1

La cola cubana se alarga en Miami

Cubanos, Miami

MIAMI, Estados Unidos. – “Somos demasiados llegando a la misma vez”, dice Álvaro López, uno de los cientos de cubanos que hacen largas colas en una de las oficinas de Niños y Familia (Children and Family, en inglés) para recibir la ayuda que se concede a los recién llegados.

La ayuda que esperan recibir es de 220 dólares en cupones de alimentos, 180 en dinero efectivo y un seguro de salud como parte de la asistencia para refugiados que otorga el Gobierno de los EE. UU.

Este martes, CubaNet recorrió varias de estas oficinas en el condado de Miami-Dade. Según los testimonios recogidos, el denominador común en todas las oficinas son las colas nocturnas para alcanzar los turnos que se reparten a diario.

“Todos los días la cola puede comenzar con 60 y llegar a 500 personas”, declaró a CubaNet Jéssica Cárdenas quien después de un día de espera alcanzó un de los 40 turnos que reparten en la oficina ubicada en el número 1607 SW de la avenida 107.

Las filas formadas por los cubanos son copias fieles de la auténtica cola cubana, donde se apunta y se “canta” la lista en la noche y la mañana.

Delvis Herrera entró al país hace una semana, se encuentra bajo restricciones que no le permiten salir de un radio de 112 kilómetros. Además, debe reportarse a diario ante las autoridades de Migración enviando una foto suya.

“La ayuda no debería ser así. No tenemos licencia para manejar; la mayoría de nosotros dependemos de terceros para que nos traigan a la hora que pasan la lista. Si llegas tarde te puedes encontrar unas 200 personas delante de ti; entonces tienes que volver y esto te puede tomar una semana o dos, no mejoramos”, dice refiriéndose a la realidad en Cuba.

Niños y Familia, Miami, Migrantes cubanos
Oficina de Niños y Familia sita en 1490 NW, avenida 27, en Miami (Foto del autor)

Más de 46 000 cubanos llegaron a Estados Unidos desde octubre de 2021 hasta finales de febrero de 2022. La cifra supera los 35 000 que huyeron de la Isla durante la crisis de los balseros en 1994, en pleno Período Especial.

El testimonio de quienes formaron parte de la oleada de cubanos que llega a Estados Unidos a través de Centroamérica, auguran que la situación se agudizará.

“Hay muchos jóvenes en el camino, pero muchos”, dice un muchacho que hace la cola, quien se negó a ser identificado por su nombre para “no tener problemas”.

“Más que ayuda, prefiero que me den el permiso de trabajo; vine a este país a trabajar, no a recibir ayuda”, agrega el joven.

En la oficina ubicada en el número 1490 NW de la 27a. avenida, los cubanos esperan, comparten el café y las experiencias de los primeros días en territorio estadounidense. Entre ellos está Lisandra Duarte, quien fue admitida por las autoridades migratorias hace solo siete días.

“Si reparten 70 turnos de un día para otro, estamos obligados a dormir aquí para alcanzar. Nos toca estar aquí para clasificar y recibir la ayuda (…). Hay demasiadas personas detrás de esta ayuda; dicen que hay algunas oficinas cerradas y aquí atienden según el personal que tengan disponible”.

Timothy Zúñiga-Brown, el encargado de Negocios de Estados Unidos en Cuba, aseguro en una entrevista concedida a CubaNet que “las personas tienen sus derechos legales una vez [que se encuentran] en Estados Unidos, y eso se va a respetar (…). Para nosotros sería bueno que se mandara el mensaje claro y contundente a aquellas personas que no están llegando de una manera formal: serán regresados si tratan de ir de una forma que no es ordenada, segura y formal”.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.