Se presionó a los reservistas para que fueran a combatir en África

Se presionó a los reservistas para que fueran a combatir en África

Muchos de los que se negaron perdieron sus carnés del Partido Comunista o de su organización juvenil

El dictador Fidel Castro con cubanos en Angola. Foto Internet

LA HABANA, Cuba.- En el contexto de la visita que por estos días ha realizado a Cuba el canciller de Angola, el ex agente de la Seguridad del Estado, Raúl Antonio Capote, devenido asiduo colaborador de la prensa oficialista, escribió en el periódico Granma (edición del 6 de junio) el artículo “Qué fuimos a buscar los cubanos a África”.

Por supuesto que el señor Capote repite los mismos argumentos utilizados por la propaganda oficial durante todos estos años. Insiste en que las tropas cubanas garantizaron la independencia de Angola aquel 11 de noviembre de 1975, cuando Agostinho Neto asumió la presidencia del país. De igual forma, presenta los hechos como si los cubanos hubiesen combatido casi únicamente contra el ejército sudafricano. Y en lo concerniente a Etiopía, Capote opina que los cubanos fueron allí solo para impedir que Somalia se “tragara” a su vecina nación del Cuerno Africano. Es decir, como si Cuba por sí sola hubiera enarbolado los principios del internacionalismo en aras de defender las “causas justas”.

Pero el ex agente Capote nada dice de esa especie de cañona que Agostinho Neto le propinó a las otras fuerzas guerrilleras que combatían contra los colonialistas portugueses  ̶ la Unita y el Frente Nacional para la Liberación de Angola (FNLA) ̶ , y para lo cual solicitó precipitadamente la presencia de los militares cubanos. Un elemento que haría que muchos angolanos consideraran a los cubanos como una nueva tropa invasora que interfería en los asuntos internos de su país.

El flamante articulista de Granma tampoco apunta que Etiopía y Somalia eran dos naciones amigas de Cuba antes de la intervención cubana iniciada en 1977. Sin embargo, el gobernante etíope Mengistu Haile Mariam, al declararse marxista-leninista, se convirtió en el hombre de Moscú en esa región de África, y por tanto su régimen era el que había que apoyar a toda costa.

Cubanos en África. Foto internet

Los que siempre hemos pensado que Cuba actuó en África, en especial en los casos de Angola y Etiopía, como parte de la estrategia general para expandir la hegemonía del Kremlin, pudiéramos hacerle algunas pregunticas al señor Capote.

¿Por qué las aventuras internacionalistas de los cubanos concluyeron en 1991, precisamente el año en que se produjo la desaparición de la Unión Soviética? ¿Por qué Cuba no envió tropas a Libia para defender a su aliado Muammar Al Gaddafi, cuando no hace mucho fue sacado del poder? ¿Y por qué los internacionalistas de la Isla no van a Yemen a resolver la confusa situación creada en esa nación del Medio Oriente?

En aras de otorgarle un toque de heroicidad a la participación de militares cubanos en África, el ex agente Capote nos cuenta del llanto de algunos jóvenes que, tras ser citados al comité militar de su zona de residencia, no fueron finalmente seleccionados para partir a Angola. Habría que recordarle a Capote, aunque es muy probable que él lo sepa y prefiera callarlo, de las presiones ejercidas en los propios comités militares contra los reservistas que se negaban a ir a Angola en el contexto de la batalla de Cuito Cuanavale. Muchos carnés del Partido Comunista y de su organización juvenil rodaron por tierra en esos días.

[fbcomments]