Walfrido Rodríguez: “La dictadura siempre nos tiene en la mirilla”

Walfrido Rodríguez: “La dictadura siempre nos tiene en la mirilla”

El opositor cubano, que realizó una protesta en su barrio tras haber sido multado con 1 500 pesos, denunció que la Seguridad del Estado intenta asfixiarlo económicamente

LA HABANA, Cuba. – Walfrido Rodríguez Piloto, el opositor y expreso político cubano que protagonizó una protesta en su barriada tras haber sido multado con mil quinientos pesos, denunció que la Seguridad del Estado cubana intenta asfixiarlo económicamente, con la intención de doblegarlo para que abandone su activismo político.

“Decidí realizar esta protesta a raíz de que los esbirros de la Seguridad del Estado vinieron con la policía y me decomisaron mi bicitaxi con todas las viandas, con lo cual yo me ganaba la vida. Como es una injusticia, porque yo no le hacía daño a nadie, todo lo contrario, porque lo que hacía era llevarle los productos a los viejitos hasta la puerta de la casa, por eso entonces decidí que era importante protestar para que la gente supiera lo que me había pasado”, denunció Walfrido.

El opositor, que reside en la barriada del Palenque, en el municipio de La Lisa, ofertaba en su localidad de residencia, a precios módicos, según su opinión, variedad de viandas y vegetales.

“Yo estaba parado con mi bicitaxi vendiendo mis vianditas, cuando llegó un jeep de la policía junto con la Seguridad del Estado y me lo quitaron todo. Además, me llevaron para la estación de la policía donde me tuvieron dos días encerrado en un calabozo y cuando me soltaron me pusieron también 1500 pesos de multa. Mira cuantas medidas me aplicaron”, señaló.

Según confiesa, no tiene intenciones de pagar la multa impuesta, bajo el argumento de que no dispone de ese dinero. Alega, además, que lo que se cometió con él fue una arbitrariedad.

“Lo poco que yo me ganaba con mi venta me daba malamente para comer, así que de donde voy a sacar yo 1500 pesos para pagar esa multa, si ahora mismo estoy viviendo gracias a la caridad de mi hermana, de mi papa o de algún amigo. Hoy mismo lo que voy a comer es arroz y croquetas y le doy gracias a Dios que al menos pude conseguir eso; la vida de un opositor que enfrenta una dictadura como esta es dura, muchas veces me he tenido que acostar hasta sin comer”, lamentó.

En el año 2011 Walfrido fue sancionado por los tribunales del régimen a cinco años de privación de libertad tras protagonizar, junto a otros tres activistas, una protesta en la Plaza de la Revolución. Al poco tiempo de estar en prisión y por su activismo detrás de las rejas, fue enviado a una prisión ubicada en la provincia de  Guantánamo, donde permaneció hasta que fue puesto en libertad.

“La dictadura siempre nos tiene en la mirilla, no nos dan trabajo, nos persiguen y todo por tener una visión y una opinión diferente a la de ellos, por eso nos quieren ver tres metro bajo tierra”, destacó.

[fbcomments]