Mundial de fútbol: cubanos esperan una final sin precedentes

Mundial de fútbol: cubanos esperan una final sin precedentes

Con sorpresa creciente, muchos han visto a sus equipos favoritos ser eliminados de Rusia 2018

LA HABANA, Cuba.- Con sorpresa creciente los cubanos han visto a sus equipos favoritos ser eliminados de la Copa Mundial Rusia 2018. Todos los pronósticos han hecho aguas y a dos días de una final inédita, sin representación latinoamericana, los aficionados en la Isla aguardan el último partido entre una generación francesa muy superior a la que ganó la Copa FIFA 1998, y la épica Croacia con su pequeño líder, el centrocampista Luka Modric.

A estas alturas, nadie se atreve a vaticinar. Días antes de iniciar la Copa Rusia 2018, CubaNet entrevistó a varios ciudadanos que apoyaban a las selecciones favorecidas por la prensa deportiva nacional y extranjera: Alemania, Brasil, Argentina y España. Apenas dos apostaban por Francia para jugar la final, y cuando se hizo evidente que la escuadra dirigida por Didier Deschamps avanzaba con paso seguro hacia el título, comenzaron las especulaciones sobre un último partido entre el once de Antoine Griezmann y la Inglaterra de Harry Kane, líder goleador del certamen con seis anotaciones.

Cayeron los hooligans, sin embargo, en semifinales ante una poderosa Croacia que jamás fue favorita para superar los Octavos de Final; pero tiene grandes figuras, nada que perder y mucho que ganar con lo que ya es su mejor resultado en la historia de las Copas Mundiales. Un equipo excepcional que representa a una nación de apenas cuatro millones de habitantes.

No han transcurrido tres décadas desde el desmembramiento de la antigua Yugoslavia, del cual emergió el estado de Croacia, un país joven que todavía sufre las secuelas de la Guerra de los Balcanes y el genocidio que ha marcado por generaciones esa área geográfica. Tras la estela de aquel plantel liderado por el delantero Davor Suker que perdió en semifinales ante la Francia de Zinedine Zidane en 1998, los croatas han registrado una labor titánica en Rusia 2018 para colarse en la final, con tres partidos consecutivos llevados a tiempo extra, dos de ellos sellados en tandas de penales.

En el camino de las eliminatorias vencieron a Dinamarca, Rusia e Inglaterra, un desempeño que ha despertado la admiración de algunos cubanos, aunque todos estiman que Francia cuenta con mayores probabilidades de coronarse campeón, al tener un equipo más joven y menos desgastado físicamente de cara al choque definitivo.

Rusia 2018 ha sido un Mundial lleno de sorpresas y decepciones. Mientras equipos de larga tradición como Brasil y Argentina no logran recuperar la excelencia perdida, un país como Croacia ha conseguido posicionar, en un período de veinte años, a dos aquilatadas generaciones dentro de la lid más competitiva del deporte mundial.

El actual equipo, que ni siquiera figura en el Top Ten del Ranking FIFA, cuenta con un Director Técnico de casa y diez de sus jugadores titulares compiten en las cinco principales ligas europeas. Es un resultado admirable por tratarse de una nación pequeña, con traumas sociales y culturales aún recientes. Las victorias de Croacia en Rusia 2018 revisten mayor mérito por lo mucho que ha padecido ese país, y su voluntad de crecer a pesar de las adversidades.

Javier Villa, fanático irredento del fútbol y de la selección de Uruguay, expresó a CubaNet que al ver a Croacia derrotar a Inglaterra se sintió conmovido, porque sabe lo que significa para un país muy sufrido el tener resultados tan loables en el deporte. “En cualquier deporte, pero si es en el fútbol mejor, porque lo sabrá el mundo entero y lo recordará durante mucho tiempo”, puntualizó.

Sensaciones similares, cargadas de nostalgia por las glorias pasadas del deporte cubano, comparten otros criollos que viendo a Croacia rememoran el orgullo indescriptible de la Isla devastada por el Período Especial; pero llena de ilusión con aquellas espectaculares Morenas del Caribe y un equipo nacional de béisbol que estuvo en la élite mundial. Treinta años han bastado a Croacia para renacer; en idéntico lapso Cuba se ha sumido en una ruina total. Tal vez quienes odian las comparaciones, puedan explicar por qué.

Mañana domingo, aficionados cubanos acompañarán a los hinchas franceses en los bares habaneros, que mucho se han beneficiado de esta fiebre mundialista, para disfrutar en vivo de una final estremecedora. Casi todos esperan que Francia será campeona; pero de no se sabe dónde ha surgido una cálida y respetuosa simpatía por esta Croacia que gane o pierda, ha luchado con el alma, despertando en los insulares algo que no se ve mucho por acá: inspiración.

Acerca del Autor

Ana León y Augusto César San Martín

Ana León y Augusto César San Martín

Periodistas independientes. Residen en La Habana

[fbcomments]