EE.UU. exige inmediata liberación del periodista de CubaNet Roberto Quiñones

EE.UU. exige inmediata liberación del periodista de CubaNet Roberto Quiñones

“Cuba continúa siendo una isla donde la libertad de prensa no existe. Díaz-Canel sigue las órdenes y tácticas de censura de su predecesor”, dijo Marco Rubio

Marco Rubio y Kimberly Breier.

MIAMI, Estados Unidos.- Varios representantes del gobierno de Estados Unidos se unen para exigir al régimen cubano la inmediata liberación del periodista de CubaNet Roberto Jesús Quiñones Haces, quien fue detenido y golpeado el pasado lunes por la policía política de la Isla, y todavía se encuentra privado de la libertad en una cárcel de Guantánamo, provincia de residencia.

El senador Marco Rubio ha denunciado en su cuenta de Twitter que este proceder no es más que la copia de sus predecesores. “Cuba continúa siendo una isla donde la libertad de prensa no existe. Díaz-Canel sigue las órdenes y tácticas de censura de su predecesor”, escribió.

Junto al hashtag #ExpresiónNoOpresión Rubio exigió al régimen cubano la inmediata liberación de Quiñones, que solo se encontraba haciendo su trabajo.

Así mismo, Kimberly Breier, Subsecretaria de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, también expresó su repulsa ante la arbitrariedad, y utilizó su cuenta de Twitter para exigir al gobierno de Cuba la inmediata liberación del periodista, “quien fue golpeado y detenido por la policía simplemente por hacer su trabajo: tratar de proporcionar información precisa y libre de propaganda del régimen. Apoyamos el acceso de los cubanos a la información. #libertad de prensa”, reclamó.

La Embajada de los Estados Unidos en La Haban se hizo eco también de la denuncia.

Roberto Jesús Quiñones Haces, abogado y periodista de CubaNet, fue arrestado este lunes, y golpeado en el proceso, por la policía política de Guantánamo, mientras intentaba dar cobertura al juicio de Ramón Rigal y Ayda Expósito, una pareja de pastores evangélicos que decidió educar a sus hijos en el hogar.

Quiñones fue arrestado sobre las 2:10 de la tarde en el portal del Tribunal Municipal de Guantánamo, donde se desarrollaba la vista oral contra Rigal y Expósito, quienes, finalmente, fueron condenados a dos y un año y medio de prisión, respectivamente, por “actos contrarios al normal desarrollo del menor”.

La esposa de Quiñones, la Dra. Ana Rosa Castro, señaló que el periodista aún se encuentra detenido en la estación de policía y que se le acusa de Atentado. Además, después de una visita, aseguró que Quiñones está con el oído hinchado, producto de la golpiza recibida dentro del auto patrullero mientras era conducido a la estación. El reportero apenas ha podido comer, pues también tiene la lengua hinchada a causa de la golpiza, y sufre de fractura del dedo pulgar de la mano izquierda.

Esta agresión forma parte de una escalada de abusos y arbitrariedades que han tenido lugar contra el reportero durante las últimas semanas. El pasado jueves 18 de abril, fue detenido en el punto de control de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) de Guantánamo, situado en la Autopista Nacional, cuando se dirigía a la provincia de Cienfuegos a visitar a su madre.

[fbcomments]