Cien Mentiras de Fidel Castro (VI)

Cien Mentiras de Fidel Castro (VI)

Castro apoyó la invasión de Checoslovaquia -que violaba el principio del respeto a la soberanía y de no intervenir en los asuntos internos de otros países -justificando lo injustificable

Fidel Castro; Cuba;
Fidel Castro (Foto: Cubahora)

MIAMI, Estados Unidos. – ¿Por qué llamo a este tema “Cien Mentiras de Fidel Castro”? Porque él afirma lo contrario de lo que piensa, disfraza su pensamiento haciendo que sus pronunciamientos parezcan otra  cosa. Porque falsifica lo prometido quebrantando su palabra. De él podemos decir que “Miente más que habla”.

A fin de comprender las acciones de Fidel Castro, es necesario entenderlo como lo que  realmente es, no como la gente quiere que sea. Es un hombre con dos caras, una es la cara de un revolucionario que promete prosperidad, democracia y la restauración de la Constitución cubana de 1940. La otra es la cara de un mentiroso que dice y promete cualquier cosa con objeto de permanecer en el poder de por vida.

Las siguientes infames mentiras fueron utilizadas por Fidel Castro para engatusar al pueblo cubano, para más tarde traicionar los verdaderos principios de la revolución convirtiendo la isla en un satélite de la Unión Soviética.

43. “No hay la menor duda de que nosotros vamos a tener una industria de cítricos superior a la industria de cítricos de la Florida. De eso no hay la menor duda.” (Discurso 6 de enero de 1968, La Habana)

En 1958 la producción de naranjas llego a 44 000 TM con una población de 6,6 millones. En 2014 fue solo de 36 103 TM con una población de 11.2 millones. La producción per cápita en 2014 fue de solo el 51% de la del 1958. Otro de los fracasados planes de Fidel Castro.

44. “Se ha podido precisar que el Che estuvo combatiendo herido hasta que el cañón de su fusil M-2 fue destruido por un disparo, inutilizándolo totalmente. La pistola que portaba estaba sin “magazine”. Estas increíbles circunstancias explican que lo hubiesen podido capturar vivo. Las heridas de las piernas le impedían caminar sin ayuda, pero no eran mortales.” Fidel Castro, “Una introducción necesaria” al Diario de Bolivia del Che Guevara, Julio de 1968.

Félix Rodríguez con Che Guevara después de su captura in Bolivia (Foto de archivo)

Al momento de ser hecho prisionero, el Che estaba herido levemente en la pierna. Con el rifle en alto gritó a sus captores en Bolivia: ¡No disparen, soy el Che, valgo más vivo que muerto! Su pistola de 9 milímetros tenía todas sus balas al entregarla.

La explicación de la captura del Che por el Ejército Boliviano brindada por Castro es pura ficción. No hay absolutamente ninguna prueba de que haya sucedido de esa manera. Ninguna de las recopilaciones actuales respalda a Castro en su descripción de los hechos. Por el contrario, todo apunta a que el Che se rindió sin luchar hasta la última bala. La batalla continuó en pleno apogeo aún después que el Che se rindiera. Sus hombres, a diferencia de él, continuaron luchando hasta la última bala.

La descripción de Castro no coincide en nada con la del Sargento Bernardino Huanca  (Jon Lee Anderson, Che Guevara a revolutionary Life, 1997, p.733), ni con la del Capitán Gary Prado, comandante de la unidad que capturo al Che (The Defeat of Che Guevara, 7/24/1990). Tampoco con la del Capitán Félix I. Rodríguez (Shadow Warrior, Simon & Schuster, October 1989), exagente de la CIA que participó en su captura, ni con la investigación llevada a cabo en el lugar de los hechos por Marcos Bravo, un prominente líder del Movimiento 26 de Julio (La Otra Cara del Che, Editorial Solar, 2004). Castro, cuando describió la captura del Che, ignoraba la presencia en el lugar de los hechos de dichos testigos oculares.

45. “La producción de leche deberá aumentar aproximadamente 4 millones de litros de leche diarios más por año. Es decir, que si alcanzamos cuatro en 1970, alcanzaremos ocho en 1971, doce en 1972; ¡irá creciendo a ese ritmo hasta alcanzar la producción de treinta millones de litros de leche diarios en 1975!” (Discurso, 17 de Julio de 1968)

Desde 1962, cuando la libreta de racionamiento fue introducida, solamente un litro de leche suministrado por la libreta era vendido a niños menores de siete años y a adultos con una dieta especial por prescripción médica. En 1958, el consumo anual fue de 146 litros per cápita, con una producción anual de 960 millones de litros. La producción anual en el 2014 fue  de 571 millones de litros, equivalente a 51 litros per cápita anual. La producción de leche en 2014 fue el 59% de la del 1958, y el consumo solo el 35%. Otra promesa incumplida que pasó a ser una mentira descarada.

46. “Y será sin duda un éxito extraordinario de nuestra Revolución que en 1970, al cabo de 11 años, la producción total de la agricultura de Cuba haya aumentado un 100%. En el año de 1970 la producción agrícola será el doble de lo que fue la producción agrícola en 1958.” Discurso 17 de Julio de 1968.

Anaqueles de un supermercado en Cuba (Foto: BBC)

La producción agrícola no aumentó inclusive durante el periodo de 30 años de subsidios de la Unión Soviética. Al terminarse los subsidios soviéticos en 1991, la producción agrícola cayó drásticamente, y del 2001 al 2007 permaneció estancada. Desde que se introdujeron las reformas económicas en el 2008 la producción agraria ha declinado. Las reformas, más nominales que reales, han fracasado. En 1958 Cuba producía el 75% de los alimentos consumidos por la población; en la actualidad importa el 75% de los alimentos. Según las estadísticas del régimen, en el 2013 se gastaron $2 000 millones en la importación de alimentos y productos de la agricultura. La incapacidad del régimen de aumentar la producción agrícola es motivo de creciente preocupación por parte del pueblo.

47. “Porque lo que no cabría es decir aquí que en Checoslovaquia no se violó la soberanía del Estado checoslovaco. Eso sería una ficción y una mentira (…) Lo esencial que se acepta o no se acepta, es si el campo socialista podía permitir o no el desarrollo de una situación política que condujera hacia el desgajamiento de un país socialista y su caída en brazos del imperialismo. Nuestro punto de vista es que no es permisible y que el campo socialista tiene derecho de impedirlo de una forma o de otra.” (Discurso, Análisis de los eventos en Checoslovaquia, 23 de Agosto de 1968)

Castro apoyó la invasión de Checoslovaquia, la cual aplastó las legítimas aspiraciones populares de la “Primavera de Praga”, violando el principio del respeto a la soberanía y de no intervenir en los asuntos internos de otros países, justificando lo injustificable.

Debido  principalmente al fracaso de la economía, Castro decidió apoyar la “Doctrina Brezhnev”, la cual justificaba la intervención militar en un país socialista si este trataba de establecer un régimen democrático. El régimen castrista fue recompensado con un aumento de la ayuda económica y militar soviética. Esto causó un aumento de la dependencia económica cubana de la URSS. Castro adoptó una posición totalmente inmoral y oportunista.

48. “Naturalmente que la ganadería nuestra tradicional es la ganadería cebú (…) Es decir, un animal bastante resistente, pero que no produce leche (…) Necesitamos el ganado Holstein como base para desarrollar algunas razas nuevas de ganado, y sobre todo para producir híbridos de ganado lechero con ganado cebú (…) Entre otras cosas, para las 600 000 vacas lecheras que tendrá la provincia de La Habana, ¡seiscientas mil vacas lecheras en el año 1975! (…) Y la provincia llegará a algo más, algo que parecía difícil hace algún tiempo: en el futuro se autoabastecerá de carne, ¡de carne!” (Discurso de 30 de enero de 1969).

La producción de leche de las razas Holstein y Brown Swiss, importadas desde 1927,  están por encima del promedio. Los resultados de la inseminación artificial de ganado Holstein con Cebú para desarrollar una nueva raza de ganado la F-1, que tendría la producción lechera de la Holstein y la resistencia del Cebú, terminó en fracaso. Se invirtieron excesivos recursos financieros en la compra de sementales, equipos técnicos y centros experimentales genéticos. El resultado fue una disminución en la producción de leche y de carne.

El deterioro progresivo de la masa ganadera, que de 6,33  millones de cabezas de ganado con una población de 6,6 millones en 1958 equivalente a 0,96 reses por habitante (Asociación Nacional de Ganaderos de Cuba, 1958), se redujo a 3,81 millones con una población de 11,22 millones, equivalente a 0,34 reses por habitante (ONE 2018), se ha debido principalmente al fracaso de los descabellados planes de Fidel Castro.

49. “Y es un motivo grande de satisfacción poder asegurar en este momento que disponemos de la caña necesaria para los 10 millones de toneladas de azúcar (…) El rendimiento que se pretende es 11,75 físico (…) Y puede decirse ya que la inmensa mayoría de esta zafra de los 10 millones la harán los voluntarios.” (Discurso, 27 de octubre de 1969, Teatro Chaplin -antiguo Teatro Blanquita- La Habana)

Corte de caña por voluntarios durante la zafra de los diez millones (Foto FAO)

Fidel Castro, en 1959, culpó a la industria azucarera de ser el factor determinante del subdesarrollo en la isla, y el Che Guevara dijo que la cuota azucarera estadounidense era un “instrumento de la opresión imperialista.” Cuando Guevara fue nombrado Ministro de Industrias en 1961 procedió a reducir el área cultivada de caña de azúcar y desvió la mano de obra ociosa a otras actividades. Su intento de  industrialización fracasó y en 1963 el plan fue abandonado.

Castro revirtió el curso en 1965 y declaró que el azúcar era la columna vertebral de la economía, dedicándose a preparar las condiciones para la llamada “zafra de los diez millones” en 1970. La zafra solo alcanzó 8.53 millones de TM con un rendimiento industrial de 10.71%, el más bajo en la historia de la industria azucarera. El fracaso se debió, entre otros factores, a la movilización de ciento de miles de trabajadores  que fueron llevados a los campos de caña como voluntarios, los cuales carecían de experiencia en el corte de caña y ocasionaron daños irreparables en la cosecha. La desorganización creada por dicho esfuerzo tuvo un efecto negativo en la economía del país. La zafra de 1970 tuvo una duración de 280 días. En comparación, la zafra de 1952 de 7,3 millones de TM, se llevó a cabo en sólo 110 días. El declive de la industria azucarera cubana ha sido causado por la inepta administración del régimen castrista.

Recibe la información de Cubanet en tu teléfono a través de Telegram o WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 498 0236 y suscríbete a nuestro Boletín dando click aquí.

[fbcomments]