Luis Manuel Otero: La Seguridad le tiene miedo al gesto simbólico

Luis Manuel Otero: La Seguridad le tiene miedo al gesto simbólico

“Nadie puede parar el arte porque el arte es energía. Y se lo demostramos. Hicimos la carrera”

Luis Manuel Otero
Luis Manuel Otero Alcántara es detenido por performance con la bandera americana. Foto archivo

LA HABANA, Cuba.- ¿Llegarán tan lejos esta vez las amenazas de la Seguridad del Estado contra el Movimiento de San Isidro (MSI)? Es la primera pregunta que uno se hace apenas lee la “Narración de sucesos, temores y sinsabores en el marco de la XIII Bienal de la Habana”, que el productor Michel Matos publicara el 13 de abril en su perfil de Facebook.

Cualquier respuesta es una especulación, pero la realidad es que el artista Luis Manuel Otero Alcántara estuvo desaparecido, y nadie supo de su paradero por más de 72 horas. Amaury Pacheco (OmniPoeta) asegura que ahora “el escarmiento es contra Luis Manuel”, pero poco a poco “la represalia será contra todos”, porque lo que cualquier denuncia tiene que ser colectiva.

Según OmniPoeta, el abogado Enix Berrio Sarda, tío de Otero Alcántara, recorrió las estaciones de policía de la ciudad buscando información sobre su sobrino y no encontró nada hasta el momento de su liberación.

“Lo tenían en San Miguel del Padrón”, dijo a CubaNet el abogado.

“Yo estaba aislado. Me metieron en una celda solo”, denunció el mismo Otero Alcántara a CubaNet. “Y tampoco sé nada de Daniel Llorente”, para quien fue el homenaje-performance que causó tanto escándalo.

“No hay nada que criminalizar porque es una obra de arte. No hay ninguna ley que me impida correr con una bandera”, dice el artista, quien salió de su desaparición forzosa sin una multa, carta de advertencia o expediente abierto.

Por otro lado, Michel Matos fue interrogado durante 9 horas, y Pacheco está convencido de que con la nueva Constitución “las condiciones están creadas para que se vaya el Movimiento completo”. MSI está en su legítimo derecho a “defendernos, porque el gobierno lo que está diciendo es abajo el arte independiente, y la nación es de las mentes que la repiensan”, asegura el poeta, quien lleva más de 20 años en la alternatividad cubana.

La estrategia del régimen se ha extendido de los artistas de la XIII Bienal a los vecinos del Barrio San Isidro.

“Están tratando de separar a los artistas que tienen muestras colaterales diciendo que los problemáticos somos nosotros”, porque con ellos no ha pasado nada, dice OmniPoeta. La actriz y miembro del grupo, Iris Ruiz, está convencida de que “esos muchachos”, los del Barrio San Isidro, que participaron en la competencia en homenaje a Daniel Llorente, “serían los primeros en el mundo en ser procesados por participar de un performance que no duró ni 30 min”. Uno de ellos se enfrenta a un tribunal militar por estar en su período de servicio militar obligatorio.

Otero Alcántara desmintió algunas de las farsas que se han divulgado. “Es importante aclarar que eran jóvenes en la mayoría de edad. Se les explicó cómo era la obra y estuvieron de acuerdo en correr, porque los jóvenes no odian a los Estados Unidos”, tal y como generaliza el gobierno en su discurso oficial.

A Matos la seguridad le dijo que Luis Manuel “había hecho un mal cálculo con esta acción, y que estaría mucho más tiempo del que él hubiera podido calcular”, según contó en su cuenta de Facebook. Lo que legitima la acción plástica de Otero Alcántara es la cantidad de lecturas que ha tenido su performance, pero la calificación “anexionista” que le ha dado el régimen ha sido la más conveniente para justificar la represión en contra del grupo.

“El tema de la bandera es otra cosa que el gobierno está usando en mi contra, y yo no soy pro americano ni pro nada”, aclara Alcántara. “El homenaje a Daniel Llorente es el derecho que tienen todos los seres humanos de ir contra el concepto retrógrado de patria con el que quieren enjaularnos dentro de esta Isla”, dice.

Los funcionarios de cultura “están declarando que Luis Manuel no es artista, sino activista”, como si ser lo segundo fuera un delito en sí mismo. “Pero eso no me hierve la sangre, porque lo mismo le dicen a Tania Brugueras, que está entre las mejores artistas latinoamericanas”, comentó OmniPoeta.

“Todos los artistas lo reconocen como un artista genuino, que ha problematizado la realidad cultural cubana, y detrás de él hay un grupo que ha hecho arte durante más de 20 años”, asegura.

“Hay madera, hay conocimiento, y si en aquellos años éramos alternativos ahora estamos luchado por un espacio independiente, real, donde podamos crear con tranquilidad”, dice Amaury Pacheco, mientras recuerda a Poesía Sin Fin, la Peregrinación a San Lázaro, entre otros tantos espacios donde el arte encontró libertad, como las huellas que dejó en el mapa cultural cubano, Rotilla Festival.

En el barrio “no hubo desorden público como están diciendo ellos. Fueron solo veinte tantos jóvenes corriendo en una competencia como si se estuvieran jugando a la chapa, al pon, ¿cuál es el delito?”, repite Otero Alcántara.

“En el movimiento todos somos artistas. Ninguno es delincuente. Ellos pueden abrir los expedientes que les dé la gana, pero estoy en la calle porque no hubo ninguna ilegalidad. La Seguridad le tiene miedo al gesto simbólico. ¿Por qué quieren amedrentar a Michel Matos? ¿No saben que Michel Matos es un tipo durísimo? Nadie puede parar el arte porque el arte es energía. Y se lo demostramos. Hicimos la carrera”, sentenció.

La lucha es pacífica, porque para MSI “Gandhi es el patrón. Nosotros queremos volver a la belleza del arte”, concluyó OmniPoeta, lo que no excluye que los vecinos, los activistas y los intelectuales cubanos se pronuncien y generen el cambio necesario para toda Cuba.

[fbcomments]