Familias plantadas sin hogar en La Habana: “Nuestras vidas son las que están en juego”

Familias plantadas sin hogar en La Habana: “Nuestras vidas son las que están en juego”

El pasado martes, varias familias residentes en un edificio en peligro de derrumbe en Habana Vieja sacaron sus pertenencias y las colocaron en la entrada del inmueble

LA HABANA, Cuba. – Al menos diez familias permanecen plantadas con sus pertenencias desde la madrugada del martes en los bajos del edificio donde residen en la Habana Vieja, con la intención de ejercer presión sobre las autoridades para que le solucionen su situación de vivienda.

“Estamos cansados de tantas mentiras, y nuestras vidas son las que están en juego, por lo tanto, vamos a estar aquí sentados y vamos a llevar esto hasta sus últimas consecuencias”, aseguro Anisley Blanco Salazar, una de las protestantes.

Según contó a CubaNet, en la madrugada del martes todas las familias se pusieron de acuerdo y sacaron varias de sus pertenencias y las colocaron en la entrada del edificio, ubicado en la calle San Pedro entre Sol y Muralla, a pocos metros de la terminal marítima de cruceros.

“Bajamos camas, televisores, lavadoras, en fin, bajamos todo lo que pudimos, pero la policía sin nuestro consentimiento, entraron nuestras cosas y las pusieron dentro del edificio, bajo la amenaza de que nos podrían meter presos por eso y, además, nos dejaron postas de policías, pero igual aquí vamos a seguir hasta que nos resuelvan”, enfatizó Anisley.

La dirección municipal de la Vivienda les había prometido desde diciembre de 2018 que les otorgarían nuevas viviendas en un edificio recién construido en el municipio capitalino de San Miguel del Padrón, ya que el que ellos habitan se encuentra en eminente peligro de derrumbe.

“El director de la vivienda provincial Euclides Santos nos dijo que nos mudábamos antes del 31 de diciembre para cuarta y ocho vías y que nos comeríamos el lechoncito de fin de año en nuestras nuevas casas y sin embargo míranos aquí todavía”, señaló la mujer.

“Esta es la tercera ocasión que salimos para la calle y en las veces anteriores todo lo que nos han prometido ha sido mentiras, siempre nos dicen vamos a resolverles y todo es mentira, todo se queda ahí mismo, por eso esta vez sí estamos decididos a todo”, puntualizó.

Según Mercedes Crespo Carmona, en agosto del pasado año el edificio fue declarado inhabitable e irreparable por la unidad de construcciones militares que realizó la defectación del inmueble.

“Imagínate que ahora con la reparación que están haciendo enfrente  en la terminal de cruceros, los trabajadores no dejan de dar golpes, no dejan de construir y no dejan de hacer su trabajo y todos esos golpes allá enfrente repercuten aquí en el edificio y nos afecta mucho porque se puede caer”, dijo Crespo.

Entretanto, Dulce María Linares asegura que reside en el edificio hace más de cincuenta años y que nunca había tenido tanto miedo como el que siente ahora ante la posibilidad de que el inmueble se desplome.

“A mí me prometieron darme algo aquí en la Habana Vieja, una casita plástica o un local grande para toda la familia. Ahora dicen la gente del gobierno que no se han podido comunicar con Perla, la persona que tiene que ver con eso, y no entiendo si son del mismo partido y gobierno como no se pueden comunicar con ella, o acaso es de otro país, yo quiero que me digan”, insistió Dulce.

Por su parte, Eleodora Rivero Moreno advierte que el plazo para llevarlos al supuesto edificio que les están construyendo en San Miguel del Padrón se lo han cambiado en dos ocasiones. Ella ha constatado que todo forma parte de un “juego” por parte de las autoridades.

“Primero nos dijeron que en diciembre ya nos íbamos, luego que ahora en junio, pero yo fui hasta el edificio que dicen ellos que era para nosotros y allí no han hecho nada. Yo tengo todo recogido en cajas desde que nos avisaron que nos íbamos en diciembre, incluso pensé: ‘Ay mi madre, yo que arregle mi cocinita y el baño no hace mucho’, y todo gracias a mi sobrino que es teniente coronel de Santiago de las Vegas y a ellos le resuelven materiales por el centro de trabajo, él me regalo un poco de cemento y así, con sacrificio, yo fui haciendo mis arreglos”.

[fbcomments]