Chile, caos y protestas copiando a Ecuador y Francia

Chile, caos y protestas copiando a Ecuador y Francia

Los disturbios en Chile han ido en aumento hasta causar que el Metro, que transporta diariamente casi 3 millones de personas, cerrase todas las estaciones

Chile protestas Metro de Santiago
Chile, caos y protestas copiando a Ecuador y Francia. (Foto: EFE)

NUEVA YORK, Estados Unidos.- Los izquierdistas están fomentando toda clase de desmanes en Chile, apoyados por grupos descontentos con el alza de los precios del Metro. “Estamos igualitos que Ecuador y Francia”, comentaba Rosario, una chilena que vive en el sur del país.

El ambiente de desórdenes lo ha mantenido por meses parte del estudiantado, que exige cambios en el sistema de educación y ha llevado a cabo —constantemente— huelgas y protestas, especialmente en la capital chilena.

Los partidos de izquierda no están satisfechos con que la derecha esté gobernando el país y han atizado el descontento del pueblo ante las últimas medidas en el alza de los pasajes en el popular Metro de Santiago.

Ante los desmanes, el Gobierno chileno decretó el Estado de Emergencia para controlar los sectores de Santiago que el viernes fueron escenario de violentas protestas, y puso en manos de un mando militar la seguridad de la zona.

El Estado de Emergencia implica una restricción a la libertad de locomoción y reunión por un plazo 15 días.

La radicalización de las protestas ciudadanas, por el aumento del precio del billete del metro de Santiago, derivó el viernes en una jornada de graves desórdenes, con incendios en varios puntos de la capital, saqueos y actos vandálicos que sumieron a la capital en el caos.

Mientras los efectivos policiales del cuerpo de Carabineros trabajaban para tratar de calmar los disturbios, unidades de bomberos apagaban las llamas en diversas estaciones del metro, en autobuses urbanos incendiados en barricadas callejeras, e incluso en la sede de Enel, la compañía de Electricidad del país, incendiada por un grupo de vándalos.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, por cadena nacional de radio y televisión, llamó a la calma y dio a conocer las medidas para aplacar los disturbios: “Frente a los graves y reiterados ataques y atentados contra las estaciones y las instalaciones del metro de Santiago, contra el orden público y la seguridad ciudadana, he decretado Estado de Emergencia. El objetivo es muy simple pero muy profundo: asegurar el orden público, la tranquilidad de los habitantes de la ciudad de Santiago, proteger los bienes tanto públicos como privados y, por sobre todo, garantizar los derechos de todos”.

El militar a cargo de implementar las medidas de orden es el general de división Javier Iturriaga del Campo, quien desde el viernes se hizo cargo de la Defensa Nacional en las zonas de la Región Metropolitana (RM) más afectadas por los desórdenes.

El decreto implica directamente la provincia de Santiago —que alberga la mayor parte de las comunas de la Región Metropolitana—, la provincia Chacabuco y las comuna de Puente Alto y San Bernardo, sectores todos pertenecientes a la RM.

La medida de Estado de Emergencia, en caso de ser necesaria, puede ser prorrogada por otros 15 días, si el Congreso Nacional lo autoriza. Actualmente, fuerzas militares patrullan los sectores más conflictivos.

Desde el pasado lunes cientos de personas, en especial estudiantes de secundaria y universitarios, protestaban por el alza de 30 pesos en el precio de los billetes del Metro, decretado hace dos semanas hasta los 830 pesos actuales (unos 1.2 dólares).

Los estudiantes acudieron en masa a las estaciones del Metro colándose sin pagar, causando destrozos y enfrentándose a la Policía.

Los disturbios fueron en aumento hasta motivar que el Metro de Santiago, que transporta diariamente casi 3 millones de personas, cerrase el viernes todas las estaciones, lo que produjo el colapso del tránsito de vehículos y peatones, que se quedaron sin locomoción.

En paralelo, grupos violentos radicales tomaron el protagonismo con enfrentamientos directos con los Carabineros, y la quema y destrozo de varias estaciones del metro y transporte urbano.

Según los primeros informes, 19 estaciones de metro y 16 autobuses fueron dañados, 180 personas fueron detenidas.

El Metro de Santiago, en Chile es una empresa privada en cuya propiedad participa el Estado chileno. El precio lo fija el llamado Panel de Expertos con base en varios indicadores, como la inflación, el costo de los suministros para su operación y el tipo de cambio, entre otros, y es aprobado por el Ministerio de Transporte.

Con drásticas medidas, el gobierno chileno trata de detener la anarquía que ha afectado especialmente a Ecuador en las últimas semanas.

Recibe la información de Cubanet en tu teléfono a través de Telegram o WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 498 0236 y suscríbete a nuestro Boletín dando click aquí.

[fbcomments]