Frenesí totalitario en La Habana

Frenesí totalitario en La Habana

La Habana ha sido sede por estos días de tres eventos que han contado con la presencia de los más eximios personajes de la izquierda internacional

La Habana izquierda latinoamericana
Foto archivo

LA HABANA, Cuba.- La Habana ha sido sede por estos días de tres eventos que han contado con la presencia de los más eximios personajes de la izquierda internacional, bien a título personal, o como representantes de agrupaciones de ese signo político.

El primero de los cónclaves, denominado III Simposio Internacional La Revolución Cubana, génesis y desarrollo, estuvo colmado de loas hacia la figura de Fidel Castro, sobre quien la investigadora Katiuska Blanco afirmó que “no existió causa justa que no lo tuviera entre los más vehementes defensores”.

Particular interés despertó en este Simposio la reaparición de Eliades Acosta Matos, aquel “combativo” director de la Biblioteca Nacional de Cuba, que después fue promovido a jefe del Departamento de Cultura del Partido Comunista, para finalmente solicitar su liberación de esa responsabilidad.  Una vez liberado de ese cargo, Eliades se estableció en República Dominicana, donde ha continuado desarrollando una labor intelectual de matiz izquierdista. Sin embargo, los medios oficialistas cubanos lo mantienen en una especie de ostracismo. Al parecer, la cúpula del poder no le perdona el abandono de la misión partidista que tenía asignada.

A continuación aconteció el Encuentro Antiimperialista de Solidaridad, por la Democracia y contra el Neoliberalismo. Este evento mostró a las claras el sesgo totalitario de esta izquierda reunida en La Habana, pues en todo momento se exhortó a gobernantes como Nicolás Maduro, Evo Morales y Daniel Ortega a seguir maniobrando para perpetuarse en el poder.

El sociólogo Atilio Borón se lamentó de lo que considera “el dominio de la derecha de los principales medios de difusión a nivel mundial”.  En realidad es una burla que se diga algo semejante aquí en Cuba, un país en el que sus gobernantes ejercen un férreo control —mucho más que el criticado por Borón— sobre los medios y la información.

Como buenos exponentes de la intolerancia política, los participantes en este Encuentro evaluaron la realidad en blanco y negro. Para ellos lo que no comulga con la izquierda se identifica con los intereses del imperialismo yanqui. De esa manera juzgaron la actuación del gobierno salvadoreño al romper relaciones con el régimen chavista de Nicolás Maduro.

Como colofón se celebró una reunión del Grupo de Trabajo del Foro de Sao Paulo, ente responsabilizado —y no falta razón para ello— de las revueltas que han tenido lugar recientemente en países como Chile y Ecuador.  La cita fue aprovechada por los organizadores cubanos para reafirmar el apoyo de la isla a la subversión continental. En ese sentido la segunda figura del Partido Comunista, José Ramón Machado Ventura, declaró que “mientras más radical sea la agresión, mayor será nuestro compromiso solidario con las causas justas”.

Un denominador común de los tres eventos fue el pedido de excarcelación del ex presidente brasileño Luis Inácio Lula da Silva, así como la condena al “bloqueo” de Estados Unidos contra la isla.

Sería conveniente recordarles a los reunidos en La Habana que solo en el 2018 Estados Unidos vendió alimentos a Cuba por más 271 millones de pesos, una cifra superior a la exhibida por la inmensa mayoría de sus gobiernos, y también por los que cada año se prestan para el circo castrista en las Naciones Unidas.

Recibe la información de Cubanet en tu teléfono a través de Telegram o WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 498 0236 y suscríbete a nuestro Boletín dando click aquí.

[fbcomments]