“No tenemos nada que ver con lo que sucedió en la Embajada”

“No tenemos nada que ver con lo que sucedió en la Embajada”

Los pastores Mario Félix Lleonart y Yoaxis Marcheco y el rapero Marichal calificaron las acusaciones del régimen como un “ataque muy bajo”

MIAMI, Estados Unidos. – La pareja de pastores cubanos Mario Félix Lleonart y Yoaxis Marcheco aseguraron a CubaNet que no tienen “absolutamente nada que ver con lo que sucedió en la Embajada” de Cuba en Washington, en referencia al tiroteo del pasado 30 de abril contra la sede diplomática.

Tras la identificación y el arresto del presunto autor del ataque contra la embajada, el cubano residente en Estados Unidos Alexander Alazo, el ministro de Relaciones Exteriores de la Isla, Bruno Rodríguez Parrilla, acusó a ambos pastores exiliados en Estados Unidos y al líder religioso Frank López, de la Iglesia Doral Jesus Worship Center, de haber alentado ese “acto terrorista”.

Marcheco dijo a CubaNet que ni ella ni su esposo conocen a la persona que disparó contra la sede diplomática del régimen de la Isla. “Yo y Mario primera vez que escuchamos su nombre (…) No hay forma alguna de que nos puedan vincular con esta persona”, sostuvo.

Interrogada sobre el uso de armas de fuego, la pastora declaró: “Es algo que dentro de mis convicciones no cabe: usar la violencia para defender algún tipo de ideal, aun cuando no critico a aquellos que en algún momento determinado han usado las armas para defender sus ideales. Vamos a partir del hecho de que el mismo régimen que ahora tanto habla de terrorismo y demás, pues también ha usado las armas y la violencia para defender sus supuestos ideales”.

Ambos pastores reconocieron que han estado “varias veces” frente a la Embajada de Cuba en Washington, “dentro de los marcos de la legalidad” de Estados Unidos. “Hemos ido sin ningún tipo de máscaras, de forma totalmente descubierta (…). Hemos ido allí para manifestarnos, para protestar delante de la embajada, en contra del régimen cubano”, precisó Marcheco.

El matrimonio de pastores ha acudido a la sede diplomática cubana en DC para reclamar la libertad del líder opositor José Daniel Ferrer, de los esposos Ramón Rigal y Ayda Expósito, presos por querer educar a sus hijos en casa, y del abogado y periodista de CubaNet Roberto de Jesús Quiñones Haces.

En todos los casos, el propio matrimonio ha documentado en redes sociales su presencia en las afueras de la Embajada cubana.

Para Lleonart, las acusaciones del régimen en su contra se tratan de un “ataque muy bajo, una difamación”. Con las declaraciones del canciller de la Isla, el pastor cree que el Gobierno está respondiendo a sus históricos reclamos por la democracia y la libertad en su país. “De repente han encontrado una manera de atacarnos en un suceso que no tiene nada que ver con nuestra proyección, con lo que creemos y lo que pensamos”, aseguró.

Destaca Yoaxys que ambos fueron involucrados en las acusaciones del régimen por su cercanía a DC y su participación en protestas públicas, cívicas y pacíficas frente a la Embajada cubana.

Además, según el matrimonio, al régimen le ha molestado su trabajo como miembros y coordinadores del Instituto Patmos, por el cual han elaborado informes acerca de las violaciones a las libertades religiosas y de movimiento dentro de Cuba.

“Todas esas cosas juntas molestan al régimen”, aseguró la pastora.

Asimismo, Marcheco cree que el ministro de Exteriores cubano involucró al pastor Frank López en sus acusaciones porque se trata de un “líder conocido”, que “tiene acceso a medios cristianos de televisión, además de un liderazgo fuerte y consistente. Es conocido por políticos de la Florida como Marco Rubio y Mario Díaz-Balart”.

Otra de las figuras que el régimen intenta implicar en los ataques es el rapero Michael Marichal.

Aunque el canciller Bruno Rodríguez no mencionó el nombre del cantante, sí lo mostró en una pantalla de televisión, en la que previamente había nombrado al pastor Frank López.

“Dio a entender que yo tenía que ver con ese hombre (Alexander Alazo) y yo nunca en mi vida lo había visto”, explicó Marichal a CubaNet.

El artista aseguró que tampoco ha tenido problemas de armas y que nunca se le ha vinculado a crímenes ni actos violentos la violencia.

“La única arma que tengo es la música, el hip hop. Mediante ese vehículo es que yo le he hecho daño a ellos”, agregó el artista.

Si tienes familiares en Cuba comparte con ellos el siguiente link (descargar Psiphon), el VPN a través del cual tendrán acceso a toda la información de CubaNet. También puedes suscribirte a nuestro Boletín dando click aquí.

Acerca del Autor

CubaNet

CubaNet

Noticias de Cuba – Prensa Independiente desde 1994

[fbcomments]