migrantes

Desde que sufrieron el asalto en el albergue para migrantes, estas niñas cubanas no han podido dormir. Foto del autor