Detienen y prohíben salir de Guantánamo a periodista de Cubanet

Detienen y prohíben salir de Guantánamo a periodista de Cubanet

Roberto Jesús Quiñones Haces fue detenido e interrogado por 3 horas, y amenazado por la Seguridad del Estado: “estamos tomando notas de tus artículos”

Roberto Jesús Quiñones Haces. Foto archivo

MIAMI, Estados Unidos.- A las 9:25 p.m. de este jueves 18 de abril de 2019 fue detenido en el punto de control de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) de Guantánamo, situado en la Autopista Nacional, el periodista independiente de CubaNet Roberto Jesús Quiñones Haces.

El reportero viajaba en el ómnibus que cubre la ruta Guantánamo-Cienfuegos en días alternos, acompañado de su amigo, el Dr. Regino Rodríguez Boti, quien también tuvo que interrumpir el viaje.

Los oficiales responsables de esta violación de la Constitución, y de los derechos individuales del periodista, se presentaron con los nombres de Víctor Víctor y Modesto.

Luego de hacerlos bajar del vehículo, Quiñones Haces fue conducido hacia un auto patrullero y trasladado a la unidad municipal de la PNR de Guantánamo, donde estuvo detenido ilegalmente hasta las 11:00 p.m. El Dr. Regino Rodríguez Boti permaneció en el punto de control hasta que pudo abordar un vehículo de regreso a Guantánamo.

Según le comunicó el oficial Víctor Víctor a Quiñones Haces, la detención se realizó debido a sus escritos hostiles en contra de la dictadura castro-comunista, y a que no pidió permiso para salir de la provincia, una humillación que quieren imponerle desde que el pasado mes de febrero fuera detenido cuando se dirigía a la Feria Internacional del Libro, detención que el reportero aseguró no iba a aceptar porque él no está bajo libertad condicional, ni existe ninguna ley que lo obligue a hacerlo.

Durante el breve tiempo de la detención, el oficial Víctor Víctor volvió a usar los mismos argumentos de anteriores ocasiones. Inculpó al periodista de intentar realizar una acción para la cual no está autorizado, y aseguró que están tomando notas de sus artículos y de su colaboración con el periodista Tomás Cardoso, de Radio Martí.

En el momento de su detención Quiñones Haces expuso a los pasajeros que él no era delincuente, sino poeta, escritor, periodista y abogado, y que estaba siendo detenido ilegalmente por la Seguridad del Estado por su posición en contra de la dictadura castro-comunista, en contra de las propias leyes cubanas y de lo establecido en la nueva Constitución, palabras que provocaron la solidaridad de algunos pasajeros, pero el periodista fue conminado a bajar del ómnibus por el esbirro que se encargó de su detención.

El objetivo de este viaje de Roberto Jesús Quiñones Haces era visitar a su anciana madre, María Haces Suárez, de 80 años de edad, la cual se encuentra convaleciente en Cienfuegos de una operación por fractura de cadera; y también participar en los festejos por el bicentenario de la Perla del Sur, su ciudad de origen.

Esta nueva acción represiva de la Seguridad del Estado de Guantánamo en contra del periodista independiente constituye una violación del artículo 241 de la Ley de Procedimiento Penal, que establece que nadie puede ser detenido sino en los casos y con las formalidades que las leyes prescriben, y que están regulados en los artículos 242 y 243 de la propia Ley, casos en ninguno de los cuales se hallaba el periodista al momento de ser detenido ilegalmente.

La Seguridad del Estado también ha violado la ley, pues su actuación puede constituir un delito de Abuso de Autoridad, u otro de Coacción, previstos y sancionados en los artículos 133 y 286.1 del Código Penal. Pero Roberto Jesús Quiñones es un cubano discriminado que no puede acudir a la Fiscalía Militar para denunciar este hecho, debido a la complicidad de este órgano con dichas violaciones. Ninguna de las quejas que ha presentado ante la Fiscalía General de la República, el Delegado del Ministerio del Interior de la Provincia, el Departamento de Atención a los derechos del Ciudadano del Ministerio del Interior, ni ante el Consejo de Estado, para denunciar los robos, detenciones ilegales y abusos de que ha sido objeto por parte de la Seguridad del Estado, han sido respondidos.

Con este proceder se demuestra claramente que la proclamación de la nueva Constitución es un acto meramente formal, pues todo indica que la Seguridad del Estado, con el apoyo de la Fiscalía y los Tribunales, continuarán violándola, toda vez que la acción anteriormente descrita constituye una violación de los artículos 41, 46, 52 y 54  de la Constitución, que establecen que el Estado cubano reconoce y garantiza a la persona el goce y el ejercicio irrenunciable, imprescriptible, indivisible, universal e interdependiente de los derechos humanos, entre los cuales se encuentra  ̶ reconocido en el artículo 46, relacionado con el 52 ̶  el derecho a la libertad y a transitar libremente por el territorio nacional, mientras que el artículo 54 de la nueva Constitución reconoce el derecho a la libertad de pensamiento, conciencia y expresión. Todos estos artículos han sido violados grosera y cobardemente por la Seguridad del Estado de Guantánamo, en este y otros múltiples casos.

EN el interrogatorio, Quiñones Haces les expuso a los oficiales que lo detuvieron que no continuaran cometiendo este tipo de abusos en su contra, y que se llenaran de valor y acusaran a los hijos de los jefes de la dictadura, que se dedican a viajar por EE.UU. y Europa a costa del dinero del pueblo.

Esta es la segunda ocasión, en menos de tres meses, que Roberto Jesús Quiñones Haces ha sido detenido por la Seguridad del Estado, la cual no sólo le prohíbe salir de Guantánamo, sino hasta sacar un nuevo pasaporte para viajar fuera del país.

Tanto la detención como la puesta en libertad del periodista, ocurrida a las 11.00 p.m. se produjo sin que mediara ningún documento legal.

[fbcomments]