“Cuando se les acaba la leche a los niños les tengo que dar agua con azúcar”

“Cuando se les acaba la leche a los niños les tengo que dar agua con azúcar”

La cubana María Elena Sosa Depestre cuenta la odisea a la que se enfrenta a diario con sus dos nietos y abandonada por el régimen de la Isla

LA HABANA, Cuba.- “Tengo una situación pésima. La casa se me está cayendo, cuando cae un aguacerito todo se moja y tengo que subir a los niños para arriba de la cama, porque la humedad es enorme”, esta es solo parte de la odisea a la que se enfrenta a diario la cubana María Elena Sosa Depestre, a quién el régimen de la Isla ha abandonado.

La mujer, que reside en calle Cisneros Betancourt número 356, entre Varona y Asunción, reparto Los Pinos, municipio Arroyo Naranjo, ha solicitado en varias ocasiones ayuda de las autoridades debido a su delicada situación, pero asegura que la única respuesta que ha recibido es que debe esperar.

“No he recibido ningún apoyo por parte de bienestar social (Seguridad Social) ni de nadie del gobierno. He acudido a distintos lugares pidiendo ayuda porque soy sola con dos niños, y lo único que dicen es que debo esperar, pero ya llevo años esperando”, señaló.

María Elena solicitó un subsidio al gobierno cubano para poder comprar materiales de construcción y reparar su vivienda, la cual es totalmente de madera y presenta un visible deterioro constructivo.

“Desde el 2010 solicité el subsidio, ya estamos en el 2020 y nada. Mi expediente se perdió en dos ocasiones y nada. Me quejé en vivienda provincial y mandaron un escrito para vivienda municipal, entonces vino una compañera y me dijo que tenía que volver a hacer los papeles porque todos los expedientes se habían perdidos. Como todos mis expedientes se pierden ya lo dejé en las manos de Dios”, detalló.

Asimismo, explicó que, en dos ocasiones, en compañía de sus dos nietos se presentó en las inmediaciones de la vivienda del gobernante cubano Miguel Díaz-Canel, pero fue interceptada por sus escoltas, que la sacaron del lugar bajo la promesa de que el propio dirigente se encargaría de su caso.

“Me llevaron para la estación de policía y me tomaron todos los datos posibles e incluso hablaron conmigo y me dijeron que me ayudarían, pero hasta la fecha nada”, denunció.

María Elena Sosa obtuvo la custodia de sus dos nietos, de 5 y 8 años de edad, luego de que su hija, que era quien sustentaba económicamente la familia, fuera enviada a prisión acusada por un delito de robo con violencia.

“Mi hija era cómplice, y por eso le pusieron dos años de privación de libertad, sin embargo, la autora inmediata está en la calle porque tiene un familiar militar”, relató.

Desde ese entonces —cuenta— se las empezó a ver feas económicamente, porque el salario que percibe en su trabajo apenas le alcanza para la alimentación.

“Estoy pasando 25 mil trabajos porque con 400 pesos tengo que mantener a los dos niños y atender a mi hija en prisión, al menos para llevarle un poco de pan, refresco más el viaje. Los vecinos son los que se han humanizado conmigo y, gracias a ellos, si se les queda alguna ropita a sus hijos me la dan para mis nietos”.

Desde el comienzo de la pandemia la situación económica empeoró aún más para ella y los dos menores, dijo, a causa de la rebaja de salario que sufrió, condicionada por el coronavirus.

“Imagínate, una mujer enferma con dos niños y una hija presa, así nadie vive. Cuando se les acaba la leche a los niños les tengo que dar agua con azúcar, no puedo hacer otra cosa”, lamentó.

Entretanto, Maria Elena asegura además que su centro laboral, la Empresa Productora de Sueros y Hemoderivados, la excluyó de la ayuda alimentaria que les vendieron a los empleados del centro por estar en casa, a pesar de que fue allí donde adquirió la Hepatitis C que hoy padece.

“Cuando llamé para saber si me tocaba la jaba me dijeron que no, que como yo estaba en mi casa no podía comprar la jaba. No tuvieron en cuenta que yo soy trabajadora de allí y que tengo una Hepatitis C crónica la cual adquirí allí, y mucho menos que no estoy en mi casa porque quiero”.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Acerca del Autor

Enrique Díaz y Vladimir Turró

Enrique Díaz y Vladimir Turró

Periodistas independientes cubanos. Residen en La Habana

[fbcomments]