Cierre de mercado por cuenta propia genera nueva insatisfacción en Santa Clara

Cierre de mercado por cuenta propia genera nueva insatisfacción en Santa Clara

El Mercado de Buen Viaje ha sido, por décadas, de los más visitados por los santaclareños en busca de viandas, carnes y hortalizas

(Foto de la autora)

(Foto de la autora)VILLA CLARA, Cuba. – El Mercado de Buen Viaje ha sido por décadas de los más visitados por los santaclareños en busca de viandas, carnes y hortalizas. El sitio se encontraba separado por dos áreas principales de venta: una para los productos estatales y otra explanada donde se les permitía vender a los trabajadores por cuenta propia. La primera, más barata y mucho menos surtida que la segunda, en la que se podía encontrar, a precio de oferta y demanda, mercancía proveniente de muchos campesinos del Valle del Yabú.

A finales de la semana pasada, un operativo policial decomisó en la zona casi 3 000 libras de carne de cerdo a muchos vendedores particulares que tenían sus puestos ubicados en sus propias viviendas o dentro de un puesto fijo en la plaza, por el cual pagaban una cuota mensual para ocupar el espacio. Al día siguiente, el mercado por cuenta propia amaneció vacío y, hasta la fecha, no se ha ofrecido una explicación convincente relacionada con el hecho en los medios oficialistas.

“Eso fue el sábado. Mira, salían policías de hasta debajo de las piedras”, narra Heriberto Velazco, un carretillero que se dedica a vender cebolla y cilantro en el lugar y que se trasladó unas cuadras más allá para evitar la zona a la que tilda de “conflictiva”. “La cosa se puso mala y los cuentapropistas empezaron a recoger todo lo que tenían y a esconder otras cosas para que no se las decomisaran. Por ejemplo, la malanga, que les dijeron que no la podían vender a ese precio que tenían”.

Tras la redada, los cuentapropistas que comercializaban viandas y frutas en el lugar decidieron marcharse para evitar ser multados o detenidos. Muchos de los productos que allí se comercializaban son comprados a terceros, razón principal de los altos precios que estos particulares imponen. “Generalmente, todo el mundo pone los mismos precios”, confirmó a CubaNet Miladis Camacho, esposa de uno de los negociantes que operaba en el lugar antes del hecho.

“Los campesinos te los venden al precio que a ellos les convenga y por cantidades. Tampoco te los ponen muy baratos, porque ellos pasan mucho trabajo para lograr las cosechas. Nosotros tenemos que pagar el transporte y la mano de obra para que te suban las cosas al camión y para que, muchas veces, te la empaqueten y te la descarguen después. Los precios no los ponemos así porque queramos sacarles el triple como dicen por ahí, es porque, al final, mi familia también tiene que comer y vivir, y la vida está muy dura”.

Uno de los vendedores que sí decidió permanecer en el lugar comercializando puré de tomate y jugo de limón comentó que, a raíz de los decomisos, sus “colegas” han optado por mantener el negocio en sus casas, pero a expensas de que los puedan multar. “El operativo fue grande. Yo me quedé, porque mis papeles están en regla. Si te cogen con un camión aquí descargando mercancía te parten las patas. La gente se fue porque nadie se quiere arriesgar, pero ahora el pueblo es el que paga las consecuencias”.

A causa del cierre repentino del mercado privado, la nave en la que se comercializan los pocos productos del mercado estatal amanece atestada de santaclareños. Esta última semana apenas han sacado allí a la venta frutabombas verdes, guayabas, calabazas y yucas que, al decir de la propia dependienta, “es mejor tirárselas a los puercos, porque no se ablandan”.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Laura Rodríguez Fuentes

Periodista. Ha escrito para Vanguardia, OnCuba, La Jiribilla y El Toque. Reside en Villa Clara

[fbcomments]