¿Se reunirá John Kerry con los opositores? (vídeo)

¿Se reunirá John Kerry con los opositores? (vídeo)

Será “muy difícil que EE. UU. mantenga su credibilidad si no invita a la oposición” a la inauguración de la embajada

16589963-mmmain[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=Z7jAJAI9BtA[/youtube]

LA HABANA, Cuba. – Faltan pocos días para que el Secretario de Estado de los Estados Unidos, John Kerry, arribe a La Habana para dejar oficialmente inaugurada la embajada de su país.

Aunque aún no se han cursado invitaciones ni a la prensa independiente ni a las principales figuras de la disidencia, algunos esperan estar presentes en la ceremonia porque, de otro modo, según afirmó Marta Beatriz Roque en entrevista para Cubanet, sería “muy difícil que el gobierno de los Estados Unidos mantenga su credibilidad si no invita a la oposición”.

Varios medios de prensa extranjeros se han percatado de lo peculiar de la fecha elegida para el izamiento de la bandera en la embajada norteamericana, un momento en que los principales líderes de la oposición se encontrarán reunidos en un congreso en Puerto Rico, lo que ayudaría a justificar la mínima o nula presencia de estos en un acto del que, al igual que sucede con las conversaciones en las mesas de diálogo, nadie sospecha cómo han sido pactados los pormenores.

Para el director del proyecto cívico Estado de Sats, Antonio Rodiles, que desde el inicio de los intercambios diplomáticos entre Cuba y los Estados Unidos se ha desmarcado de una corriente opositora entusiasmada con el proceso, la visita de John Kerry a La Habana viene rodeada de muchas expectativas pero no de certezas de cómo se van a manejar las cosas en el futuro.

Antonio Rodiles
Antonio Rodiles

En cuanto a la ceremonia, nos ha dicho que supone que la administración Obama invite a algunos representantes de la oposición pero, en lo personal, de ser invitado, Rodiles estaría por decidir si asiste o no.

La mayoría de los entrevistados por Cubanet coinciden en que deberían estar presentes algunas representaciones de la oposición pacífica e integrantes de la sociedad civil independiente, aunque aceptan que es poco probable que suceda algo así, sobre todo por las presiones del gobierno cubano que aparenta llevar las riendas de las negociaciones.

En opinión del escritor y periodista independiente Jorge Olivera Castillo, aunque la oposición no ha tenido un nivel de representatividad en este proceso, debería dársele un poco más de visibilidad. “Es cierto que es una negociación entre gobiernos y la oposición cubana parece débil y fragmentada pero hay que tener en cuenta que la represión en Cuba ha sido brutal y nuestra oposición no ha podido organizarse como en otras realidades, como en Europa del Este. (…) Seria desafortunado que los Estados Unidos nos dejaran rezagados. Que ocurra como con los altos representantes de la Unión Europea que han dejado en la estacada a la oposición. Eso es una mala señal”.

Héctor Maseda Gutiérrez, presidente del Partido Liberal Democrático de Cuba, es de los que recibió con agrado las noticias sobre el proceso de normalización de las relaciones entre los dos países y dice sentirse muy satisfecho con los intercambios que mantiene su Partido con las diversas delegaciones norteamericanas que han visitado la isla, sin embargo, reconoce no haber sido invitado, hasta el momento, a la ceremonia de inauguración de la embajada:

“Somos partidarios de que no nos van a invitar. (…) En este momento no corresponde porque no somos representativos, aunque somos una oposición viva. (…) No nos molestaría, lo entenderíamos. Nuestras relaciones no han sido malas, nos han apoyado, pero no somos mercenarios de una potencia extranjera, como dicen aquí”.

Martha-Beatriz-Roque_CYMIMA20150706_0025_13
Martha Beatriz Roque

Por su parte, Marta Beatriz Roque considera que se crearon muchas expectativas después del 17 de diciembre del 2014 pero que todo eso “se fue cayendo”. Según la reconocida disidente, miembro del Grupo de los 75, “la palabra de Obama se convirtió en agua con sal. (…) Hay mucho blablablá en los asuntos económicos. En siete meses no se ha materializado nada”.

Seguro de que lo más importante por el momento es que los Estados Unidos Unidos y Cuba terminen de normalizar las relaciones, Elizardo Sánchez, presidente de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, es de los que opinan que la finalidad del gobierno cubano en la mesa de diálogo es ganar tiempo y no dar pasos que beneficien al pueblo de Cuba. De modo que sería fácil deducir que se negarán a participar de igual a igual con la oposición, mucho más dispuesta y preparada para un encuentro, ya que el gobierno cubano siempre reaccionará como lo que es, “una aristocracia totalitaria”.

Considerada uno de los acontecimientos más importantes en más de medio siglo de tensiones políticas entre ambos países, la visita del jefe de la diplomacia norteamericana continuará suscitando opiniones diversas sobre la trascendencia del gesto, sus consecuencias inmediatas y a largo plazo, así como las circunstancias en que transcurrirá la ceremonia, donde se espera que, por primera vez, puedan interactuar en un mismo lugar del territorio cubano, como invitados en igualdad de condiciones, representantes del gobierno cubano y los opositores.

[fbcomments]