Escuelas abandonadas, no hay peor ciego que el ojo del amo

Escuelas abandonadas, no hay peor ciego que el ojo del amo

La indolencia gubernamental sobrepasa los límites de la imaginación

GRANMA, Cuba.- Roídas por el abandono y el comején humano, en el territorio granmense, se alzan por doquier estructuras esqueléticas de antiguas escuelas en el campo. Las más afortunadas, muestran solo desnudas estructuras de hormigón prefabricado. El resto, solo ruinas indicadoras de los extintos centros de enseñanza, perdidas entre la maleza y el deterioro. La indolencia gubernamental al respecto, sobrepasa los límites de la imaginación.

En el municipio granmense de Yara, aprovechando su terreno llano y fértil,  fue construido un complejo de 14 escuelas secundarias y preuniversitarias, conocidos como las Veguitas. En la actualidad, solo cinco brindan servicio educacional. Pasada la fiebre nacional de las escuelas al campo, les sobrevino la recesión.

“Las Veguitas 7, 8, 9, 12 y 13 fueron cerradas en 2008, la 10 en 2009 y la 11 en 2011; la 13 fue usada por tres años como centro de evacuación. Una de ellas fue usada por varios años como centro correccional de mujeres y la Veguita 1, la están convirtiendo en una prisión”. Aclara un pedagogo y metodólogo provincial de Educación.

Actualmente son custodiadas por fuerzas del MININT. Los reclutas hacen función de custodios de escaleras rotas y esqueléticas estructuras, carentes de carpintería e instalaciones eléctricas y sanitarias, a las que ya es imposible sustraerle algo útil.

“Incluso las que se están usando carecen de condiciones…, casi todas son viejas con coloretes, por fuera parecen impecables, pero por dentro están desbaratadas…, tienen problemas de carpintería, falta de mobiliario, baños sin sanitarios y herrajes,  carencia de agua potable, filtraciones y agrietamiento, entre otros problemas. Y eso es por arribita, porque si vamos a fondo, carecen hasta de profesores”.

“La EPEF (Escuela de Profesores de Educación Física) es un destrozo”. Ejemplifica: “La piscina lleva rota alrededor de 20 años y el fondo está lleno de grietas, cubierto de escombros y basura, y casi todo el sistema de bombeo y reciclaje ha desaparecido por el canibalismo (robo). El resto de la escuela está en mal estado y con lo que han gastado en reparaciones, podían haber construido una nueva”, sentencia.

Peor situación de detrimento muestran otros extintos centros de enseñanza en el campo, actualmente abandonados. De Los Sombreros (tres instalaciones) de Cauto Cristo, Grito de Yara en Río Cauto, entre otros, solo quedan estructuras, deshechas y arrasadas.

En Bayamo, los restos desahuciados de La Cachanga y Las Casibacoas I y II, ahora asociados a las FAR, forman parte desde el pasado siglo de proyectos de rescate que no acaban de ver la luz.

Algunos residentes locales dudan que tales despojos puedan ser reciclados en la nueva obra y en varias ocasiones han solicitado reutilizar lo poco que queda (tejas de fibrocemento, lozas de piso y barras de acero) para la reparación de algunas viviendas cercanas, pero la negativa del Gobierno y autoridades locales ha sido rotunda.

Nauris Téllez, residente de Flora (poblado vecino a Casibacoa 1), comunica que hace más de 5 años vinieron a inspeccionarla, “porque iban a convertirla en un porcino de las FAR, pero nunca pasó de la intención y todo se ha destruido por gusto”.

Un oyente no identificado, que intervino bruscamente, alegó: “Uno vive aquí en el monte y a la orilla del río, en unas casitas de mala muerte y esos desgraciados (autoridades) prefieren que se destruyan las cosas, antes de resolver los problemas de la misma gente, que está dando la vida por esta mierda de revolución invertida, que cada día nos vuelve más pobres”, manifiesta indignado.

“Total, si cuando vayan a hacer el porcino, todos esos materiales se los van a robar ellos mismos, porque para lo que van a hacer, tienen que asignarles materiales nuevos…, con la falta de materiales y casas que hay, y destinar esto a los puercos, lo que parece es una contrarrevolución de otros puercos similares”, concluye.

Un recorrido posterior por ese poblado posibilitó observar decenas de viviendas en deprimente estado constructivo.

Un proyectista consultado, de la Empresa de Proyectos e Ingeniería del MINAG, aclara que con los referidos proyectos se pretenden remodelar las instalaciones actuales de la ESBEC Casibacoa 2 y adaptarle como Bioterio de un Laboratorio Provincial de Diagnóstico Veterinario (inexistente aún), mientras que la Casibacoa 1 será convertida en un Centro de Crianza Porcina. La Cachanga, actualmente funge como base de transporte de la UAM (Unidad Agrícola Militar).

Lo indignante es que no son estas las únicas en desgracia, otras escuelas cumplen ahora funciones ajenas a la educación. Súmense, además, varias escuelas cerradas por escasos matriculantes.

Tal situación amerita proyectar una nueva Operación Milagro para corregir los defectos visuales y éticos, de los responsables directos de la destrucción de tantos centros educacionales en la nación. Favor, asignar fondos.

[fbcomments]