Los cambios, la tecnología y la televisión en Cuba

Los cambios, la tecnología y la televisión en Cuba

La gran diferencia de la actualidad, con lo que pasó cuando se estableció la televisión en colores en Cuba, es que nadie salió afectado

televisión Cuba
Los cambios tecnológicos en la televisión cubana. Foto tomada de Internet

LA HABANA, Cuba.- A finales del año 1957, el señor Gaspar Pumarejo, que en aquel entonces era presidente de la Escuela de Televisión, anunció oficialmente la introducción de la televisión en colores en el país. A partir de ese momento todo el mundo hacía esfuerzos para poder tener la novedad, un televisor que se viera en colores, tanto como los esfuerzos de unos vecinos que se dice pegaron en la pantalla papeles transparentes de diferentes colores.

Tal como fuera, puede decirse que fue una proeza en América Latina, y que este emprendedor capitalista convirtió a la isla de Cuba en el segundo país, después de Estados Unidos de América, en tener este tipo de tecnología.

Las imágenes se comenzaron a transmitir desde el canal 12, ubicado en el Hotel Havana Hilton, rebautizado por la dictadura cubana como Habana Libre.

En aquella época, anterior a la debacle “revolucionaria”, se puede decir que nuestro país era el territorio experimental de las tecnologías anglosajonas, por lo que llegó a convertirse en el pionero de numerosas prácticas televisivas. Pero las cosas han cambiado de forma drástica desde entonces.

El pasado año se informó que a partir de un donativo monetario hecho por la República Popular China al ICRT (Instituto Cubano de Radio y Televisión), se preveían mejoras en la señal televisiva. El objetivo es el salto tecnológico desde los procesos analógicos a los sistemas digitales, algo que requiere de una fuerte inversión, que incluye hasta transformaciones estructurales en la arquitectura de los edificios desde donde se emiten las señales, además de un mejor aseguramiento del sistema de electricidad y la preparación de los recursos humanos.

No obstante, se ha anunciado recientemente, por parte de Jorge Félix Rodríguez Pérez, director en Sancti Spíritus de Radio Habana Cuba, que esa provincia está preparada para el apagón analógico, o sea la transición total a la televisión digital.

Habría que recordar que, en el mes de junio del pasado año, cinco municipios espirituanos dejaron de recibir la señal de la televisión digital, y explicaron que la afectación se suponía un incendio, causado por una descarga eléctrica. Se planteó que producto a esto, la provincia fue beneficiada con el transmisor de televisión digital más potente del país.

De manera oficial se ha dicho que el sector estatal se encuentra listo para la transición a la televisión digital, ello está vinculado al hecho de que esferas como: educación, cultura, deporte y ejército utilizan en sus centros de estudios televisores para recibir teleclases.

Pero lo más difícil del proceso son las cajitas decodificadoras de la señal digital, que no se encuentran a la venta y que en muchos casos no están al alcance del bolsillo de los cubanos, aunque el Banco Nacional de Cuba esté dispuesto a dar créditos. De igual forma los televisores de este sistema no tienen precios acordes a la posibilidad de obtención del total de la población.

La División territorial de Radio Habana Cuba en la provincia de Sancti Spíritus ha informado que las cadenas comercializadoras han vendido unos 66 mil equipos receptores (televisores híbridos o sistemas del tipo (STB) Set-Top Boxes, conocidos de forma popular como cajitas) que solo cubren alrededor del 60% de las 110 mil viviendas existentes en el área que va a recibir el apagón. También se explicó que consideran como crítica la situación de 4660 núcleos familiares que representan el 4.2% del total.

A pesar de todo ello, los dirigentes provinciales han expresado que las quejas de la población sobre la televisión digital tienen que ver con fallas por problemas de antena, por mala orientación de la antena, errores de instalación, entre otras causas, que traducido a lo que siempre dice la dictadura: “los problemas son de los usuarios”, léase el pueblo.

La programación de la televisión cubana no es buena, porque es demasiado política, y muchas personas prefieren ver las series, películas, novelas, etc., antes que un show televisivo que por lo regular tiene mala factura. Los cubanos también acuden al llamado “paquete”, con programas de televisión extranjeros, la mayoría de Miami.

Por ejemplo, los dos canales educativos se crearon con la finalidad de transmitir cursos de superación, y en estos momentos no lo hacen. El Canal Educativo 2, cede su espacio una gran parte del día a Telesur, en el cual Cuba tiene acciones.

La gran diferencia de la actualidad con lo que pasó cuando se estableció la televisión en colores en Cuba es que nadie salió afectado, las personas tenían como meta poder llegar a comprar un televisor en colores, y lo podían adquirir a crédito, pero en ningún momento alguien dejó de ver la programación televisiva por el cambio tecnológico.

Ahora, cuando ocurra el apagón, el 40% de la población de estos municipios escogidos en Sancti Spíritus estarán sujetos a no tener algún entretenimiento en la casa para los niños y los mayores. Pero como todo lo que pasa en Cuba da igual, para el mundo exterior la información será que el tránsito a la televisión digital ha sido un éxito.

Recibe la información de Cubanet en tu teléfono a través de Telegram o WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 498 0236 y suscríbete a nuestro Boletín dando click aquí.

[fbcomments]