El drama venezolano sigue el camino cubano

El drama venezolano sigue el camino cubano

Venezuela va enrumbada hacia la dictadura totalitaria, con el pueblo sumido en penalidades de proporciones que rayan con lo apocalíptico

venezuela cuba cubanos drama embarcación balseros
En la embarcación se estima que iban unas 35 personas, en su mayoría mujeres, de las cuales las autoridades de Venezuela solo lograron rescatar a dos. (Foto referencial: AP)

LA HABANA, Cuba. – Solo unas horas después de que Nicolás Maduro anunciase ayer la implementación de un plan para reanimar la agricultura y que juró por Dios garantizará alimentos para todos, en el marco de un socialismo ventajoso de ganar-ganar (win-win, que también lo dijo en inglés), desaparecieron en el mar 34 venezolanos, que hambreados y desesperados, sin creer más en las promesas del chavismo, trataban de llegar en un velero a las costas de Trinidad y Tobago.

Según un reporte de la Guardia Nacional Bolivariana, viajaban en una embarcación que naufragó, debido al fuerte oleaje, cerca de la isla Patos. Hasta el momento, solo nueve personas han sido rescatadas.

Venezuela sigue por el camino de Cuba. Enrumbada hacia la dictadura totalitaria, con el pueblo sumido en penalidades de proporciones que rayan con lo apocalíptico. Y ahora, como si no bastaran los más de tres millones de venezolanos que han huido de la crisis y la tiranía desde el año 2013, también escapan por mar, a riesgo de sus vidas. Como los balseros cubanos, miles de los cuales, durante 60 años, han muerto o desaparecido en el mar, y no precisamente en “el mar de la felicidad” que decía Hugo Chávez que era Cuba.

Nicolás Maduro parece ser inmune a estas tragedias. Preferirá seguir con sus planes y misiones delirantes, sus peroratas disparatadas, recabando el apoyo ruso y chino, amamantando a la camarilla corrupta que lo apoya, y haciendo propaganda con los venezolanos que regresan, que son muchísimos menos de los que se van. Seguirá negando que en Venezuela hay una crisis humanitaria, afirmando que en todo caso lo que hay es las consecuencias de “una guerra económica desatada contra Venezuela por el imperialismo norteamericano y la derecha”. Como hacen sus amigos de La Habana, que siguen culpando de todos sus fracasos e ineficiencias al “criminal y genocida bloqueo yanqui”. Y asegurando que resistirán y vencerán.

Desgraciadamente, el drama venezolano continúa. Y el de Cuba también. Puede que todavía falte lo peor…

luicino2012@gmail.com

[fbcomments]