Régimen cubano da ultimátum a Odeimy Chirino: “Me quieren desalojar y no es justo”

Régimen cubano da ultimátum a Odeimy Chirino: “Me quieren desalojar y no es justo”

Le exigen que abandone su vivienda voluntariamente bajo el argumento de que el inmueble fue decomisado por el supuesto delito de tráfico de drogas imputado a uno de sus hijos

LA HABANA, Cuba. – La Dirección Provincial de la vivienda ha vuelto a dar un ultimátum a Odeimy Chirino Cabrera para que abandone su vivienda de manera voluntaria bajo el argumento de que su casa está decomisada desde el año 2016 por el supuesto delito de tráfico de drogas imputado a uno de sus hijos.

“En esta ocasión vino un mensajero de vivienda y me hizo, aquí mismo en  mi casa, una citación escrita con lápiz y me dijo que tenía que presentarme en la Dirección Provincial de la Vivienda para ver a la subdirectora Yilca, que quizás era para cerrar el caso”, dijo Chirino a CubaNet.

“Me presenté a las 12 del día como me habían dicho, pero Yilca nunca apareció. Entonces la secretaria fue la que atendió a los que estábamos citados y cuando me tocó a mí, me dijo que mi casa estaba decomisada desde el año 2016 y me preguntó que cómo iba a salir, si por mis medios o a la fuerza, yo, por supuesto, le dije que a la fuerza porque eso era una injusticia”, aseguró Odeimy.

En 2016, su hijo Franklin Arcia habría sido arrestado por supuesta comercialización de marihuana, delito por el cual fue sancionado a cuatro años de privación de libertad, a pesar de que durante el registro en su vivienda solo se ocupó una cachimba, utilizada por el acusado para su supuesto consumo, y un envoltorio vacío, según establece la sentencia dictada por el Tribunal Provincial de la Habana. Además, fue confiscada la vivienda, de la cual Franklin no es el propietario.

“Yo estoy segura que si mi hijo hacía eso, no era en mi casa, pero además la propietaria de mi casa soy yo y aquí no encontraron nada, pero incluso todos mis vecinos son testigos de que aquí nunca se ha vendido drogas, es que en el tribunal no se habló nada de decomiso de la casa, eso fue después”, puntualizó Odeimy.

Según lo establecido en el Código Penal cubano en el artículo 190. 6, a los declarados responsables que sin estar autorizados produzcan, trafiquen, adquieran, introduzcan o extraigan del territorio nacional o tenga en su poder con el propósito de traficar o de cualquier modo procure a otro drogas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas u otras de efectos similares, puede imponérsele además la sanción accesoria de confiscación de sus bienes.

Para el abogado independiente René Gómez Manzano, el proceso llevado a cabo es arbitrario y no se ajusta a derecho. Refleja que, además, este no es un caso excepcional, ya que es lo que está haciendo el gobierno con respecto a ese tipo de delitos.

“Bien no está, pero esa es la práctica habitual. En otros tiempos, cuando yo empecé a ejercer, para enjuiciar a una persona por drogas había, necesariamente, que haber una ocupación, tenía que ocuparse la droga…. En la actualidad todo eso ha quedado atrás, así que no es raro que haya sanciones donde no se ha encontrado ni un pedacito de marihuana. Lo mismo es válido también para los propietarios de viviendas que supuestamente intervinieron. Como es lógico, siempre hay que hacer la gestión y establecer el recurso de casación, argumentar etc.”.

“Para mí es una cosa arbitraria totalmente, es infundada, no se ajusta a derecho, pero bueno, es una práctica habitual aquí, es decir, no es un casi excepcional este porque es lo que están haciendo esta gente ahora con respecto a ese tipo de delito”, explica el jurista.

Al respecto, Dirgelis Bueno Moinier, presidenta del Comité de Defensa de la Revolución (CDR) de la barriada de Odeimy, agregó que en este caso se está cometiendo una injusticia, porque en esa casa nunca se ha comercializado drogas.

“Mis compañeros lo ratificaron, los que estuvieron presentes en el registro, ya que yo no pude estar porque estaba trabajando, en esa casa nunca se ha vendido drogas, y así se lo dije al de la vivienda que vino a preguntarme, eso es una injusticia”, puntualizó.

Franklin Arcia Alfonso, vecino y exesposo de Odeimy, declaró a CubaNet que las autoridades están cometiendo un error si concretan el decomiso del inmueble.

“Es una arbitrariedad y no es justo, yo la he acompañado a un montón de lugares y todo el mundo nos da el bate (caso omiso). Fuimos a casa de Mariela Castro y los guardaespaldas no nos dejaron hablar con ella, pero fuimos a donde trabaja ella y tampoco nos atendió, fuimos a casa de Ramiro Valdés y también nos salieron los guardaespaldas y nos botaron de allí, en este país no hay justicia”, insistió.

Nelson Taño Manso, quién participó en el registro como testigo, ya que es miembro del Partido Comunista de Cuba (PCC) en la zona, advirtió que en casa de Odeimy no encontraron nada y que allí nunca se ha vendido drogas.

“En esa casa no se ha vendido drogas nunca, se demostró en el registro que solo encontraron una cachimba y un envoltorio vacío, allí no había más nada, por eso no es justo que le quiten su casa que fue construida por ella y su marido con mucho esfuerzo”, declaró Nelson.

Por su parte, Néstor López Arbolaes, refiere que las autoridades no hicieron una buena investigación, de lo contrario Odeimy no estaría pasando por esto.

“¿Cómo es posible que si no encontraron nada en su casa digan que allí se almacenaba y se vendía drogas?, eso es una mentira enorme y todos los vecinos de la cuadra estamos muy indignados por eso, es una injusticia lo que se está haciendo con esa mujer”, acotó.

[fbcomments]