Snet y la alianza con los Joven Club: “Nos obligaron a morder el queso de la ratonera”

Snet y la alianza con los Joven Club: “Nos obligaron a morder el queso de la ratonera”

Jóvenes administradores de la red más grande de Cuba afirman que el proceso de alianza con los joven Club es solo una trampa para mantener el control total del contenido de las redes

(Foto: Cortesía del autor)

LA HABANA, Cuba. – El pasado 29 de julio entraron en vigor las resoluciones 98 y 99 del Mincom (Ministerio de Comunicaciones de Cuba). A partir de este momento un fenómeno que en Cuba llevaba más de 10 años creciendo de manera ilegal comenzó a ser legislado y controlado por parte del estado cubano.

Tras varias semanas de diálogo, un proceso de recogida de firmas en todo el país y marchas de protesta frente al Mincom, la solución que llevaría a la calma de los usuarios de la red fue usar los Joven Club de computación (Una institución creada por Fidel Castro en septiembre de 1987) como puente que interconecta y controla todo el tráfico de las redes de barrio.

“Con esto y con la represión frenaron las marchas que planificamos frente al Mincom, no nos dieron más opciones, algunos lo vieron como una solución para poder mantener vivas redes como Snet, pero la realidad y lo que buscaban ellos era mantener el control total. Ahora tienen el poder absoluto de entrar y verificar lo que quieran, tienen acceso a los servidores, a las salas de chat, a datos personales de los usuarios, a lo que publicamos en las páginas de compra y venta, nosotros simplemente caímos en su trampa, nos obligaron a morder el queso de la ratonera”, comentó a este diario Eduardo Gómez, administrador de uno de los nodos de Snet en Mayabeque.

“El control total es lo que siempre ha buscado el estado cubano y esto es lo que se esconde detrás de la supuesta organización del espectro radioeléctrico, esta alianza es simplemente una nueva versión mejorada de los CDR, pero de forma digital y con nuevas tecnologías”, Añadió Gómez.

Cada vez son más los nodos de Snet que usan de puente los Joven Club de computación, el proceso comenzó en la capital, pero se va extendiendo a otras provincias. La instalación de servidores de todo tipo que antes se gestionaban en las casas y los barrios de los cubanos ahora están en las manos de estas instituciones estatales, por lo que el control de los datos que fluye por las redes de barrio lo tiene el Estado.

“Todo tipo de negocio, la publicidad, la venta de cualquier cosa, todos los servicios que publicábamos, nuestras propias redes sociales y salas de fórum o chat. Ahora ellos tienen acceso a todo, les dimos el control total. Ellos vieron siempre las redes privadas como una amenaza por el poder de organización y de convocatoria que tienen, esta solo fue la manera que encontraron de doblegarnos y de ponernos la correa para dominarnos”, comentó a Cubanet un usuario conocido en la red como Gargo.

Algunos administradores donaron sus equipos y muchos servidores fueron transferidos a estos centros, tanto los de juegos como Battlefield y World of Warcraft que son los más demandados como los de Notigol, las redes sociales y otros servicios web, ya están operando desde los Joven Club de Computación. El proceso se quiere extender a todo el país según afirmó Doom, otro de los administradores de Snet en La Habana, en una entrevista para Cubadebate.

“Algunos administradores de Snet fueron literalmente captados por la Seguridad del Estado. Ya Snet no es lo mismo que antes. Se perdió la descentralización y la confianza. Ahora Snet es simplemente un medio más del estado que nos controla. La privacidad y la confianza que teníamos nos las quitaron. Snet y las redes de barrio en general no volverán a ser lo mismo”, comentó Dunier González, usuario de la red.

Según medios oficialistas de la Isla, los integrantes de las redes privadas de La Habana entregaron más de 250 productos, entre juegos y servicios, desarrollados por ellos mismos. En estos momentos varios municipios de la capital como Cerro, Arroyo Naranjo, La Lisa, Diez de Octubre y Centro Habana ya se encuentran conectados a través de los Joven Club. El Palacio Central de Computación fue el primero en llevar a cabo esta tarea. Miles de habaneros ya se encuentran conectados a través de esta nueva variante de CDR digital.

Recibe la información de Cubanet en tu teléfono a través de Telegram o WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 498 0236 y suscríbete a nuestro Boletín dando click aquí.

[fbcomments]