Cien Mentiras de Fidel Castro (IX)

Cien Mentiras de Fidel Castro (IX)

Castro combatió como agente de la Unión Soviética durante la Guerra Fría en África, pues esta no tenía intención de arriesgar vidas rusas en lugares como Angola

Fidel Castro; Cuba;
Fidel Castro (Foto: The Namibian)

MIAMI, Estados Unidos. – ¿Por qué llamo a este tema “Cien Mentiras de Fidel Castro”? Porque él afirma lo contrario de lo que piensa, disfraza su pensamiento haciendo que sus pronunciamientos parezcan otra  cosa. Porque falsifica lo prometido quebrantando su palabra. De él podemos decir que “Miente más que habla”.

A fin de comprender las acciones de Castro, es necesario entenderlo como lo que  realmente es, no como la gente quiere que sea. Es un hombre con dos caras, una es la cara de un revolucionario que promete prosperidad, democracia y la restauración de la Constitución cubana de 1940. La otra es la cara de un mentiroso que dice y promete cualquier cosa con objeto de permanecer en el poder de por vida.

Las siguientes infames mentiras fueron utilizadas por Fidel Castro para engatusar al pueblo cubano, para más tarde traicionar los verdaderos principios de la revolución convirtiendo la isla en un satélite de la Unión Soviética.

62. “La actual generación no tiene que librar la batalla contra el analfabetismo, porque hace mucho tiempo, desde el año 1961, el analfabetismo prácticamente fue erradicado.” (Discurso en la Ciudad Libertad, el 8 de enero de 1989)

El censo de 1970 muestra una tasa de analfabetismo de 10,7% de la población mayor de 15 años. El número de analfabetos mayores de 10 años en 1958 era de 894 600, con una tasa de analfabetos de 18% (Archivos Ministerio de Educación de Cuba). Extrapolando para mayores de 15 años, la tasa de analfabetismo sería de 16.4%,  y doce años más tarde en 1970 se había reducido solo en un 5.7%. Y todavía en 1995 el Instituto de Estadísticas de la UNESCO reportó  una tasa de analfabetismo de la población mayor de 15 años de 4.1%.  En cuanto a la erradicación del analfabetismo, otra mentira más.

Ejército de la batalla contra el analfabetismo (Foto de archivo)

Las estadísticas de la ONU revelan que todo el hemisferio ha hecho enormes progresos en la alfabetización en los últimos 40 años, sin la necesidad de “librar una batalla contra el analfabetismo”. La disminución de la tasa de analfabetismo no es excusa alguna para introducir un régimen totalitario.

63. “Creía el enemigo imperialista que ocultaríamos las bajas en Angola, la misión más prolongada y compleja que cumplió ya 14 años, como si fuera una deshonra o una mancha para la Revolución (…) También tuvimos el honor de combatir junto a los valerosos hijos de Namibia, a los patriotas de Guinea Bissau y a los insuperables soldados etíopes.” (Discurso en El Cacahual, La Habana, 7 diciembre de 1989)

Visita de Gorbachov a Cuba, abril de 1989 (Foto de archivo)

Según cifras oficiales, 2 289 fue el número total de muertos del ejército en las guerras en África.

Desde noviembre de 1965 hasta mayo de 1991, alrededor de 490 000 cubanos sirvieron en África, de los cuales 432 000 fueron tropas de combate. En las estadísticas de las guerras de ese periodo, el promedio total de muertos es 1 de cada 60, y la proporción de heridos y desaparecidos a muertos es de 2.5 a 1. Basados en dicha estadísticas, el total de cubanos muertos en las guerras africanas es de alrededor de 7200 y 18000 el número de heridos/desaparecidos, equivalente a más de 25000 bajas. Es evidente que el número total de muertos es tres veces mayor que las cifras oficiales del régimen.

Cientos de miles de ciudadanos extranjeros, tantos militares como civiles han muerto en África en las guerras internacionalistas del régimen castrista y su apoyo a la subversión.

Castro combatió como agente de la Unión Soviética durante la Guerra Fría en África, pues esta no tenía intención de arriesgar vidas rusas en lugares como Angola, sacrificando en cambio las vidas de cubanos y africanos como carne de cañón en el tira y afloja entre Moscú y Washington.

64. “Nosotros a raíz de la visita del compañero Gorbachov en abril de este año, expresamos públicamente ante la Asamblea Nacional nuestro criterio de que debía respetarse el derecho de cualquier país socialista a construir el capitalismo si así lo deseaba, del mismo modo que exigimos el más estricto respeto al derecho de cualquier país capitalista a construir el socialismo.” (Discurso 7 de Diciembre de 1989)

Castro, alarmado por la democratización del campo socialista y el recorte de los subsidios, dio un giro de 180 grados con respecto a su soporte de la violación de la soberanía de Checoslovaquia en 1968, manifestándose ahora en apoyo del respeto a la soberanía de los países. Maquiavelismo puro.

Se alineó con aquellos países que estaban opuestos a la Perestroika (cambios políticos y económicos) y el Glasnost (apertura y transparencia). Calificó de contrarrevolucionarios a aquellos que estaban a favor de los cambios con el objeto de mantener el statu quo que garantizaba sus ambiciones personales.

65. “Las mujeres fueron discriminadas en nuestro país. Cuando triunfó la revolución, solo 190 000 mujeres trabajaban. Trabajaban en bares, eran criadas y cosas por el estilo.” (Entrevista en el programa de TV Cara a Cara, Sao Paulo, Brasil, 15 de marzo de 1990)

Las mujeres recibieron el derecho de votar en febrero de 1934. La Constitución de 1940 prohibió la discriminación por motivos de sexo y exigió la igualdad de remuneración por igual trabajo. Antes de la revolución, las mujeres habían sido elegidas para la Cámara de Representantes y el Senado de Cuba. En las elecciones de 1954 tres mujeres fueron elegidas como senadoras y el 14% de la Cámara de Representantes eran mujeres. Ellas ejercieron como alcaldes, jueces, miembros del gabinete, consejeras municipales y miembros del servicio exterior cubano.

En 1991 solo tres mujeres servían en el Buró Político y solo el 16% del Comité Central eran mujeres. El nombramiento por el régimen castrista de mujeres en instituciones políticas ha sido mínimo.

66. “Hemos avanzado tanto que hoy en día hay 1 400 000 mujeres en la fuerza laboral del país; son casi el 40 por ciento de la fuerza laboral del país; ellas constituyen el 58 por ciento de la fuerza técnica del país, el 58 por ciento [repite]; son el 55 por ciento de los estudiantes universitarios, y son el 61 por ciento de los estudiantes pre-universitarios.” (Programa de la TV Cara a Cara, Sao Paulo, Brasil, 15 de marzo de 1990)

En el censo realizado en Cuba en 1953, las mujeres representaban el 19.2% de la fuerza laboral en el país, y alrededor del 25% estaban empleadas como sirvientas. La tasa de aumento anual creció 0,5% para las mujeres en la fuerza laboral, y en 1958 las mujeres ocupaban el 21,7% de los empleos.

Antes de 1959, las mujeres cubanas ingresaron a profesiones como la pedagogía, la medicina, la arquitectura y el derecho con mayor frecuencia que en los Estados Unidos. Las mujeres representaron el 46 por ciento de los empleos de profesionales y semiprofesionales de Cuba. En 1957 comprendían el 45% de los universitarios. En 1958, las mujeres cubanas gozaban de más seguridad y estabilidad laboral que los hombres y estaban menos afectadas por el desempleo.

67. “En Cuba no hay ninguna mujer que se vea obligada a venderse a un hombre, a un extranjero, a un turista. Las que así lo hacen actúan por su propia cuenta y riesgo, voluntariamente. Podemos decir que son prostitutas sumamente educadas y muy saludables, porque somos el país con el número más bajo de casos de SIDA (…) Por lo tanto, no hay realmente prostitución más sana que la de Cuba.” Discurso en la Asamblea Nacional el 11 de julio de 1992.

Dijo en el mismo año: “Las mujeres cubanas se hacen jineteras (prostituyen) por que les gusta el sexo.” Remarcó en 1993 que “gracias al Socialismo las jóvenes Cubanas deben ser las prostitutas más limpias y mejor educadas del mundo.” (Sex Tourism and Child Prostitution in Cuba)

El ministro del turismo del régimen  ha lanzado una campaña internacional anunciando el esplendor  de las mulatas cubanas, usándolas como carnada, distribuyendo pasquines (posters) de playas de arena blanca y mujeres cubanas con el torso desnudo (topless) a las agencias de viaje alrededor del mundo. El sexo, por supuesto, es la razón primordial por la que la mayoría de los turistas viajan a Cuba.

Esta investigación informa de la existencia de prostitución infantil y tráfico de niños en Cuba, y añade que las autoridades cubanas no han tomado medidas activas para reducir dicha actividad ilegal.

68. “La Revolución liquidó el “pordioserismo”, la Revolución liquidó el juego, la Revolución liquidó las drogas, la Revolución liquidó la prostitución.” (Discurso, 24 de Noviembre de 1994 en el teatro Carlos Marx (antiguo Teatro Blanquita, inaugurado en Diciembre de 1949, con capacidad para 6,600 personas sentadas)

Antes de 1959 la mayor parte de la prostitución se hallaba concentrada en zonas de tolerancia en las principales ciudades, donde era legal el ejercicio de la misma. El Ministerio de Salubridad y Asistencia Social mantenía un registro de las prostitutas, expidiéndoles un carnet de salud necesario para ejercer la prostitución. En el 1960 se ilegalizó el ejercicio de la prostitución,  se eliminaron las zonas de tolerancia y, con ellas, el control sanitario, resultando en la expansión de la prostitución hacia diversas zonas de las ciudades y el incremento de las enfermedades venéreas. La prostitución infantil prácticamente no existía y la  masculina era mínima.

La prostitución y el uso de las drogas en Cuba se han multiplicado con creces. La prostitución está constituida por un ejército clandestino integrado por jóvenes de ambos sexos, proxenetas, niños y pederastas. En Cuba el turismo sexual es promovido por el régimen castrista, que ha convertido la isla en un burdel.

69. “La tasa de analfabetismo en nuestro país es de 37,5%.” (Diciembre 17 de 1960, en el programa de CMQ-TV “Ante la Prensa”)

En la página 9 del documento “V Congreso del Partido Comunista de Cuba”, que tuvo lugar del 8 al 10 de octubre de 1997, Castro, refiriéndose al período anterior a 1959, dijo: “de un país con más del 40 por ciento de analfabetos”. (Granma Internacional, Octubre de 1997, La Habana)

La tasa de analfabetismo en  Cuba era del 18% en 1958 para los mayores de 10 años de edad (Archivos del Ministerio de Educación de Cuba), ocupando el tercer lugar en América Latina. El régimen tiene como norma el inflar el porcentaje de analfabetos antes de 1959, utilizando la tasa de analfabetismo de 23,8% correspondiente al censo de 1953. Las estadísticas del régimen reconocieron el verdadero porcentaje al confirmar que en 1961, “de un total de 929 207 analfabetos identificados, se le enseñó a leer y a escribir a 707 212 de ellos; 221 995 no aprendieron”. (Verde Olivo, La Habana, 16 de agosto de 1968)

En 1958, la población mayor de 10 años de edad era de 4,97 millones, y el número de analfabetos 894 600. En 1961 la población mayor de 10 años era de 5,15 millones y el número de analfabetos 929 207. La verdadera tasa de analfabetismo basado en las figuras del régimen fue del 18%, el mismo porcentaje que en 1958. Es obvia la manipulación de las cifras por parte del régimen.

Recibe la información de Cubanet en tu teléfono a través de Telegram o WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 498 0236 y suscríbete a nuestro Boletín dando click aquí.

[fbcomments]