“Es duro ver a tus hijos llorar porque las goteras les caen en la cara”

“Es duro ver a tus hijos llorar porque las goteras les caen en la cara”

Yamila Bermúdez denunció que lleva arrastrando con esta situación desde hace 10 años, y en este tiempo ninguna autoridad se ha sensibilizado

LA HABANA, Cuba. “Sinceramente yo no creo que a estas alturas me vayan a ayudar, para mí es muela —hablar mucho sin resolver— que me están dando”, así definió Yamila Bermúdez Ramos, una madre cubana de cuatro hijos, las respuestas ofrecidas por el régimen de La Habana a la penosa situación de vivienda que enfrenta.

“Siempre me dicen que tengo que esperar a que vengan, para ver si es verdad que la casa está inhabitable y si se moja”, contó a CubaNet Yamila, residente en calle E número 36, reparto Poey, municipio Arroyo Naranjo.

La mujer reconoció que en varias ocasiones ha sido visitada por una trabajadora social, pero hasta el momento no han hecho nada para resolver su situación. “Lo único que han hecho es pedirme mis datos y más nada”, precisó.

El más pequeño de los cuatro hijos de Yamila Bermúdez tiene 4 meses de nacido y según cuenta padece de una afección cardiovascular, situación, conocida por las autoridades, que tampoco han tenido en cuenta para solucionar su problema.

“Ellos (gobierno) saben que mi hijo tiene un soplo en el corazón, pero lo único que hacen es decir que tengo que esperar, que para todo tengo que esperar”.

La vivienda de esta madre cubana se encuentra en pésimo estado constructivo y, según relata, cuando llueve todo se moja por las goteras que tiene el techo de la casa.

“Cada vez que llueve tengo que cambiar las camas de los niños porque las goteras caen encima de ellas. Imagínate, tener que mover todo en este cuartico tan pequeño, es casi imposible”, aseguró.

La mujer denunció que lleva arrastrando con esta situación desde hace alrededor de 10 años, y durante todo este tiempo ninguna autoridad se ha sensibilizado con su situación.

“Me siento desamparada, sin esperanzas, triste. Me habían dicho que como era madre de más de tres niños menores de 10 años me ayudarían, pero no ha sido así, nunca he recibido ninguna ayuda del gobierno’’

“Como madre me siento muy mal con toda esta situación. No es fácil ver a tus hijos despertarse en la madrugada, llorando, porque las goteras le caen en la cara, eso me saca de mis cabales, por el dolor y la impotencia de no poder hacer nada”, lamentó.

Cada vez son más las madres cubanas que denuncian, fundamentalmente en redes sociales, la poca sensibilidad de las autoridades para resolver los diferentes problemas que aquejan a la empobrecida sociedad cubana.

En mayo pasado, Roxana Martínez Romero reveló ante las cámaras de CubaNet la triste situación por la que estaba atravesando con su hijo, Jonathan David, un niño inválido de 9 años de edad.

La mujer denunció la desatención de las autoridades, a pesar de las incontables gestiones realizadas por ella para, entre otras cosas, poder conseguir pañales desechables para su hijo.

“Como madre me siento bien desamparada. No es que me haya quedado en la casa trancada sin hacer nada por mi hijo, he hablado hasta lo más arriba posible, pero aun así no se han preocupado por el niño. Estoy muy decepcionada”.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Acerca del Autor

Enrique Díaz y Vladimir Turró

Enrique Díaz y Vladimir Turró

Periodistas independientes cubanos. Residen en La Habana

[fbcomments]