Continúan cortes de asilo para los MPP durante cierre parcial de frontera México-EEUU

Continúan cortes de asilo para los MPP durante cierre parcial de frontera México-EEUU

Habrá audiencias de asilo mientras los edificios de las cortes sigan abiertos. Las nuevas restricciones fronterizas entre México y EEUU no afectarán a los MPP

méxico pmm coronavirus asilo político ley de ajuste cubano frontera estados unidos migrantes cubanos
Cierre parcial de frontera en puente Paso del Norte, de Ciudad Juarez, el sábado 21 de marzo, a las pocas horas de entrar en vigor las nuevas restricciones (foto del autor)

CIUDAD JUÁREZ,  México. – Poco antes de las 7 de la tarde del viernes, el lado mexicano del puente fronterizo Paso del Norte-Santa Fe en Ciudad Juárez, comenzó a cerrar los carriles de vehículos. Sólo uno de los tres quedó abierto.

Tres horas después entraba en vigor (y hasta el 20 de abril, a la misma hora) el cierre parcial de la frontera de Estados Unidos con México al “tráfico no esencial”, anunciado este mediodía en rueda de prensa el presidente Trump y su equipo.

Las restricciones serán, principalmente, para los viajes recreativos y turísticos que realizan las personas mexicanas que viven en la frontera y que poseen una visa láser fronteriza. La disposición no se aplicará para quienes poseen visados de trabajo ni al flujo de la actividad comercial, entre otras excepciones.

Esta medida intenta frenar el colapso sanitario y económico mundial que está provocando el contagioso nuevo coronavirus por cada país al que llega, sin que hasta ahora se sepa cómo parar la pandemia más que con medidas preventivas, que incluyen el aislamiento en las casas.

La pregunta para muchos de los miles de migrantes que esperan en México su proceso de asilo político en Estados Unidos bajo el programa de Protección del Migrante (MPP) no era cómo protegerse contra el nuevo coronavirus, sino qué pasará con sus cortes de asilo.

Al finalizar la tarde, el agente de Rubén Jáuregui y vocero de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CPB) de Estados Unidos aclaró la duda.

“Los migrantes en MPP podrán cruzar la frontera hacia Estados Unidos para ir a sus audiencias, siempre y cuando las cortes no se cierren por el coronavirus”, afirmó a CubaNet el vocero del CPB.

Por ahora, todas las audiencias de los MPP en la frontera sur estadounidense se mantienen, menos las que se realizan en San Diego, California, debido al toque de queda que se ha impuesto en todo el estado y que ha obligado el cierre de los edificios de las cortes.

Por el momento, todo sigue igual. Los migrantes en proceso de asilo deben presentarse a los puentes fronterizos para ir a sus comparecencias y evitar una orden de deportación en su ausencia. Si bien algunas se pueden cancelar porque los jueces se enfermen o no se presenten a su trabajo como medida de presión para que suspendan las audiencias de los MPP por motivos de salud pública, como ocurrió esta semana en la corte federal de El Paso, Texas, y sean reprogramadas.

Lo que no continuará será el llamado ordenado para cruzar a Estados Unidos y solicitar el asilo político de los migrantes que, finalmente, son retornados a México a esperar su caso dentro del protocolo del MPP, acordado entre los presidentes de Estados Unidos y México. Desde que se fue extendiendo, desde enero del 2019, por toda la frontera han sido retornados a México más de 60 mil solicitantes.

En Ciudad Juárez, donde se concentran más de 13 mil migrantes en proceso de asilo político para Estados Unidos, un 80 por ciento de Cuba, el Centro de Atención Integral a Migrantes (CAIM) del gobierno estatal anunció la suspensión temporal, hasta el viernes 3 de abril, de la convocatoria de los números para cruzar a Estados Unidos de quienes están registrados en la lista.

Los nuevos migrantes con intención de pedir asilo, que arriben para cruzar en un futuro podrán todavía apuntarse en la lista, en un horario reducido de 10 de la mañana a 1 de la tarde.

Las personas que, durante este cierre parcial de la frontera, crucen por su cuenta  a Estados Unidos, y pidan asilo político, se enfrentarán a que sus casos no sean procesados dentro del programa del MPP y serán devueltos a sus países de origen, incluido Cuba, sin que se sepa realmente aún cómo se llevará a cabo este proceso. Es lo que afirmó el secretario de Estado Mike Pompeo, en la rueda de prensa conjunta que ofreció anunciando esta nuevas restricciones temporales en la frontera, junto con el presidente Trump y otras máximas autoridades de la actual administración de Estados Unidos.

El nuevo coronavirus se ha llevado la vida de más de 11 mil 500 personas de todas las edades en China y Europa, entre otros países. Mundialmente, se contabilizan más de 280 mil contagiados, una cifra que va aumentando conforme las personas van a accediendo a la prueba para detectar si dan positivo.

En Estados Unidos han fallecido ya 220 personas y se han infectado más de 17 mil. En México, la cifra oficial de contagiados es de más de 203, con dos muertos pero se estima que sea mucha mayor, en una tierra sumida en una violencia brutal, donde hasta el presidente de México Andrés Manuel López Obrador ha minimizado la situación.

En México siguen sin tomarse medidas efectivas firmes para reducir un contagio masivo, que puede ser fatal en un país con un sistema de salud público muy por debajo de otros sistemas sanitarios como el de Italia y España que están sufriendo situaciones al límite, teniendo incluso que elegir a atender a los más jóvenes antes de los más ancianos, abriendo hospitales improvisados en hoteles y contratando urgentemente a miles de profesionales médicos, que se están enfermando.

En Ciudad Juárez han podido ser detectados dos casos positivos de coronavirus en un médico que viajó a Europa y una joven de 18 años que estuvo a Nueva York.  En la vecina El Paso, Texas, ya son 5 las personas que han dado positivo a este virus.

En un documento oficial, al que tuvo acceso CubaNet, se especifican lo que muchos fronterizos quieren saber: quiénes pueden entrar o no hacia Estados Unidos.

En cinco páginas se especifican los protocolos que los agentes de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de Estados Unidos seguirán durante este cierre parcial y temporal de la frontera al “tráfico no esencial”, por al menos un mes, para saber si deben de admitir o no a una persona, que no sea ciudadano estadounidense o residente, cuya entrada está garantizada.

Esta alteración temporal de la vida en la frontera sur de Estados Unidos “no deberá de interrumpir el comercio legítimo entre las dos naciones ni  las cadenas de suministro esenciales que aseguren que lleguen los alimentos, el combustible, los medicamentos y otros materiales básicos”.

La notificación especifica que estas regulaciones no se aplican a los viajes aéreos, ferroviarios o marítimos entre los Estados Unidos y México, pero sí a los terrestres y ferroviarios de pasajeros.

En este documento se incluye también a los miembros de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos y a sus familias, además de personas que realicen operaciones relacionadas con el Ejército de Estados Unidos.

A las 10:06 de la noche, hora local de Ciudad Juárez, se retornaba a México al primer vehículo. Poco antes, varias personas que estaban esperando un permiso de turismo para Estados Unidos en las oficinas del puente fronterizo, fueron obligadas a regresar.

Un nuevo período para las relaciones entre los dos países comenzaba. Una situación única que nunca se había dado en una de las ciudades más peligrosas del mundo y que ahora empieza a vivirse por un asesino invisible que mata sin armas.

Si tienes familiares en Cuba comparte con ellos el siguiente link (descargar Psiphon), el VPN a través del cual tendrán acceso a toda la información de CubaNet. También puedes suscribirte a nuestro Boletín dando click aquí.

Acerca del Autor

Judith Torrea

Judith Torrea

Judith Torrea es una periodista independiente que cubre la realidad de la frontera de México con Estados Unidos desde Ciudad Juárez, México. Es autora de dos libros y coautora de cuatro. Su trabajo ha sido reconocido desde sus inicios como reportera, con el premio nacional contra el racismo de Manos Unidas por su cobertura de la realidad inmigrante de las mujeres africanas en Europa, y el Ortega y Gasset, entre otros galardones en España, Alemania y Estados Unidos. Antes de vivir en la frontera, reportó el mundo de la política y economía europea desde Bruselas y Francia en Euronews, la televisión pública europea; formó parte del equipo de prensa que seguía al ahora ex alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg y cubrió el mundo de las estrellas del espectáculo en Nueva York como escritora principal de la revista People en español.

[fbcomments]