Tras amenazas, periodista de CubaNet Camila Acosta se entrega a la policía castrista

Tras amenazas, periodista de CubaNet Camila Acosta se entrega a la policía castrista

Un agente llamó a sus familiares para amenazarla con condenarla de uno a tres años de privación de libertad por el presunto delito de “evasión”

MIAMI, Estados Unidos. – La reportera de CubaNet Camila Acosta se entregó este miércoles 11 de marzo a la Policía del régimen cubano en la estación de Zapata y C, en La Habana, Cuba, tras ser amenazada por la Seguridad del Estado con una condena de cárcel por el supuesto delito de “evasión”.

En un video remitido a la redacción de CubaNet la propia periodista especifica que, desde el 9 de marzo cuando fue detenida por ser parte de una protesta pacífica que exigía la liberación del artista visual Luis Manuel Otero Alcántara, “el agente represor oficial Alejandro” está llamando a sus familiares para amenazarla con condenarla de uno a tres años de privación de libertad por el presunto delito de “evasión”.

“Supuestamente él, yo me escapé de esta misma delegación (Zapata y C) el lunes cuando fuera detenida. Es algo totalmente absurdo porque, para irse de una estación policial, tiene que ser con un permiso o acompañada de un oficial, como sucedió”, explicó la reportera.

“El verdadero objetivo de este acoso es saber mi paradero. Desde que yo fuera desalojada el pasado 20 de febrero, los agentes de la Policía política desconocen dónde me estoy quedando, así que este es el verdadero objetivo de ellos: saber dónde estoy parando para continuar o incrementar la represión”, terminó Camila, quien pidió a la sociedad civil seguir su caso y denunciarlo en las redes sociales.

En efecto, la reportera de CubaNet fue desalojada de su alquiler en La Habana el pasado 20 de febrero, después que la Seguridad del Estado presionara a los propietarios de la vivienda donde residía temporalmente.

Tras participar en la protesta por la liberación de Otero Alcántara este lunes junto a la profesora Omara Ruiz Urquiola, la activista Iliana Hernández y el reportero Abu Duyanah Tamayo, Camila fue detenida y amenazada por el “mayor Alejandro” (nombre falso de uno de los agentes de la Seguridad del Estado encargado de reprimir a periodistas y activistas, sobre todo a mujeres).

“Tendrás que ir mensualmente a firmar en el sector de la Policía y, si en esos nueve meses sigues comportándote como hasta ahora, te aplicaremos la peligrosidad predelictiva; pero no irás a la cárcel, porque nosotros lo que queremos es limpiar las cárceles; lo que te toca es trabajo social sin internamiento, y en lo que más se necesita: limpiando pisos o en comunales”, amenazó el oficial a la reportera después de enumerar la lista de delitos por los que, supuestamente, podría ser procesada.

Se trata, según el represor, de “usurpación de funciones públicas”, violación del Decreto-Ley 370, permanencia ilegal en La Habana y ser “persona de interés policial”.

Además, Acosta fue amenazada con ser procesada por la figura penal “peligrosidad predelictiva”, que el régimen de La Habana usa para condenar a periodistas, activistas y voces disidentes que incomodan al Gobierno.cuba camila acosta policía represión periodista periodismo independiente

Este propio 11 de marzo, la joven reportera contó detalles en CubaNet sobre el interrogatorio al que fue sometida la Seguridad del Estado.

“Conocía de referencia al mayor Alejandro, pues en los últimos meses ha estado al frente de la represión de las mujeres activistas, fundamentalmente en La Habana”, escribió. “Una vez en el cuarto de interrogatorios, reconoció que hacía tiempo quería conocerme, y que lo que los otros agentes, que había hablado conmigo anteriormente, no habían logrado, él si lo haría, porque nadie soportaría, y menos yo, el acoso que me iba aplicar”.

“‘Yo sí no te voy a ofrecer colaborar con nosotros. Conmigo tienes solo dos opciones: o te quitas, o te vas’, espetó. Para ello me ofreció un trabajo en el ICRT (Instituto Cubano de Radio y Televisión). (…) De lo contrario, ‘me voy a convertir en tu peor pesadilla’”, amenazó el agente a Camila.

La autoridades decomisaron el teléfono celular de la periodista y la liberaron en la tarde noche del lunes 9 de marzo. “Me habían dejado en un pasillo donde un oficial me dijo que no podía estar allí, que ya habían terminado conmigo y podía irme; dicho esto, me acompañó a la salida”, contó.

Sin embargo, ante las constantes amenazas de la Seguridad del Estado cubana, la joven acudió nuevamente este miércoles a la estación policial de Zapata y C “para enfrentar la ‘pesadilla’”, dijo.

Hasta ahora no existen nuevas noticias sobre Camila Acosta. CubaNet continuará informando sobre el caso de la reportera cubana.

Si tienes familiares en Cuba comparte con ellos el siguiente link (descargar Psiphon), el VPN a través del cual tendrán acceso a toda la información de CubaNet. También puedes suscribirte a nuestro Boletín dando click aquí.

Acerca del Autor

CubaNet

CubaNet

Noticias de Cuba – Prensa Independiente desde 1994

[fbcomments]