Coronavirus, el fantasma que recorre Holguín

Coronavirus, el fantasma que recorre Holguín

Las medidas tomadas por el gobierno son insuficientes para prevenir la propagación del nuevo coronavirus en un país vapuleado por la escasez y las penurias

(Foto del autor)

HOLGUÍN, Cuba. – La estrategia de control del COVID-19 en Holguín, según la doctora Katia María Ochoa Aguilera, directora de Salud en la provincia, incluye la creación de equipos de pesquisaje en los 42 policlínicos de la provincia encargados de visitar diariamente las casas de renta en pesos convertibles en busca de posibles turistas y nacionales contagiados.

De la misma manera, los hoteles del polo turístico tienen un equipo de pesquisadores. “Estamos vigilando a todos los huéspedes, pero sobre todo a los que provienen de países con alto riesgo del virus respiratorio, especialmente a los 84 italianos que hay en Holguín a quienes le tomamos la temperatura todos los días”, informó la funcionaria.

También precisó que se está aplicando el escáner de temperatura en el aeropuerto internacional Frank País, de Holguín, así como en la marina Vita y en los puertos de Antilla y Moa.

Pero estas medidas son insuficientes para prevenir la propagación del nuevo coronavirus en un país vapuleado por la escasez y las penurias económicas.

Diariamente, frente a las tiendas, se observan multitudinarias colas de personas necesitadas de comprar los productos básicos para subsistir. Las aglomeraciones, por supuesto, favorecen la propagación de enfermedades contagiosas como el COVID-19, causante de miles de muertes en el mundo.

“A mí me preocupan las colas, donde hay un conglomerado tremendo y una persona infectada puede diseminar fácilmente este virus y complicarle la situación a la familia y a la propia persona”, asegura la doctora María Eugenia Escobar Pérez, especialista de segundo grado del Centro provincial de Higiene y Epidemiología.

A modo de chiste, y debido a la amenaza latente del nuevo coronavirus sobre Cuba, los holguineros ―en sutil juego de palabras― han denominado a las largas colas como “colonavirus”.

En este sentido, el escritor holguinero y miembro de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), Manuel García Verdecia, aseguró en su perfil de Facebook que estaba aterrado por la presencia del virus en Cuba, “en un contexto de suma precariedad”. Aquí “las colas son multitudinarias y las escuelas, terminales de ómnibus, paradas y tiendas están abarrotadas de gente a la espera”, lamentó.

Asimismo, refirió que los medios higiénicos faltan. “No hay papel sanitario, ni alcohol, ni gargarismos u otros medios de defensa”.

Para mantener a raya el virus, solicitó a los cubanos residentes en el extranjero enviar estos productos a sus familiares en la Isla. A los que no cuentan con esa posibilidad, Verdecia sugirió: “pongámoslo en manos de Dios. Que tenga piedad de nosotros”.

Hasta ahora, advierte la doctora Escobar, lo ideal es tratar de bloquear la llegada o la transmisión. “Por ser una enfermedad nueva, todas las personas son susceptibles a ella. A cambio de otras dolencias que, por haberlas padecido en algún momento, nos dejan anticuerpos”.

La especialista insistió en el lavado de las manos como un método eficaz en la prevención. “Al toser o estornudar se utiliza el pañuelo y si no se lavan las manos y toca una superficie, el virus permanece ahí. Por eso la calidad del lavado de las manos es fundamental para cortar la transmisión”.

Sin embargo, el jabón es uno de los productos de aseo personal que escasea en Holguín. Tal desabastecimiento podría encontrar solución en abril, de acuerdo con la ministra de Comercio Interior de Cuba, Betsy Díaz Velázquez, aunque a esas alturas ya el nuevo coronavirus podría haberse diseminado por el país.

El aseo “nos ha estado faltando en el mes de enero. No vamos a tener todavía satisfecha la demanda ni en febrero ni en marzo, pero esperamos que con varias medidas que se están adoptando a partir del mes de abril podamos ir estabilizando la producción de aseo por la industria y con ello la oferta a la población”, dijo la funcionaria, poco antes de culpar al embargo de los EE.UU., como es habitual, de la escasez en Cuba.

Mientras llega abril, los productos de aseo y los alimenticios duplican su precio en el mercado informal. Por lo pronto, una reducida cifra de la población ha comenzado a usar el nasobuco como medio de prevención.

A pesar de que las cuatro fábricas de confección textil del territorio iniciaron desde hace varios días la confección de mascarillas, hasta el momento ningún establecimiento del territorio vende el demandado producto.

Sin embargo, las personas portan nasobucos confeccionados en casa o asegurados por otros medios.

“Este nasobuco me lo dejó mi hijo que vive en España cuando me visitó el año pasado”, dijo a CubaNet un señor que espera en una larga cola para comprar muslos de pollo en la tienda Modas Praga.

Pero, a falta de los originales, abundan los “nasobucos” improvisados con un pañuelo para la cabeza. En el peor de los casos, las personas utilizan la propia blusa o camisa para cubrir los órganos respiratorios externos.

Todos son medios de protección ineficaces cuando se sabe que las mascarillas tienen que ser de triple capa y deben plancharse cada tres horas para eliminar la humedad provocada por la boca y la nariz.

“Imagínese, estoy rodeada de muchas personas y tengo que protegerme contra el coronavirus y no tengo nasobuco”, dice una señora que se cubre con su blusa mientras hace cola en el mercado Ideal de la calle Miró de la ciudad de Holguín.

Las personas de la tercera edad están entre las más vulnerables al nuevo coronavirus. Es notorio el envejecimiento poblacional en Cuba, donde la población de la tercera edad alcanza el 23 % del total nacional. Holguín es una de las provincias que más padece esta situación: aquí las personas de 60 años y más representan el 20,6 % de la población.

“Las neumonías graves son la cuarta causa de muerte en el país y la tercera en la provincia, de ahí la necesidad de asumir conductas responsables y adecuadas ante la COVID-19, declarada pandemia por la OMS”, comentó la directora de Salud en la provincia.

Si tienes familiares en Cuba comparte con ellos el siguiente link (descargar Psiphon), el VPN a través del cual tendrán acceso a toda la información de CubaNet. También puedes suscribirte a nuestro Boletín dando click aquí.

Acerca del Autor

Fernando Donate Ochoa

Fernando Donate Ochoa

Periodista independiente. Reside en Holguín

[fbcomments]