El más buscado de La Habana

El más buscado de La Habana

Asaltador, ladrón, seductor de mujeres, estafador y huidizo ante la presencia policial

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=waG4leWXEbY[/youtube]
LA HABANA, Cuba.- Desde hace unos cinco años “El más buscado” recorre las calles de La Habana Vieja ganando popularidad. Si alguien preguntara como surgió el personaje, responderíamos sin pensar: de la necesidad.

La historia del pistolero más buscado y el actor que lo interpreta es común. Un joven provinciano que, al culminar los estudios universitarios, emigró a la capital en busca de oportunidades y fue tratado como ilegal dentro de su país.

Graduado en el Instituto Superior de Arte, el joven actor de apenas unos 30 años se inició en el teatro para después definirse como actor callejero. A petición del artista omitimos su identidad, misterio que forma parte del performance que desarrolla cada día en las calles del Casco Histórico capitalino.

“Trato de que las personas no sepan quién interpreta el personaje porque forma parte de su diseño (…) Estaría traicionando la obra si las personas me reconocen como el actor y no como el personaje que encarno”.

En la creación de “El más buscado”,  el actor intenta representar un indefinido western cubano, incorporándole lo salvaje del llamado “pistolero” en el argot de la isla.

“El personaje se basa también en el pistolero actual, ese que anda por las calles buscando las balas (CUC)”, dice. Su performance describe al pistolero tropical como asaltador, ladrón, seductor de mujeres, estafador y huidizo ante la presencia policial.

En el 2013 el actor comenzó de forma independiente a interpretar el personaje llamado Juan Marciano, basado en una obra alemana. Siguieron a este personaje, El más buscado, Bob Marley con la obra “Éxodo”, Pepe Rivera, el santiaguero abogado de “El más buscado”, “La Santa Muerte”, y “Juan Guerra”, un minero del cual la composición de su nombre evoca a Juan Candela, contador de cuentos del escritor Onelio Jorge Cardoso, y al concepto de guerrero, o “luchador” de la vida en la Isla.

De las estatuas humanas al performance cubano

Lo que habitualmente se clasifica como estatuas humanas, en Cuba se trasforma en un performance de improvisaciones inclinadas a la interacción con el público.

La teatróloga María Victoria Ballester explicó a CubaNet como se desarrolla esta tendencia en la isla.

“Se clasifica como estatua clásica la que el personaje que no se mueve y como estatua performance la que implica improvisación. A mí esto no me convence  porque estar quieto es un performance, y muy duro. Ahí tú te preguntas, si estar quieto es un performance. ¿Cómo abordaríamos la improvisación?”

“La improvisación es una nueva forma de trabajar en la calle, de relacionarse con la gente. El más buscado está dando un acabado artístico estético a esto, esa imagen de la imitación de la piedra es lo que vemos hoy en Cuba, ese es el sello artesanal”, agrega.

Lejos de la idiosincrasia, las estatuas humanas en Cuba buscan la identidad en su tendencia a trabajar el personaje con acciones que crean conflictos con el espectador, provocándolos.

Necesidad vs. desarrollo artístico

El desarrollo de las estatuas humanas en Cuba esta aparejado con el boom del turismo, abriéndose camino en los principales destinos turísticos del país: Pinar del Río, La Habana, Matanzas, Cienfuegos, Ciego de Ávila y Santiago de Cuba.

Mezclados con actores empíricos, los egresados de las escuelas de arte advierten que cuando no se hace un trabajo serio, es porque se responde a intereses comerciales. Al respecto el actor que encarna al más buscado dice:

“Es muy importante la creación. No puede ser tan sencillo como que yo coja una ropa, la llene de pintura y me quede quieto. Como no tengo nada que ofrecer, no hay creación, doy un caramelo a cambio cuando me dan un dólar. Eso es fácil. Cojo 5 dólares, lo invierto en caramelos y al final ganaré 35 dólares. Soy un vendedor de caramelos”.

María Victoria coincide en que hay que analizar las actuales propuestas.

“Te encuentras estatuas que tienen un trabajo más original, más de búsqueda de un personaje. Luego hay otras que están más al servicio de una publicidad y eso es algo que atenta mucho en contra de la valoración estética y, por qué no, la ética”.

[fbcomments]