“Es política del Estado desinformar al pueblo”

“Es política del Estado desinformar al pueblo”

Entrevista a joven guantanamero, detenido por la Seguridad del Estado por compartir el acceso a Internet mediante WiFi

Leinier Cruz Salfrán (Foto del autor)
Leinier Cruz Salfrán (Foto del autor)

LA HABANA, Cuba. –El gobierno de Raúl Castro, a pesar del acercamiento entre Cuba y Estados Unidos, sigue en la tarea de impedir al pueblo el libre acceso a Internet.

El pasado lunes 19 de enero Cubanet publicó una noticia donde daba cuenta de la detención del joven guantanamero Leinier Cruz Salfrán el sábado 17 de enero por agentes de la Seguridad del Estado. ¿El motivo? Leinier se reunía junto a un grupo de jóvenes en las afueras del Hotel Martí, se conectaba mediante su laptop al WiFi del inmueble y compartía Internet con el resto de los presentes, que también llevaban sus computadoras portátiles al lugar.

Contactamos con el mencionado joven, quien accedió a concedernos esta entrevista:

Leinier, ¿por qué te detuvo la Seguridad del Estado?

Porque, según ellos estaba cometiendo un delito de Actividad Económica Ilícita.

¿Qué hiciste?

Compartir el uso de Internet con otras personas mediante la conexión WiFi del hotel Martí.

¿Cuántos usuarios llegaron a conectarse al mismo tiempo a Internet gracias a tu iniciativa?

No había una cantidad fija, hubo días en que se conectaron algo más de cincuenta personas en los bajos del hotel Martí que era donde generalmente me conectaba.

¿Cuál era la velocidad típica de conexión cuando todos se conectaban al mismo tiempo?

El hotel Martí tiene un ancho de banda de 6 Mbps (Megabits por segundo), que equivale a una velocidad de descarga de 600 Kb por segundo. La velocidad alcanzaba para chatear, participar en una video conferencia o realizar una sesión de audio en Facebook. La velocidad era aceptable.

Después los directivos del hotel aplicaron un límite de velocidad de 2 Mbps por cada cliente directo. Sólo podían conectarse directamente al hotel 3 personas sin interferencias. Si se conectaba otra la velocidad se repartía entre las 4.

Al final, tuve que decirles a los usuarios que no podían hacer videoconferencias porque ya el ancho de banda no alcanzaba para todos. Todo se limitó a abrir páginas, descargar correos y a sesiones de voz.

¿Cómo calificas las posibilidades de conexión a Internet que hoy existen en la ciudad de Guantánamo?

Hay muy pocos puntos de acceso a Internet, sólo dos telepuntos con 10 computadoras, para una ciudad de más de 150 000 habitantes. Para colmo, ahora el hotel Martí niega el acceso a Internet a los cubanos, que ya ni siquiera pueden pagar 1 dólar para subir a la terraza, que es donde han puesto el acceso por WiFi.

Además, en el Hotel Guantánamo, el equipo de punto de acceso estaba en el lobby y ahora lo pusieron en el segundo piso y hasta le quitaron las antenas, las cuales sólo las ponen entre 4 y 8 pm. Quien quiera acceder a Internet tiene que pagar 1 dólar por hora. Esto parte de una decisión del propio gobierno.

La policía te acusa de una supuesta actividad económica ilícita. ¿Tú cobrabas por compartir el acceso a Internet o compartías con tus amigos el costo de la conexión?

Nunca cobré porque sabía que me estaban siguiendo. Desde que comencé a compartir la conexión supe que me había convertido en un enemigo peligroso para las autoridades y sabía que en algún momento me iba a enfrentar con ellos cara a cara, obviamente bajo sus condiciones, así que me limité a compartir el costo de la conexión.

¿En Cuba existe alguna ley que impida compartir el costo de la conexión entre varios usuarios?

No lo sé. Durante los interrogatorios ellos me hablaron de que había un delito llamado Violación de Servicios Contractuales, algo así, en el cual, por violar un contrato se incurre en un delito que conlleva desde uno hasta tres años de privación de libertad. Al parecer ellos se convencieron de que no había pruebas de ninguna actividad económica ilícita, sin embargo me recalcaron que yo violé el contrato con ETECSA (Empresa de Telecomunicaciones de Cuba) para el uso del servicio Nauta, pero en mi opinión ellos no quisieron llegar al extremo de sancionarme.

¿Te devolvieron la laptop, las memorias flash y la cámara que te ocuparon durante el registro en tu domicilio?

No, todavía no me han dicho que harán con ellos. Me los quitaron y me han dejado desarmado, porque soy informático.

Hotel Martí en Guantánamo (foto del autor)
Hotel Martí en Guantánamo (foto del autor)

¿Piensas hacer lo que hiciste de nuevo?

No, no puedo tropezar con la misma piedra, sería un estúpido si lo hiciera. Pienso que tengo que enfocar mis esfuerzos hacia otras aristas, hacia los proyectos que tengo en mente hasta que encuentre una persona con la fuerza y posibilidades suficientes para ayudarme a realizarlos.

¿Por qué piensas que las autoridades ponen trabas a los jóvenes cubanos para que se conecten de forma barata a Internet?

Creo que es política del estado mantener la desinformación masiva a la población cubana y eso está demostrado por el hecho de que este gobierno nunca ha permitido el libre acceso a la información. Aquí no tenemos la posibilidad de adquirir computadoras, dispositivos móviles, acceso a la TV satelital, a Internet, no hay teléfonos de conexión satelital ni acceso a las tecnologías de la información. Lo que me han hecho a mí lo demuestra.

¿Cuál es tu situación jurídica actual?

Parece que no va a haber juicio. Le dijeron a la madre de mi niña que me comunicara que fuera a la Unidad de Operaciones para tramitar la aplicación de una multa, sabrá dios de cuántos pesos, pero yo he decidido no ir hasta tanto me lo comuniquen como dispone la ley, mediante un documento. De la misma forma en que vinieron con una orden de registro el mismo día que me detuvieron delante de mis vecinos como si fuera un delincuente y me metieron preso, así deben hacerlo para que yo vaya allá.

(Fuimos hasta el hotel Martí, lugar donde Leinier realizó la presunta actividad delictiva por la que fue detenido. En tres oportunidades este reportero intentó conversar con la administradora del hotel, a la que dejó su dirección y teléfono con una nota dónde le expresamos que nuestra intención era poner en su conocimiento lo publicado por Cubanet para que ofreciera su punto de vista. A pesar de nuestra insistencia dicha señora no aceptó que la entrevistáramos.)

Noticia relacionada: Detienen a joven informático por compartir Internet

[fbcomments]