Luis Manuel Otero ingresado en el Hospital Manuel Fajardo, continúa en huelga de hambre

Luis Manuel Otero ingresado en el Hospital Manuel Fajardo, continúa en huelga de hambre

“Nos han dicho que Luis Manuel ya está en casa de unos familiares, pero sabemos que eso no es verdad porque él se niega a ir a otro lugar que no sea su casa”

Luis Manuel Anamelys Ramos Cuba MSI
Anamelys Ramos y Luis Manuel Otero. Collage CubaNet

MIAMI, Estados Unidos.- El artista independiente y líder del Movimiento San Isidro, Luis Manuel Otero Alcántara, se encuentra ingresado en el Hospital Comandante Manuel Fajardo, en La Habana, según informó a La Hora de Cuba su tío, Enix Berrio.

El ingreso de Luis Manuel Otero “se produjo de manera forzada en algún momento del día de hoy, tras pasar varias horas en una patrulla policial que intentó dejarlo en casa de su tío, pero que luego continuó trasladándolo como detenido”, dice la publicación en Facebook. “Sin que haya ninguna acusación policial en su contra, Otero dijo a su tío, en la breve llamada de un minuto que le permitieron, que está débil y necesita que todos los medios divulguen su situación”.

De mantenerse en huelga como dijo, el activista se encontraría cumpliendo su noveno día de huelga de hambre, la misma situación en la que se encuentra Maykel Castillo, liberado cerca de la medianoche de este jueves. La casa de Otero Alcántara se mantiene con vigilancia y prohibición de acceso incluso para su residente.

Por su parte, en las últimas horas se ha conocido que la curadora Anamely Ramos González se encuentra, después de casi 24 horas en que se allanara la sede del Movimiento San Isidro, en el hogar de Omara Ruiz Urquiola.

En un inicio Ramos fue conducida a su domicilio como sucediera con casi todos los demás activistas que se encontraban en la sede. Algunas fuentes aseguraron que el artista fue conducido junto a otros huelguistas a la estación de Cuba y Chacón, pero luego no corrió la misma suerte porque su vivienda, Damas 955, había sido saqueada y permanecía clausurada incluso para su propio dueño.

Sobre las 4:45 a.m. Ramos González volvió a ser detenida en la puerta de su casa. “Me dicen que Luis sigue sin querer entrar a ningún lugar que no sea su propia casa”, dijo la curadora en una directa, cuando ya se había corrido la noticia de que mantenían al artista en una patrulla con el objetivo de dejarlo en casa de amigos o de familiares, y agregó: “quiero insistir en las cosas horribles que han sucedido esta noche. Entraron disfrazados de médicos y nos sacaron a la fuerza de la casa (…) No sé dónde está Luis, así que vamos”, y salió a la calle donde la esperaba la policía, después de enumerar un sinfín de razones que la hacían no desistir en su empeño.

La información que se ha dado durante este viernes ha sido muy variada. Michel Matos, desde la protesta frente al Ministerio de Cultura en la que han llegado a reunirse más de 150 personas, dijo a CubaNet que les han mentido. “Nos han dicho que Luis Manuel ya está en casa de unos familiares, pero sabemos que eso no es verdad porque él se niega a ir a otro lugar que no sea su casa”, que también es la sede del Movimiento San Isidro y del Museo de la Disidencia.

La preocupación por la vida de Otero Alcántara es un hecho después cinco días de huelga de hambre y sed. Ramos González también es huelguista, aunque de hambre y lleva un tiempo relativamente corto. Pero la incertidumbre del paradero de ambos ha llevado a que Amnistía Internacional los haya declarado presos de conciencia.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

María Matienzo Puerto

Maria Matienzo Puerto: Una vez soñé que era una mariposa venida de África y descubrí que estaba viva desde hacía treinta años. A partir de entonces construí mi vida mientras dormía: nací en una ciudad mágica como La Habana, me dediqué al periodismo, escribí y edité libros para niños, me reuní en torno al arte con gente maravillosa, me enamoré de una mujer. Claro, hay puntos que coinciden con la realidad de la vigilia y es que prefiero el silencio de una lectura y la algarabía de una buena película.

[fbcomments]