IMÁGENES SENSIBLES: Cubano desolla gato en medio de crisis alimentaria

IMÁGENES SENSIBLES: Cubano desolla gato en medio de crisis alimentaria

La violencia contra los animales ha aumentado sustancialmente, aún más, con la crisis que enfrentan los cubanos para encontrar qué comer

Crueldad animal. Foto cortesía del autor

SANTIAGO DE CUBA, Cuba.- Muchos en Cuba suelen contar historias de personas que ante la escasez de alimentos en la isla en los duros años del Período Especial mataban a sus propias mascotas en un intento por sobrevivir a la hambruna. Estas prácticas de crueldad animal han persistido en el país y ahora se acentúan ante la falta de comida que azota a los cubanos, pues se está haciendo común que conseguir una libra de pollo se convierta en una carrera de obstáculos para la mayoría de los coterráneos.

Al respecto, un video publicado en la red social Facebook ha desatado una lluvia de comentarios. Se trata de un hombre, presuntamente de Santiago de Cuba, que sin preocupación y remordimiento le quita el cuero a un gato, y lo limpia, el cual se presume será utilizado para alimento. Esto mientras un menor de edad grababa con un teléfono celular.

 

 

 

A principios de la década de los 90, cuando Cuba entró en el llamado Período Especial, después de que se cayera el campo socialista, se comenzó a ver en la Isla este tipo de práctica, donde los cubanos comenzaron a comer gatos y otros animales para paliar el hambre. Al parecer la situación, considerada también de maltrato animal, está volviendo a hacerse común.

Este hecho, pese a las opiniones de repudio, ha obtenido varios comentarios de aprobación en redes sociales, donde alegan que “si hay hambre, hasta las cucarachas me como”, aseguró Tomiley Estupiñán, un internauta que aplaudía el acto de crueldad animal.

Otro usuario que se hace llamar en la red Papito Dayanelys señaló no entender la crueldad de las imágenes, “tiene hambre, y se come lo que sea y mientras que sea por comer no hay problema. Malo si lo hiciera por diversión, pero para alimentarse no me parece un crimen”, escribió.

Ante la crisis de comida los cubanos vuelven a comer gatos. Foto cortesía del autor

La violencia contra los animales en los últimos años ha aumentado sustancialmente, aún más, con la ausencia de legislaciones encaminadas a la protección de los animales y la escasez por la que atraviesa la Isla.

Según han dado cuenta las organizaciones no gubernamentales, los caballos, perros, gatos y gallinas son las especies más vulnerables y con mayor incidencia al maltrato animal, lo cual representa un grave problema de sensibilidad en la población cubana, y devenga en los propios seres humanos, que al practicar este tipo de crueldad también corren el riesgo de hacerlo contra otros seres humanos.

[fbcomments]