Coppelia: bolas huecas y de un solo sabor

Coppelia: bolas huecas y de un solo sabor

La antigua catedral del helado es hoy templo de la estafa y el mal servicio

Ensalada Bola 10, hueca, Coppelia_foto de la autora
Ensalada Bola 10, hueca, Coppelia_foto de la autora

LA HABANA, Cuba. -Así como estamos obligados a tener un solo partido, en Coppelia nos imponen por estos días un solo sabor: vainilla. También el peor de todos, o el que menos gusta a los cubanos.
“Das vueltas y más vueltas tratando de hallar opciones, hasta que te rindes”, comenta Enrique, estudiante de la Facultad de Economía. Mientras, una joven que comparte nuestra mesa, añade: “Apenas te sientas, notas la mala atención de los empleados, y encima también la estafa. Esta bola de helado que me estoy comiendo está hueca por dentro, y cada ensalada cuesta 10 pesos ( 50 centavos de cuc), es un descaro. Después hablan de ética, en la televisión”.

Sin embargo, no todo funciona mal en esta hermosa, maltratada y subutilizada heladería habanera. Existe un salón exclusivo, llamado “Las cuatro joyas” (en clara alusión a las cuatro bailarinas clásicas cubanas Mirta Pla, Aurora Bosch, Loipa Araújo y Josefina Méndez), con precios no accesibles para el ciudadano corriente, donde hay variedad de sabores: caramelo, almendra, rizado de chocolate, vainilla chips, chocolate… Los precios oscilan entre 1.30 y 4.05 pesos convertibles (cuc).

En la tabla de servicios de este salón hay varias ofertas en que aparece tapado el formato de bola, pues, según dicen allí, se despacha de acuerdo con la especialidad. Pero el objetivo parece ser estafar a los clientes (sobre todo extranjeros) con respecto al precio del boleado. La bola grande se la cambian por la bola pequeña, que cuesta la mitad del precio que les obligan a pagar.

También, en la cremería estatal “Yangtsé”, ubicada en 26 y 23, Vedado, hay helados de un solo sabor. Allí consumen generalmente los vecinos: “Al menos aquí, a diferencia de Coppelia, se disfruta de un poquito de aire acondicionado”, comentan la pareja de Dulce y Sergio.

Por su lado, lejos de las decadentes cremerías estatales, se han abierto otras privadas. Una muy llamativa se llama “Éxtasis Tropical”, situada en la avenida 21, entre 44 y 42, municipio de Playa. Allí hay 10 sabores de helado, además de una variedad de siropes: menta, caramelo, fresa y chocolate, todo a precios módicos en moneda nacional.

Salón VIP Las Cuatro Joyas, en "moneda dura". Foto de la autora
Salón VIP Las Cuatro Joyas, en “moneda dura”. Foto de la autora

Hay gran afluencia de público: “Quien pasa por aquí, se queda enganchado”, comenta Albertico, camarero. En tanto, Lolita, cliente asidua, afirma: “Hay buen gusto y buena atención. Con una “ensalada” de bola grande te llenas, comerse una segunda ensalada es un reto”.

“Nieves” es el nombre de un helado popularizado por la telenovela brasileña Avenida Brasil, que transmite en estos días la TV Cubana. Consumirlo en “Éxtasis Tropical”, produce satisfacción.
Hay otras cremerías privadas, también buenas, como “Eyeyei”, en 19 y 52, en Playa; y “Mundo de Cristal”, en Cotorro. Compiten por los clientes, brindan buen servicio y tienen helados de distintos sabores.
Mientras, en Coppelia, inaugurada por el gobierno revolucionario en 1966, a bombo y platillo, con un menú que ofrecía 54 sabores y múltiples combinaciones, y que alguna vez fue conocida como La Catedral del Helado, desde hace mucho tiempo reinan el mal servicio y la estafa, bolas huecas y de un solo sabor.

Ensalada Bola 10, cremería Éxtasis_foto de la autora
Ensalada Bola 10, cremería Éxtasis_foto de la autora
[fbcomments]