Investigadores del desastre aéreo en Cuba rebaten comunicado de la aerolínea

Investigadores del desastre aéreo en Cuba rebaten comunicado de la aerolínea

“Un proceso (de investigación) de esta magnitud requiere del análisis de múltiples factores y aún no ha concluido”

Equipos de rescate en la escena del accidente (Getty)

LA HABANA, Cuba.- La comisión que investiga las causas del accidente de aviación ocurrido en Cuba hace dos meses calificó hoy como “especulaciones” el comunicado en el que la compañía mexicana Global Air, propietaria del aparato, atribuyó el siniestro a un “fallo humano” de los pilotos.

El pasado 18 de mayo un avión Boeing 737-200 arrendado por la aerolínea Cubana de Aviación a Global Air se precipitó a tierra tras despegar del Aeropuerto Internacional José Martí para cubrir la ruta nacional La Habana- Holguín con 113 personas a bordo, de las que 112 fallecieron y solo una sobrevivió a la catástrofe.

La comisión creada para determinar las causas de este accidente, encabezada por el Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba (IACC) y a la que se sumaron expertos de México, de la empresa estadounidense Boeing y peritos europeos, declaró en una nota informativa que “un proceso (de investigación) de esta magnitud requiere del análisis de múltiples factores y aún no ha concluido”.

Por tal motivo considera que “cualquier afirmación sobre las posibles causas que provocaron el fatal accidente es prematura” y refiere que continúa su trabajo de acuerdo con el programa establecido y una vez concluya el análisis de las evidencias se informará de los resultados.

La empresa Global Air, cuyas actividades fueron suspendidas por las autoridades de México tras el accidente en Cuba, divulgó un comunicado este lunes en el que sostuvo que el accidente se debió a un “fallo humano” de los pilotos, quienes despegaron con “un ángulo de ascenso muy pronunciado”.

El director general de Global Air, Manuel Rodríguez, también afirmó en el mensaje que la suspensión y la revisión técnica extraordinaria llevadas a cabo por la Dirección General de Aeronáutica Civil de México tras el siniestro “se hicieron ilegalmente” bajo “flagrantes violaciones del marco legal”.

El Instituto de Aeronáutica Civil de la Isla informó el pasado 12 de junio que la investigación del accidente aéreo ha registrado avances y que los expertos esperan hallar sus causas lo antes posible.

Además, explicaron que con ese fin las cajas negras del avión fueron trasladadas a Estados Unidos, donde fue diseñado y fabricado, para ser analizadas en laboratorios de ese país que cuenta con el equipamiento y la tecnología adecuados.

Este accidente, uno de los peores sufridos por la aviación civil de Cuba, provocó la muerte de 112 personas, de ellas 101 cubanos y once extranjeros: siete mexicanos -incluidos los seis miembros de la tripulación y una turista-, dos argentinos y dos saharauis residentes en la isla, uno de ellos de nacionalidad española.

La única sobreviviente fue la cubana Mailén Díaz Almaguer, de 19 años, quien está estable y responde favorablemente al tratamiento, aunque su estado es “crítico” debido a afectaciones respiratorias, de acuerdo con el último parte médico del hospital Calixto García donde es atendida.

EFE

[fbcomments]