Martha Beatriz Roque. Foto cortesía del autor