Madre de niño discapacitado en Cuba: “Ya no se qué hacer, estamos en la calle”

Madre de niño discapacitado en Cuba: “Ya no se qué hacer, estamos en la calle”

“Nunca me han dado nada, ni culeros, ni ropa, ni nada, solo una miseria de dinero. Yo no sé cómo voy hacer para salir adelante”

La Habana, Cuba. – “Me siento desamparada por el gobierno y todavía dicen por la televisión que se preocupan por los niños, entonces me pregunto, cómo pueden dejar que el mío vaya a parar a la calle”. Ese es el ruego de Suymin Ramírez Castillo, madre cubana con un hijo discapacitado que no ha logrado que las autoridades resuelvan su grave problema de vivienda.

Según relata, su hijo de doce años de edad padece de una parálisis cerebral infantil (PCI) que le produce una discapacidad motórica al menor, relacionada, en su opinión, con un medicamento que se le aplicó poco después de nacer.

“Esto fue producto de un medicamento que le pusieron al nacer que le provocó un paro de cincuenta minutos, y por eso está así en estas condiciones. Todo fue por culpa de ellos (gobierno) y no han sido capaces de darnos un lugar donde vivir a pesar de que estamos en la calle, aseguró Suymin.

Hace algún tiempo que reside en casa de su primo, en el municipio La Lisa, pero, según relata, el mismo le ha dado un ultimátum para que abandone la casa, la cual le había prestado hace varios años con la esperanza de que el estado le ayudara con su situación.

“Ya mi primo me dijo que tenía que irme, así que estoy en la calle, quizás me voy a un parque o a la Plaza de la Revolución a sentarme allí para ver si me resuelven mi caso, porque yo ya no puedo más”, lamentó la madre.

Ramírez Castillo destaca que la única ayuda que recibe del Estado es un salario de 237 pesos, equivalente a diez dólares, que no le  alcanza ni para la alimentación de sus hijos.

“Nunca me han dado nada, ni culeros, ni ropa, ni nada, solo la miseria de dinero que me dan y más nada. Yo no sé cómo voy hacer para salir adelante”, enfatizó.

A raíz de su desesperante situación, Suymin solicita apoyo de la comunidad internacional.

“A todo el que me pueda ayudar, con lo que sea, le estaré eternamente agradecida infinitamente, estoy desesperada”, insistió.

La crisis del fondo habitacional en la isla sigue siendo una asignatura pendiente para el régimen de la isla. En ese sentido, cada vez son más los casos de las personas en situación de vulnerabilidad que carecen de una vivienda o que habitan inmuebles en peligro de derrumbe.

[fbcomments]