Los musulungos de Raúl

Los musulungos de Raúl

Cada vez que aparecen ante las cámaras de la TV, no paran de dar brinquitos, agitar banderas y gritar “Somos Fidel”

Los delegados del régimen al llegar a Sochi (granma.cu)

LA HABANA, Cuba.- Últimamente a los mandamases, como parte de sus actos de magia simpática, les ha dado por proyectar en los medios oficialistas una imagen de optimismo a toda costa. Así, muestran a los cubanos, como si no tuviesen problemas más importantes en qué pensar, desesperados porque llegue el 26 de noviembre para votar en las elecciones para delegados del Poder Popular.

Eso, mientras siguen machacando –lo vienen haciendo desde hace más de un mes- con las informaciones triunfalistas en exceso acerca de la recuperación de los daños que causó el huracán Irma, unos trabajos que de tan impetuosos y eficientes como los pintan, pudieran hacer pensar que el puñetero huracán fue lo mejor que nos ha ocurrido en mucho tiempo. ¡Si hasta le han vendido colchones a los damnificados!

A tono con esa euforia, a los mandamases se les ha ido la mano en darles cuerda a los seleccionados para integrar la delegación al Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes que se celebra en Sochi, Rusia. Los miembros de la susodicha delegación –la más numerosa, después de la rusa-, cada vez que aparecen ante las cámaras de la TV, no paran de dar brinquitos, agitar banderas y gritar “Somos Fidel”.

Se comportan tan fervorosos como si aun vivieran en los tiempos en que los Festivales, con profusión de banderas rojas, se celebraban en las capitales de los países comunistas, o de otros que iban camino de serlo, como aquel que finalmente no se pudo realizar en Argel y dejó con las ganas y las mochilas hechas a los mandantes verde-olivo, que habían anunciado: “Los mejores van a Argelia”.

En vista de la apatía y el desánimo generalizado que se ve en Cuba, especialmente entre los jóvenes, uno se imagina el trabajo que habrán pasado los mandamases para encontrar estos musulungos tan combativos y entusiastas que seleccionaron para ir a Sochi.

Si quieren que les diga la verdad, jóvenes cubanos como esos, tan identificados con la revolución y el socialismo, desde hace décadas solo se ven y se escuchan en el NTV (Noticiero de la Televisión).

Ahora, tan preocupados por su gente como son, deben ir pensando en el cuidado que tendrán que recibir cuando regresen a Cuba estos muchachones y muchachonas, porque con tanto brinco y gritería, no serán pocos los que vendrán con afectaciones en los huesos y las cuerdas vocales. Por no hablar de los daños cerebrales, que eso los tenían desde antes. No en vano los seleccionaron…

[email protected]

Acerca del Autor

Luis Cino

Luis Cino

Luis Cino Álvarez (La Habana, 1956). Trabajó como profesor de inglés, en la construcción y la agricultura. Se inició en la prensa independiente en 1998. Entre 2002 y la primavera de 2003 perteneció al consejo de redacción de la revista De Cuba. Fue subdirector de Primavera Digital. Colaborador habitual de CubaNet desde 2003. Reside en Arroyo Naranjo. Sueña con poder dedicarse por entero y libre a escribir narrativa. Le apasionan los buenos libros, el mar, el jazz y los blues.

[fbcomments]