El Heraldo Cubano
c/o Rigoberto Artiles
Skarpnacks Gardsvagen 10E
128 31 Skarpnack. Sweden.
Tel/Fax: 46-08-605 57 48
E-mail:
[email protected]
[email protected]

Un reto para los nuevos cubanos

Cuba: identidad en crisis

El pensamiento etico y politico que nos viene desde Varela a Marti que fue inspiracion de las generaciones de los anos treinta e hizo resurgir el proyecto nacional cubano por el que Marti cayoen Dos Rios, es practicamente desconocido. Nadie puede olvidar lo que es porque eso conlleva a dejar de ser.

Janisset Rivero. IDEAL. Miami, EUA.

Una interesante controversia en una clase de literatura cubana en la Universidad Internacional de la Florida me motivo, al fin, a escribir este articulo que mas que todo es un ejercicio que parte de una profunda reflexion sobre mi identidad. Y es que cada ser humano, en un instante de su existencia, tiene que explicarse quien es, de donde viene y hacia donde va.

Para los jovenes (que constituyen mas del 70% de la poblacion cubana actual) este ha sido un proceso muy doloroso. Primero porque a los que han nacido en la isla se les ha negado la posibilidad de conocer su pasado. La historia de Cuba ha sido, durante estos 38 anos, contada a medias. El pensamiento etico y politico que nos viene desde Varela a Marti, que fue inspiracion de las generaciones de los anos treinta e hizo resurgir el proyecto nacional cubano por el que Marti cayo en Dos Rios, es practicamente desconocido. La etapa republicana, que es una de las mas ricas y definitorias etapas de nuestro joven pais ha sido borrada y tergiversada de acuerdo a los intereses politicos del gobierno. Y en su lugar han llenado los libros de historia de patranas tales como la de Marti el "autor intelectual" del asalto al Cuartel Moncada, o como artifice de una revolucion que en realidad ha negado la esencia del pensamiento civico cubano.

Partiendo de esta tergiversacion de la historia el regimen totalitario ha utilizado una antigua tecnica de condicionamiento psicologico mediante la cual el individuo es inducido a responder a dos estimulos diferentes como si se tratase del mismo. Utilizando las ventajas de una sociedad cerrada donde todos los medios de comunicacion estan bajo el control gubernamental, la tirania ha logrado identificarse con los valores que definen a la nacion cubana. Esto es que el regimen y sus simbolos, incluyendo, por supuesto, la imagen del dictador se han convertido en la definicion absoluta de la cubania.

La crisis de identidad que sufren las nuevas generaciones cubanas tiene sus bases en este mecanismo. La explicacion es simple. Si Castro es la Revolucion, y la Revolucion comenzo en el asalto al Cuartel Moncada, y si Marti (quien realmente representa los mas genuinos valores de la nacion cubana) es presentado como el "autor intelectual del Moncada", entonces la identificacion Castro-Marti conlleva a la conclusion de que Castro es Cuba.

El joven cubano que se opone a Castro, siguiendo la logica de este mecanismo, se opone a Cuba. De esta manera la persona cae en un conflicto de negacion de si misma y de los elementos que constituyen su identidad. Hacer algo por Cuba es servir a Castro, y si la persona no quiere a Castro tampoco quiere a Cuba.

El individuo prefiere, entonces, escapar. Escapar no so1o de las circunstancias deplorables de la vida en Cuba, de las humillaciones, los actos de repudio, las brigadas de respuesta rapida, la carcel, la vigilancia perenne, sino escapar de la verguenza de ser cubanos, porque ser cubanos, para ellos, es ser "castristas". Escapar y olvidar. No es raro encontrarse a jovenes cubanos que cuando logran salir de la isla pretenden borrar a Cuba de sus vidas, o que dentro de la isla, se muestran apaticos a todo. Los entiendo. Es el dolor de sentirse traicionados en lo mas elemental. Es el terrible sentimiento del nino que quiere ser extranjero cuando sea grande porque ser cubano es una verguenza.

Pero, !que torpe pretension esa del olvido! Nadie puede olvidar lo que es porque eso conlleva a dejar de ser. Las raices culturales que se traducen en signos muy concretos: lenguaje, tipo de comida, forma de relacionarse, fisionomia e historia prenden y definen a los integrantes de una nacion con un sello unico. El que nace cubano, aunque se nacionalice japones va a seguir siendo cubano. Aunque hable perfecto el ingles o el aleman no podra ocultar a si mismo su cubania. Para los que han decidido negarse lo que son, esta realidad se convierte en una trampa abominable. A cada paso los descubre una palabra, un recuerdo. Y al cabo, se convierten en fugitivos de su propia conciencia.

Del otro lado del mar, para los que han nacido o crecido en otros paises, la cubania es un concepto difuso. Es la nostalgia de los padres y abuelos; son los recuerdos evocados por ellos durante las reuniones familiares, llenos de esa magia que reviste el pasado. O, en el peor de los casos, es el rencor y el odio por todo lo que sufrieron los suyos. De nuevo, la negacion de Cuba es el rechazo al dolor. Quien descubre, en un instante de su vida, que no se siente ni en costumbre, ni en historia, parte del lugar donde ha vivido la mayoria de su existencia, pero a la vez tampoco es parte de ese otro pais madre, donde se esconde la razon primigenia, sufre el conflicto de la no pertenencia, que tambien es una cara de la crisis de identidad.

Descubrir a Cuba se ha convertido en el reto de los nuevos cubanos. Paso a paso, a tientas, le hemos ido reconociendo las aristas a nuestra cubania. Hemos buscado nuestras razones de pueblo en la historia verdadera. Nos hemos acercado con ternura de hijos al pensamiento de Varela, Saco, Luz y Caballero, Mendive, Marti, Enrique Jose Varona; con curiosidad y sobresalto al brio de la Cuba sonada por los jovenes de los Directorios estudiantiles y de los sindicatos y agrupaciones civicas de la Cuba republicana. Por ellos, que encarnaron en sus intelectos y acciones el mas puro patriotismo, redescubrimos nuestro orgullo cubano.

Los que han preferido el falso olvido, o aun se debaten entre el recuerdo crudo y la apatia; los que decidieron odiar o guardar rencor por herencia, y no pueden sus sentidos percibir mas alla de su circunstancia, perduraran atrapados en el simulacro de la ningunidad. Y habran, en definitiva, renunciado a la busqueda de su razon. Que no puede ningun ser humano proyectarse universalmente sin entender, primero, el lugar (espiritual y concreto) que lo define y lo afianza en lo que es.

A los que nos negaron la historia, y nos condicionaron el pensamiento, y aun asi, no quisimos renunciar a la busqueda; a los que no pudieron conformarse con la nostalgia de sus padres, o sus ojos miraron mas alla del odio o el rencor, y no renunciaron a la busqueda, nos alienta el brillo de la Cuba que sonamos, con lo mejor de nuestros ideales. Y no es la ilusion de una Cuba falsa donde todo sea perfeccion y alegria la que nos alienta, y mucho menos la torpe idea de recuperar perdidas posesiones. Es la Cuba profunda que hay que cargar en peso para restanarle heridas y dolores. La Cuba que palmo a palmo habra de recorrerse para sembrarle los campos, incentivar la economia y, sobre todo, recuperarla de la desesperanza. Es la Cuba donde no se diferenciaran los de aca y los de alla porque todos seremos cubanos, asi simplemente. La Cuba extendida, por la que se luchara no solo dentro de la isla sino en cada rincon del mundo donde un cubano influya y encuentre apoyo para la reconstruccion y el porvenir. Es la Cuba de la familia reconciliada; de la libertad que es, como decia Enrique Jose Varona, el unico camino a la concordia; la isla santuario de todos, donde cada cubano, de una vez y por todas le diga si a la vida, a la democracia y al reto de ser para Cuba, que es una forma de ser para toda la humanidad.


Seleccion de trabajos
DemocraciaPress. Estocolmo, Suecia.
Ofrecemos una seleccion de trabajos publicados por El Heraldo Cubano, numero 21, enero, 1997. El Heraldo Cubano es una publicacion de Fraternidad Cubana, organizacion de exiliados cubanos en Suecia. Se autoriza la reproduccion de los siguientes materiales, siempre que se mencione la fuente.