1

Recordista del atletismo: “Lo que se pasa en una escuela de deporte en Cuba es inexplicable”

atletismo, Cuba, Jenns Fernández

MADRID, España.- El velocista cubano y recordista nacional de los 100 metros en la categoría juvenil, Jenns Fernández, abandonó la delegación nacional de atletismo en mayo pasado al llegar a España, donde realizaría entrenamientos con vistas a los I Juegos del Caribe Guadalupe 2022.

El matancero de 21 años, quien actualmente se encuentra en Italia, conversó con CubaNet sobre su reciente decisión de emigrar y sobre sus proyectos.  

― ¿Cómo decides desertar de la delegación y quedarte en España? 

―  Yo me quedé en España el 23 de mayo pasado, pero la decisión la había tomado hacía meses. Hacía meses que me había propuesto correr bien para llegar a la gira de Europa. Y ahí desertar. Si no podía desertar iba a pedir la baja del Equipo Nacional al final de la temporada. Ya no quería seguir en el equipo porque no era todo como lo pensé. Era muy distinto a como lo soñé. 

Todo fue muy rápido en el aeropuerto. Me escondí en el aeropuerto hasta que subí corriendo una escalera y estaba afuera un familiar esperándome. 

― A los pocos días de estar en España te fuiste a Italia. ¿Por qué Italia?  

― Vine a Italia porque fue una de las primeras opciones que vi. Yo sigo mucho el deporte, y sigo las páginas italianas. Creo que en Italia la velocidad es más relevante que en España. Siento que aquí puedo trabajar más y ser mejor velocista, con el trabajo de los entrenadores, ya que tienen un campo olímpico y muchas experiencias en el deporte que practico. 

― ¿Cómo ha sido para ti tomar la decisión de emigrar? 

― Es difícil, pero yo me preparé psicológicamente desde que supe que venía a Europa y sabía que el inicio iba a ser duro. A veces me entra la nostalgia y extraño a mis padres, pero enseguida pienso que todo es por un mejor futuro para mí y un mejor futuro para ellos. 

Si tomé esta decisión es porque quiero salir adelante y ser lo que siempre soñé. No soy el primero ni seré el último que toma esta decisión.

― ¿Cómo valoras la situación actual de los jóvenes deportistas en Cuba?

― La situación actual de los jóvenes deportistas en Cuba es compleja. Los atletas cubanos somos todos unos guerreros porque lo que se pasa en una escuela de deporte en Cuba es inexplicable. No tenemos las condiciones para entrenar, de alimentación, siempre falta algo. Si estás becado las condiciones son aún peores. 

― ¿Por qué crees que ha aumentado tanto durante el último año el éxodo de jóvenes deportistas cubanos? 

― Muchos jóvenes hemos tomado la decisión de abandonar delegaciones precisamente por las condiciones que tenemos para entrenar en Cuba, por la falta de atención que merece un atleta. Si todo fuera distinto no hubiera tantos jóvenes emigrando. 

Después de venir yo para acá he sabido sobre más de 20 atletas que se han ido y este número va a seguir aumentando. Todo el que se va es porque hay algo mal hecho. 

No nos dan explicaciones de nada. No nos dan explicaciones de por qué entrenamos en tan malas condiciones. Además, el tratamiento es diferente según el nivel en que te encuentres y no el que te mereces. Si los de arriba no tienen buen tratamiento, imagina los de abajo. 

― ¿Cómo comienzas en el atletismo? 

― Como muchos cubanos yo empecé el deporte en el béisbol. Mi entrenador de pelota fue quien me recomendó que probara en el atletismo porque era muy rápido. Me embasaba robando bases. Y un día llegan unos profesores a captar atletas a la primaria Abraham Lincoln donde yo estudiaba. Empezamos casi la mitad del aula y terminamos unos pocos. 

En sexto grado matriculé en la Escuela de Iniciación Deportiva Escolar (EIDE). Siempre estuve motivado por mis padres y tenía como ídolo a Dayron Robles. 

― ¿Por qué te dicen la Centella Simpson?

― Ese apodo me lo puso el periodista Andy Lans en el 2019 después de que logré el récord nacional de los 100 metros en la categoría juvenil en la competición Memorial Barrientos. 

Me gustó mucho, porque centella significa estrella y Simpson es mi barrio, donde vivía en Matanzas.  

― ¿Qué significó para ti alcanzar este récord? 

― Este récord lo alcancé en mi primer año en el Equipo Nacional. Mi profesor era Tomás Pedroso, uno de los mejores entrenadores de velocidad. Yo quería lograr un buen resultado e hice la mejor carrera de mi vida. Salí a correr y casi en los 70, 80 metros me vi delante y apreté.  

Yo no me lo esperaba. Ni siquiera estaba al tanto de cuánto era el récord juvenil de Cuba. Mi papá es el que me dice después que paso la meta, “creo que fue récord”. Fue uno de los mejores momentos que viví en el Equipo Nacional. 

― ¿Qué estás haciendo ahora? 

― Ahora estoy entrenando todos los días, de lunes a sábado. Tengo un entrenador que por suerte habla español, aunque es italiano. Tengo algunos proyectos casi concretados, pero no me han dado luz verde para decirlos. Pero hasta ahora todo va marchando bien. 

Sigo en mi misma línea. Sigo entrenando para en próximas competencias poder salir al mundo como aquel muchacho que abandonó una delegación, pero salir. Pronto estaré en las pistas. 

― ¿Objetivos de Jenns Fernández?

― Mis objetivos son muy amplios, pero son los mismos que he tenido desde que empecé en el atletismo. Llegar a juegos olímpicos, llegar a mundiales y que el mundo me conozca como un buen corredor en las pistas de los 100 y los 60 metros. 

Tengo la certeza de que también algún día pisaré los 200 metros, como me han dicho muchas personas. 

Quiero superarme cada día más. Ser mejor atleta y mejor persona. Y ahora tengo una mayor responsabilidad al estar lejos de mis padres. 

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.