norte.

Kim fue uno de sus 181 miembros, pero no estaba en la lista de invitados para el evento, según la policía. Sin embargo, se le permitió entrar porque personal del evento lo reconoció por la organización.

A pesar de que parecía un tanto desaliñado el jueves por la mañana, fue capaz de entrar al evento porque el personal estaba familiarizado con Kim, dijo la policía.

Planeado por días

Inmediatamente después de que presuntamente acuchilló el embajador en la cara y el brazo, Kim fue derribado al suelo.

Cuando fue trasladado a un hospital, Kim gritó: “los ejercicios militares de Corea del Sur y Estados Unidos deben detenerse”.

Cada año, Estados Unidos y Corea del Sur tienen ejercicios militares conjuntos, que ambos países dicen que son defensivos y no provocativos. Sin embargo, los ejercicios también atraen la crítica del régimen norcoreano, que dice que los ejercicios son ensayos para un ataque contra el régimen.

Kim también dijo a la prensa de Corea del Sur que había planeado el ataque durante 10 días, y se atribuyó la responsabilidad de quemar una bandera de Estados Unidos en la embajada en la década de 1980.

Un sitio web asociado a Kim muestra una foto de él con los manifestantes con un cartel que decía: “Detengan los ejercicios de guerra que bloquean el diálogo Norte-Sur de Corea”. La foto fue tomada el 24 de febrero en frente de la embajada de Estados Unidos, de acuerdo con su sitio web.

Embajador cercano a Obama

Lippert han sido una persona de  confianza del presidente Barack Obama desde que el mandatario estaba en el Senado en 2005. El embajador trabajó con Obama en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado y viajó alrededor del mundo con el senador mientras obtenía experiencia diplomática que implementó en su campaña presidencial.

Cuando Obama declaró que contendería para la presidencia en 2008, Lippert estaba a su lado, y viajó por Estados Unidos con el candidato, para terminar siendo el jefe de asesores de política exterior de la campaña del ahora presdiente estadounidense.

Una historia del Wall Street Journal que se publicó en 2014 hizo un perfil de la vida de Lippert mientras estaba en Iraq, y la nota incluyó una anécdota del embajador, en el que recibió un mensaje en su teléfono del entonces senador Obama, que decía, “te extraño hermano”.

AGENCIAS

[fbcomments]